(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

 ReVista OjOs.com     AGOSTO DE 2017

COLABORADORES / ROXANA PINILLA

Roxana Pinilla
Roxanna Pinilla

Roxana Pinilla

 

 

 

¿Cuándo y porqué empezaste a escribir poesía?

 

Empecé a escribir poesía hace seis años, tal vez, buscando una salida de emergencia, tratando de llenar los huecos de la soledad.

 

¿Quiénes son tus poetas colombianos preferidos?

 

De mis poetas preferidos nacidos en Colombia, está León de Greiff y Raúl Gómez Jattin.

 

¿Quiénes son los poetas de todas las geografías y épocas que más te gustan y por qué?

 

El primer poema que leí, si no me falla la memoria fue Los amorosos de Jaime Sabines, desde ese momento él se ganó el primer lugar entre mis poetas favoritos, también está en la lista José Ángel Buesa, Octavio Paz, Gustavo Adolfo Bécquer y Emily Dickinson.

 

¿Quiénes son los novelistas colombianos y de otras geografías y épocas que más te gustan?

 

Sin duda Rafael Chaparro Madiedo, García Márquez, Mario Mendoza y William Ospina.

 

 

Descríbeme al maestro Joaquín Bretón en pocas o muchas palabras.

 

Joaquín, además de ser un maravilloso escritor, es una constante manifestación, va por la vida diciendo lo que siente como lo siente, alérgico a la política y ateo, no por moda y eso me encanta… La forma en la que juega con las palabras, la creatividad y la locura de Huéspedes Insólitos lo hacen hombre de admirar y la verdad es que sí toca leerlo con diccionario en mano.

 

 

Qué opinión tienes de la ReVistaOjOs.com

 

La ReVistaOjOs.com tiene alma, leerla es un deleite, nos transporta al mundo del erotismo, de las sensaciones, cada página llena de fuego y de magia, no apta para mojigatos…

 

¿Qué opinas del espíritu del erotismo?

 

El espíritu del erotismo está impregnado de deseos, es un volcán que habita en cada uno de nosotros sin excepción, buscando siempre hacernos fuego.

 

¿Qué opinas de las religiones y los políticos?

 

Es increíble el nivel de manipulación que ejerce la política y la religión sobre las personas, son  un arma a favor de quien las profesa.

 

¿Crees en la fidelidad?

 

Creer en la fidelidad es como creer en Dios, no sabes si es existe pero sin embargo tienes fe…

 

***

 

Conviérteme en silencio:

 

Conviérteme en silencio para arropar tus brazos en las

noches de encierro.

 

Quiero reposar en tu pecho, sin miedo, al notar que la noche

se agota

y un amanecer se aproxima.

 

Añoro mirarte, sonreír y decirte que siempre lo supe,

que siempre presentí este amor libre,

este amor que emprende vuelo sin alas y que puede ser nube

sin cielo.

 

Conviérteme en silencio, para amarrarte los labios, para

robarte los besos.

 

 

El regalo soy yo:

 

Destápeme, lea en mis ojos la dedicatoria,

arránqueme las vestiduras,

que el regalo soy yo.

Hoy quiero donarme a usted

para exterminar radicalmente

el síndrome de su soledad,

hoy quiero ser obsequio para sus labios,

para sus brazos, para su piel,

hoy deseo hacerle poesía

y anidar en su ombligo los versos;

haga con este amor lo que quiera,

en fin. . . el regalo soy yo.

 

 

Distantes:

 

Deme agua, que entre las gentes que están cerca

yo lo quiero a usted, aunque este en la distancia.

 

Deme fuego, le digo que me dé fuego,

haga lo que haga, lo quiero a usted, aunque esté lejos.

 

Guárdeme los besos de candela y esa caricias de géiser,

húmedas, que brotan de los suelos.

 

Es que quiero ese lenguaje a la distancia,

ese “la extraño” o “deseo verla”

esa letras subversivas que acortan los kilómetros poquito a poco.

 

Y aunque inconforme de no verlo,

vagamente es necesario imaginarme su sonrisa,

algo ocurre y es que. . . no es que me guste estar así,

codiciando su cuerpo y es que, para mi angustia,

a usted le pido agua, también usted es el único

que ha sabido darme fuego.

 

 

¿Labios de quién?

 

Labios ajusticiados por el sentido superficial

de su maldita historia sobre el querer a medias;

¿labios de quien? Labios de la noche,

a veces de las noches de balcón

arropadas bajo la promesa de amor eterno,

otras veces de la puta esquinera,

que posee la osadía de encender con encantos efímeros,

pasiones apagadas por el aguacero de desamores.

 

¿Labios de quien?

quizás, labios de estos versos dispuestos

a servirle como esclavo a su silencio;

labios empapados con el riesgo.

 

¿Labios de quien?

Labios de putas, de zorras,

labios de todas, menos de mi.

 

Equinoccio de primavera
Editorial Sic. 2015.

 

 

 

 

Más puta que cualquiera…

 

Quiero escribir sobre ella…

Aquella de sonrisa bella,

La que no tiene nada de casta

La misma que sus labios desgasta.

Era tan vil esta puta,

Regalaba caricias de aquellas que se disfrutan,

En las calles sus besos subastaba,

Para lucirse, mil pinta labios gastaba;

Andaba como en pasarela,

A los hombres les encantaba,

Y las mujeres gritaban,

Que era puta, más puta que cualquiera…

En vez de alma tenía tristeza,

Camuflada por  belleza,

Era aquella reina de avenida;

Cualquiera, zorra y desprevenida.

Puedo describir perfectamente todo lo que ella ha vivido,

Aunque sé que, como la describo, pueda ser algo atrevido.

Es grosero como yo escribo,

Pero en mis letras la pinto a la perfección,

Una mujer de esas, dolidas, de las que no tienen ya corazón.

Era como una niña, joven desde luego,

Y, en su vida, conocía nada más que solo un juego,

No era a las escondidas, ni nada de entrelazados,

Ella prefería carne viva y corazones mutilados,

Convertía a hombres alegres y con vida,

En pobres, viles y suicidas…

La puedo dibujar en letras por metáforas,

Sin embargo, lo repito tanto que serán simples anáforas.

Era una espléndida vendedora de sueños,

Con ojos de lucero, no tenía sentimientos, con corazón de acero.

Parecía como una moneda,

Por manos de muchos pasaba,

Pero de ninguno se enamoraba.

Cierto día cruzó por la plaza y un hombre apuesto le gritó,

Allá va la desencantada, de quien ninguno se enamoró,

Recordó que el amor era bello y quiso conocer el amor,

Lo besó tan apasionadamente, se fumó un puro y lo olvidó…

Sus labios juagó con ácido pues el amor le repugnó,

Prefirió no saber qué era,

Ella eligió seguir siendo la puta más puta que cualquiera…

 

Desnudando mis Pensamientos al Calor de las Palabras
Editorial Sic, 2014.

Roxana Pinilla Duarte 19 de Julio de 1999, Zapatoca, Santander.

Seudónimo: Paloma de Alas Grises.

Musa actual y espero, por los siglos de los siglos: 1,65 de estura, ojos color miel y sonrisa encantadora.

Descomplicada, sincera, de gran corazón, amante de la cultura y de las letras.

Autora de los libros de Poesía Desnudando mis Pensamientos al Calor de las Palabras y Equinoccio de Primavera de Editorial Sic. Estudiante de Licenciatura en Literatura y Lengua Castellana.

 

VOLVER A COLABORADORES                                            VOLVER A SUMARIO             

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia