(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

TEXTOS DE FERNANDO GUINARD

EROTISMO, PORNOGRAFÍA, BELLEZA, ARTE ERÓTICO Y ESPÍRITU ERÓTICO

 

Es indudable que en estas sociedades tan corruptas, hipócritas y cínicas, la fiesta de los cuerpos desnudos desequilibra a los ignorantes y a los supersticiosos.

 

Por eso es necesaria una pedagogía de la percepción que facilite la comprensión de lo que significa la pornografía, el erotismo, la sexualidad y la obscenidad.

 

Dicen los investigadores que los humanos, excepto aquellos que tienen poder ilimitado para dominar las conchas de los siete mares, y los bellos como algunos tenistas, cantantes y actores, y los ricos como los empresarios de multinacionales insensibles, los políticos de todas las calañas y los mafiosos de todos los países superan con holgura los promedios de 2.500 polvos que echamos los humanos normales durante toda nuestra vida con cinco parejas distintas.

 

Los proyectos del MaReA y la ReVista OjOs.com son proyectos como cualquier otro que trabaja con imágenes, signos y significados que penetran en la sensibilidad, percepción y pensamiento de sus visitantes, lectores y veedores para dejar una huella en las mentes alienadas por la estupidez.

 

Dicen que la pornografía es la producción de materiales e imágenes de la realidad de la carne. El arte tiene una función reveladora en busca y creación de belleza, dispara la imaginación y cuando entra en acción desaparece la pornografía, ese producto de masas que estimula la excitación sexual de quienes la perciben.

 

Hay otros “pensadores” que consideran la pornografía ramplona y monótona y que es el arte erótico de los pobres que observan las intimidades de amantes que se exponen al consumidor por medio de una cámara.

 

En sus inicios, la palabra pornografía se refería a las descripciones de las acciones que las prostitutas realizaban en su trabajo.

 

La Academia define a la pornografía como “el carácter obsceno de las obras literarias o artísticas”.

 

Es decir, todo lo que ofenda al pudor y que se represente artísticamente.

 

Unos piensan que la pornografía contemporánea desvirtúa la sexualidad humana, expresándola en formas violentas, ya sea explícitas o implícitas, y siempre en una relación de poder y servidumbre de la mujer hacia el hombre o viceversa.

 

En tiempos prehistóricos se plasmaban estatuillas con caracteres sexuales exagerados como los de las Venus paleolíticas con enormes nalgas y tetas, y los falos descomunales, símbolos para rogar a los dioses por la fertilidad de las tierras. En la India hay templos hinduistas construidos hace más de 2.500 años con decorados en relieve o esculturas que muestran parejas en el momento de la cópula, y en China se han descubierto dibujos y grabados con representaciones en pleno acto sexual.

 

En las ruinas de la ciudad de Pompeya, en el sur de Italia, sepultada por una erupción en 79 d. C., se observan numerosas escenas de sexo en lo que fue el burdel de la ciudad.

 

El surgimiento de la peste del cristianismo convirtió a las manifestaciones gráficas de sexualidad en un tabú que renació a finales del siglo XV con los maestros renacentistas que pusieron a Santa Teresa de Ávila en éxtasis orgásmico.

 

La pornografía contemporánea surgió con la aparición de la fotografía que plasmó en daguerrotipos los cuerpos desnudos y las piruetas coitales.

 

En los Estados Unidos, la llamada revolución sexual de los años sesenta liberó los espíritus, y los directores de cine comenzaron a explotar los cuerpos desnudos y las gargantas profundas.

 

Con la difusión masiva del video entró el porno en los hogares y los “pervertidos” ya no tenían que entrar camuflados en los cines X.

 

Ilona Staller, La Cicciolina, se enamoró de un artista muy cotizado quien decía que su esposa era la mejor artista del mundo pues en lugar de trabajar con pinceles, grafitos y carboncillos trabajaba con sus genitales.

 

Las escenas de sexo no explicitas fueron bautizadas como “porno suave” que no muestra los primeros planos de los genitales de forma explícita ni las penetraciones de los umbrales húmedos, las felaciones y los cunnilingus.

 

La pornografía convencional se conoce como “porno mediano” donde los modelos exhiben sus encantos en posturas provocativas.

 

Las famosas revistas Playboy o Penthouse son los ejemplos más conocidos de este tipo de pornografía. El género pornográfico más extremo es conocido como “porno duro” que muestra los actos sexuales vaginales, anales y orales con todas sus ayudas. Abraza en su seno el sadismo, el sadomasoquismo, la zoofilia y la necrofilia.

 

La pornografía infantil está prohibida en todos los países lo mismo que los actos violentos con animales. En algunos países islámicos y en China todo tipo de pornografía es ilegal. Sin embargo las redes subterráneas ofrecen a los turistas el más variado menú de perversiones y desviaciones acolitado por los medios propagandísticos.

 

El escritor Salman Rushdie condenado a muerte por el salvajismo musulmán considera la pornografía como indicador de la libertad de expresión.

 

Una corriente actual de pensamiento considera a la pornografía como una nueva forma de arte, que tiene por objeto mostrar la belleza de la sexualidad humana.

 

La crítica a la pornografía proviene de los conservadores y religiosos hipócritas y pedófilos, de algunos sectores feministas representado por brujas terribles que no las desea ni el marido.

 

Hoy los muchachos aceptan hablar de sus hábitos de ver pornografía y la buscan en internet.

 

Casi todos los varones miran videos pornográficos sin afectar las relaciones con sus amantes ni sus comportamientos sexuales.

 

Una relación gozosa y gratificante en la sexualidad es una relación en íntimo y solidario contacto cotidiano de parejas en condiciones de igualdad que gozan su sexualidad, lo contrario a este estilo de vida es con siderado por algunos, pornografía.

 

Jenna Jameson nacida en Las Vegas, Nevada, el 9 de abril de 1974, es el nombre artístico de Jenna Marie Massoli, una actriz porno y empresaria estadounidense hija de un policía vinculado a la radio como director de programación de una emisora afiliada a la NBC y de una bailarina que bailaba en Las Vegas. Jenna, junto con Ilona Starner, La Cicciolina, son conocidas como las reinas del porno.

 

Las fábricas de mentiras las consideran como las artistas más famosas del munen la industria del entretenimiento para adultos.

 

Jenna fue violada en 1990 por cuatro hamponcitos en Montana, y también por Preacher el tío de su novio tatuador con quien huyó con el típico doble corazón tatuado en su nalga y el rompe corazones en el interior.

 

Jenna Massoli quiso ser bailarina pero fue rechazada por su baja estatura. Su noviecito la animó a buscar trabajo como stripper, pero como era menor de edad falsificó sus papeles.

 

Durante sus días de stripper en Las Vegas entró en contacto con las drogas y se convirtió en consumidora habitual de LSD y metanfetamina. Su estado de salud se deterioró y empeoró cuando decidió dejar de comer y llegó a pesar 35 kilos, lo que significó la pérdida de su trabajo como modelo y el abandono de su noviecito. Jenna terminó en una silla de ruedas y regresó donde su amado padre que vivía en California e ingresó en un programa de desintoxicación para tratar de superar la adicción.

 

En 1993 Jenna, inició su carrera como actriz porno con el propósito de vengarse de su ex novio. Debutó ante las cámaras en una película erótica que rodó con Andrew Blake y conoció a Nikki Tyler, actriz con la que mantuvo una breve relación sentimental. Su debut, en una película X, lo hizo dirigida por Randy West.

 

Como siempre sucede con los bandidos empresarios del porno que tienen los mismos gustos que los traficantes de drogas y paramilitares, se hizo operar varias veces con la complicidad de esos grotescos personajes más conocidos como cirujanos plásticos. Se acrecentó las tetas y creyó que se había arreglado el mentón.

 

En 1994 actuó en su primera escena heterosexual pues hasta ese momento todas sus participaciones habían sido en escenas lésbicas.

 

Claro está que ella tenía unos sólidos principios morales y nunca aceptó contratos en cuyas escenas tuviera que practicar el sexo anal o la penetración doble ante las cámaras, o escenas con hombres negros.

 

Premios, reconocimientos a su trabajo como Estrella del año en 2008, y estrella porno que más ha logrado penetrar en los medios de comunicación convencionales.

 

En el libro Cómo hacer el amor con una estrella porno no omite ningún detalle de su vida. Escribe las dos violaciones sufridas, su primer matrimonio fallido y sus numerosas relaciones sentimentales con hombres y mujeres, los problemas con las drogas, fotos, diarios íntimos.

 

En su autobiografía, menciona que se ha acostado con más de cien mujeres y una treintena de hombres fuera de su trabajo. Su relación con la también actriz porno Nikki Tyler es una de ellas. Entre sus parejas heterosexuales, cita en su libro a Marilyn Manson y a Tommy Lee.

 

En el verano de 1998 conoció a Jay Grdina, antiguo propietario de una productora de cine X. Desde ese año se convierte en el único actor con el que comparte escena. Tras varios años de convivencia se casan por la Iglesia el 22 de junio de 2003. La pareja fija su residencia en Scottsdale, Arizona, en un palacete de 600 metros cuadrados y adquirido por dos millones de dólares en 2002.

 

En 2006 se confirma la separación y se convierte en la primera actriz porno en tener una réplica de cera en el prestigioso Museo Madame Tussauds.

 

Tras una relación fugaz con Dave Navarro inicia una más seria con el luchador Tito Ortiz. A final de agosto de 2008 hace público su embarazo.

 

Tiene tatuadas totalmente ambas piernas de la rodilla para abajo, así como la parte trasera del cuello. En 2007, poco antes de anunciar su retirada del porno, se tatuó ambos omoplatos con la frase: “ I’m not afraid, I was born to do this”. Joan of Arc.

 

Tiene 7 piercings en el cuerpo que se ha puesto y quitado a lo largo de su vida. Se ha sometido a varias cirugías plásticas como el aumento de pecho, la vaginoplastia y la rinoplastia, aumento de labios, retoque de pómulos, transformación de barbilla, cambio en el contorno de los ojos e infinitas inyecciones de botox, entre otras.

 

Antes de anunciar públicamente su retiro de la industria porno, anunció la retirada de sus implantes de pecho.

 

En la actualidad Jenna asiste a prestigiosos desfiles de moda y ha trabajado para la famosa agencia de modelos Elite que nada tiene que ver con el porno. Realiza frecuentes apariciones en prestigiosos medios estadounidenses ajenos al porno, como en la revista Rolling Stones o en el canal de televisión E!

 

A principios de 2008, retirada del porno, fue la modelo de la Organización de Defensa de los Derechos de los Animales PETA, donde aparece disfrazada de Bettie Page, vestida con lencería de poliuretano o cuero para luchar contra el cuero y las pieles procedentes de las masacres de los animales.

 

Ha obtenido premios como la mejor actriz porno nueva americana y por ser la protagonista de la mejor escena de sexo en pareja, y también por la mejor escena lésbica.

 

En 2006 obtuvo el premio AVN por ser la personalidad del porno más conocida e involucrada fuera de la industria X, en los medios y en la cultura pop. También obtuvo premio por ser la actriz porno favorita de los fans, por ser la actriz porno con el mejor cuerpo y la actriz favorita de la historia de todos los tiempos.

 

Para no extenderme más en el tema, pienso que la mejor opinión que he escuchado sobre la diferencia entre el erotismo y la pornografía, es la del maestro Augusto Rendón Sierra quien le dijo a Farmíneda de las Pléyades, que “erotismo es cuando el papá de uno le hace el amor a la mamá de uno y pornografía cuando el papá de uno se va donde las putas, las puticas lindas que en palabras del poeta mexicano Jaime Sabines las exalta con gran sinceridad y gratitud en su poema Canonicemos a las putas que dice así.

 

Santoral del sábado: Bety, Lola, Margot, vírgenes perpetuas, reconstruidas, mártires provisorias llenas de gracia, manantiales de generosidad.

Das el placer, oh puta redentora del mundo, y nada pides a cambio sino unas monedas miserables. No exiges ser amada, respetada, atendida, ni imitas a las esposas con los lloriqueos, las reconvenciones y los celos.

No obligas a nadie a la despedida ni a la reconciliación; no chupas la sangre ni el tiempo; eres limpia de culpa; recibes en tu seno a los pecadores, escuchas las palabras y los sueños, sonríes y besas. Eres paciente, experta, atribulada, sabia, sin rencor.

No engañas a nadie, eres honesta, íntegra, perfecta; anticipas tu precio, te enseñas; no discriminas a los viejos, a los criminales, a los tontos, a los de otro color; soportas las agresiones del orgullo, as asechanzas de los enfermos; alivias a los impotentes, estimulas a los tímidos, complaces a los hartos, encuentras la fórmula de los desencantados.

Eres la confidente del borracho, el refugio del perseguido, el lecho del que no tiene reposo.

Has educado tu boca y tus manos, tus músculos y tu piel, tus vísceras y tu alma.

Sabes vestir y desvestirte, acostarte, moverte. Eres precisa en el ritmo, exacta en el gemido, dócil a las maneras del amor.

Eres la libertad y el equilibrio; no sujetas ni detienes a nadie; no sometes a los recuerdos ni a la espera. Eres pura presencia, fluidez, perpetuidad.

En el lugar en que oficias a la verdad y a la belleza de la vida, ya sea el burdel elegante, la casa discreta o el camastro de la pobreza, eres lo mismo que una lámpara y un vaso de agua y un pan.

Oh puta amiga, amante, amada, recodo de este día de siempre, te reconozco, te canonizo a un lado de los hipócritas y los perversos, te doy todo mi dinero, te corono con hojas de yerba y me dispongo a aprender de ti todo el tiempo.

 

El espíritu tántrico relaja y transporta a los confines del erotismo espiritual donde fluye la paz interior y el ciclo energético de la felicidad.

 

El Tantra es una de las cuatro Shastras de los textos sagrados del Hinduismo, en Sánscrito es aquello que se prolonga hacia el trance del placer eterno.

 

El universo es macrocosmos y el humano es microcosmos. De acuerdo con esta filosofía, la meta final de la humanidad es llegar a la liberación total fundiéndose con la energía del universo sin perder la conciencia (Sakti). Para llegar a este estado el Tantrismo usa la respiración, la meditación, algunas sustancias y cierta forma de práctica sexual para despertar, en forma segura, la energía Kundalini que permanece dormida.

 

El Tantra no es una religión ni un dogma, es una actitud diferente ante el hecho de existir que surge de la meditación y la expansión de la conciencia y los sentidos.

 

El sexo tántrico es amor sexuado sin orgasmo. El cuerpo y el espíritu se compenetran y se reflejan con el otro. Placer de amar y ser amado.

 

El cuerpo se observa en su infinita belleza, ese cuerpo que ha perdido su dimensión sagrada por la atmósfera de tortura y llanto que invade los espíritus perversos. Es una percepción que deberían experimentar los amantes violentos y los depravados sexuales.

 

El Tantra es para amantes estéticos.

 

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia