(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

ARTISTAS INVITADOS /  WILMER FLÓREZ

 ReVista OjOs.com     MARZO DE 2014

Foto: Sergio Trujillo Béjar

WILMER FLÓREZ

 

A partir de la investigación sobre una estética de la sexualidad, del goce y del éxtasis, he llegado a numerosos manuscritos y manifiestos que rinden culto a Eros.

 

Relaciono estas imágenes a una transgresión de lo pictórico. Exalto lo censurable y explicito del plano simbólico en las imágenes sexuales; lo que llaman pornográfico, que ha estado presente siempre en la cultura de la humanidad, no siempre denominado así, e incluso siendo objeto de culto espiritual y religioso. El erotismo sustituye la vida ordenada por una alegría y desorden de los sentidos que se ha visto como elemento sagrado en culturas distintas a la occidental que lo tachó de demoniaco y de pecado, de incorrecto y destinado solo a la función reproductiva, pero no al deseo, no al erotismo. Un culto al erotismo en el arte permitiría ver y dar luz sobre los comportamientos humanos, sobre sus alegrías y tragedias, sobre su éxtasis y su locura. Arrojaría luz sobre lo innombrable, sobre lo que algunos se niegan a ver y prohíben ver.

 

Las imágenes alegres de Eros y las danzas dionisíacas de la transgresión evidencian una cosmología orgásmica y numerosas mecánicas del amor. Un plano simbólico estigmatizado y mitificado, ignorado y prohibido. Un plano simbólico a explorar por medio del arte de la pintura y el dibujo, a través de una vasta historia de las imágenes del amor y los actos sexuales. Una simbolización de lo sexual en la alegría de los sentidos. Una mirada al imperio de las sensaciones. A los complejos fetiches del deseo.

 

Es la impactante transgresión de los sentidos y de las prohibiciones de la imagen lo que deseo mostrar en mi obra, dar a probar el dulce sabor del vino dionisíaco por medio del arte visual. La humanidad se estremece censurable en actos innombrables, celebro los festines y las locuras exquisitas en las artes para liberar instintos básicos de nuestra naturaleza. Para hacerlos visibles gracias a las creaciones estéticas. Para tenerlos presentes y no callar hipócritamente ante las visiones de nuestros instintos y prácticas sexuales.

 

Con mi arte quiero: representar las filias y los deseos eróticos. Convertir las imágenes sexuales en iconos religiosos. Enaltecer las pasiones humanas. Viajar por la libido de las culturas y la historia explorando el erotismo en sus manifestaciones artísticas. Derribar la muralla de la censura, provocarla, incitarla, escandalizar la forma inquisitiva con la que los colombianos juzgan las cosas. Quiero hacer feliz a quienes disfrutan de su erotismo. Quiero explorar por medio de estas imágenes las contenciones morales, las perversiones medievales, los ritos sexuales, las historias clandestinas, órdenes y sumisiones, goces y placeres.

 

A partir de la investigación sobre una estética de la sexualidad, del goce y del éxtasis, he llegado a numerosos manuscritos y manifiestos que rinden culto a Eros. En principio mi investigación sobre la historia del arte se enfocaba en el concepto de la transgresión. Bajo la pregunta de ¿Qué artistas transgredían los limites de las artes? De este modo me halle ante la obra de Courbet, El origen del mundo, y la obra de Orlan, en respuesta a la anterior el origen de la guerra. Se trata de la representación enfocada solo en el sexo de una mujer y un hombre, respectivamente. Unas pinturas que se podrían tildar de pornográficas pero que evidencian la atracción hacia hacer visible nuestro deseo y nuestra concepción simbólica de la sexualidad. De este modo me encontré con una historia del arte erótico, presente en todos los tiempos y todas las culturas. En variedades inmensas de formas estéticas y cultos religiosos. En imaginarios contemporáneos y paganos, fantasiosos y anecdóticos, subliminales y surreales.

 

La investigación me llevo a iniciar una colección de la cultura erótica: en el cine, la literatura, las artes visuales y la música. Con unos colegas creamos música sucia y hormonal, una emisora que se puede encontrar en Facebook y ha estado funcionando desde 2012. Se crearon numerosos colectivos, unos movimientos políticos ficticios como el partido libertino, el partido marrón o la guerrilla de las fuck E.P (ejercito porno). Ahora estamos creando un grupo llamado Sociedad Explícita. En conjunto con un gran número de artistas queremos mostrar obras de arte que pongan de manifiesto unas tendencias artísticas y unas transgresiones estéticas alrededor del erotismo.

 

Cosmonauta Ultravioleta.

Wilmer Flórez.

 

 

 

PRIMER MANIFIESTO DE LA PINTURA PORNO

SUBVERSIONES DE LA IMAGEN

 

Las flechas fulminantes del dios greco-romano Eros hieren el lienzo y el papel.

El mensajero de Venus, la diosa más puta, proclama:

El amor a la carne

Al éxtasis y a la pequeña muerte

El amor al orgasmo en la imagen

El amor al deseo y a la libido

Su manifestación en la imagen pictórica

La visión del orgasmo

Del coito y del fetiche

De las representaciones del cuerpo erótico

De la dominación y la sumisión

Del cuerpo delirante

Representaciones de obsesiones sexuales

De los deseos y excesos.

De las flores ocultas y los tesoros descubiertos

En toda su potencia

En connotaciones explicitas

En explosiones de color

En tentaciones insinuantes y por descubrir

Imaginación libidinal

Las santas se vuelven putas

Arte para pervertidos

Arte para curiosos

Arte para gente sucia

Arte para zorras y para cerdos

Subversiones de la imagen

Corrupciones de la inocencia

Destrucción del pudor pictórico

Bombear sangre hirviendo a la entrepierna de los espectadores

Cultivar el deseo en su imaginario

Cultivar la alegría de Eros

Cultivar la satisfacción de Venus

Una ventana a pulsaciones inconcebibles

Deseadas, gozadas y vividas

Un cortocircuito de la moral

Un cortocircuito de lo presentable

Un umbral a la locura, al desenfreno, a la vida y la muerte.

Un coctel de imágenes intoxicantes.

 

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia