(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

ARTISTAS INVITADOS /  ROCÍO OBREGÓN

 ReVista OjOs.com    ABRIL DE 2017

CONFESIONES DE UNA POETA ROQUERA

 



¿Por qué escribe poesía?

 

Porque soy música frustrada. Pero podría escribir cuento, novela, relato, guiones cinematográficos. De hecho es lo que he escrito a lo largo de mi vida, pero de un momento a otro quedé atrapada en la poesía porque es ahí donde encuentro la musicalidad que tanto añoro y al no conocer de notas y arpegios o acordes, la palabra ha venido a reemplazar el pentagrama.

 

¿El rock está presente en todos sus libros y poemas? ¿Cómo es esa relación y de dónde viene?

 

Soy hija de mi generación. . . hija de las flores y de un movimiento que sacudió el establecimiento y sus cimientos. El Hipismo. El género rock, sus exponentes y tendencias actuaron como guías y detonantes en este despertar mundial.

 

Escribo bajo la influencia del rock y adapto mis poemas a la canción donde creo que encaja. Mis libros llevan la huella de los Doors, Yes, JethroTull, Alice in Chains, Leonard Cohen y muchos más.

 

¿A quién le escribe sus libros?

 

A todos mis muertos. Y a mis fans. Aquellos que me acompañan en esta extraña aventura hacia otros mundos.

 

¿Qué lee Rocío Obregón?

 

Poesía, historia, novela, ensayos, biografías, todos los géneros. Intercambio libros con todos los poetas que asisten a las tertulias. Lo que significa que leo autores colombianos, que no siempre son famosos pero tienen un don magnifico de la palabra. Leo a Roca, Jaime Hoyos, Dora Castellanos, y a todos los nadaístas. Pero los dos poetas que han influenciado mi poesía son Rubén Darío y Neruda. En Rubén Darío encontré la musicalidad que tanto añoraba. Y en Neruda la profundidad y el amor. Por curiosidad saqué calculadora y me puse a sumar. Creo haber leído La Copa de las Hadas 24.000 veces. Leo a Bukowski porque su temática y filosofía es acorde a la mía. Rompe las rejas de la prisión obligada. Me encanta descubrir poetas.  Ahora estoy investigando a Langston Hughes y admiro en él su ritmo y ese sabor melancólico que tienen sus versos.

 

Pero la verdad, yo no leo. Estudio. Puedo durar seis meses leyendo un libro. Hago anotaciones sobre sus páginas, añado mi propio pensamiento, a veces lo dejo descansar y lo retomo. Mi relación con los libros es diferente a los devoradores de libros. Tengo una relación íntima, tan íntima como hacer el amor e igual de placentera. Creo que los libros tienen vida propia, alma. Y llegan a ti por si solos cuando deben llegar.

 

Leo novelas como Los hijos de la tierra, una saga escrita por Jean Marie Auel, que desarrolla en diez libros la vida del hombre prehistórico en la Tierra, y explora a los hombres del Cromañón y los Neanderthal. Me siento cerca a los Nativos Americanos, por lo tanto me gustan las biografías de sus grandes guerreros como Tecumseh, Toro sentado y demás. Intento alejarme de los libros de moda, los cuales leo muchos años después de que hayan salido. Acabo de terminar Tokio Blues de Murakami. Estudio los grandes maestros de Yoga: Satyananda, Yogananda, Aurobindo y puedo leer sus consejos y practicas durante años. . . el mismo libro, la misma página.

 

Tengo libros preferidos. Uno de ellos podría ser Mauprat, de George Sand. Y Fantasmas entre nosotros de James Van Praagh. Mi siglo y lugar favorito: la Francia de Moliere, de Jean de la Fontaine, Racine y Corneille. El París de Luis XIV, Le Rey Soleil, protector de las artes.

 

¿Qué película colombiana admira?

 

El abrazo de la Serpiente. Es un poema.

 

¿En qué se diferencian sus tres libros?

 

Largo viaje en la noche gira alrededor de la muerte, los viajes astrales, los sueños y otras formas de comunicación con los que han partido. Lo escribí en 2008, luego de perder a mi madre, a mi primer esposo y a mi compañero Miguel Durier, ese mismo año.

 

Navegando tormentas es un viaje al inconsciente, una zambullida en los oscuros e inexplorados abismos de ese reino oscuro y temido con la esperanza de salir de nuevo a la superficie, rescatando los arquetipos que habitan allá, tu sombra, tus miedos, tu propia individualidad, todo eso sin haber perdido la cordura.

 

Su nuevo libro De frente a la oscuridad tiene un ingrediente adicional ¿Cuál es?

 

La creación de personajes como actores en la narración poética.

 

¿Y el tema o temas?

 

Lo sobrenatural, los fantasmas, el ocultismo, y la criminología, algo en lo que estoy interesada actualmente. Este libro plantea la posibilidad de que estamos en comunicación constante con el “más allá” y podemos ayudar a otros a dar el salto hacia la otra dimensión, como en el caso del Apóstol, cuyo héroe es un indigente real. Otras veces, interactuamos con los habitantes de otras dimensiones como en Happyhour o a veces quedamos atrapados en esa dimensión sin entender muy bien que nos ha pasado. Poeta Urbano es un buen ejemplo de ello. Este libro me ha llevado a estudiar a personajes asombrosos como Aleister Crowlie y su influencia en los roqueros de nuestra generación. También he recurrido a la criminología y al estudio de los asesinos en serie para escribir poemas como Parada de bus y Presunto delincuente.

 

¿Dónde  se pueden comprar  sus libros?

 

En la Madriguera del Conejo, Luvina, Casa Tomada y Wilborada.

Rocío Obregón
Rocío Obregón Rubiano

Realiza sus estudios de primaria y bachillerato en el Colegio Refous de Bogotá.

A los 17 años entra a trabajar como actriz en el teatro el Local donde actúa en varias obras bajo la dirección de Enrique Pulecio Mariño, Miguel Torres y Kepa Amuchastegui.

En 1973 viaja a la ciudad de San Francisco, Estados Unidos, para realizar sus estudios superiores y obtiene el grado de de licenciada en Literatura Francesa, Artes dramáticas y Estudios Latinoamericanos en el Dominican College, de San Rafael, y en el San Francisco State University. Al mismo tiempo profundiza en el estudio de artes dramáticas, sicología y la fotografía.

De regreso a Colombia inicia su carrera como Productora de Cine, televisión y comerciales para publicidad, trabajando al lado de Pacho Norden, (Cóndores no entierran todos los días) Camila Loboguerrero (Con la música a otra parte), Luis Ospina (Pura Sangre) Leopoldo Pinzón (Pisingaña) y otros.

En el campo de la televisión trabaja con Jorge Alí Triana en Los Pecados de Inés de Hinojosa y Crónicas de una generación trágica.

Funda la compañía de Servicios Cinematográficos, Cóndor Productions, para captar extranjeros y ofrecerles los variados escenarios colombianos, y los servicios técnicos y visuales del país.

En Colombia gana la Catalina de Oro junto con Carl West por la producción y dirección artística de La Mejor de Mis navajas, y en 1991 obtiene el primer premio de Comerciales de televisión en el Festival de cine de Bogotá por su trabajo para la agencia McCann Erickson.

En el campo internacional se destacan sus trabajos para la BBC de Londres, Transtel, Unicef, Video Publishing Group -donde fue finalista en los Telly Awards de 1993 y para productoras de comerciales de publicidad con las que gana premios como el Clio en Cannes (1983) al Mejor Comercial del año.

Actualmente combina la literatura con la traducción de libretos de ficción y documentales para  las compañías de Doblaje, Centauro, City TV, y Provideo, traduciendo para las cadenas de televisión Discovery Channel, History Channel, People and Arts, ScyFy, MTV, Fox, Warner entre otras.

Al lado de Enrique Pulecio trabajó en varios guiones cinematográficos para FOCINE, la Compañía de Fomento Cinematográfico y otros.

Ha publicado fábulas y artículos en revistas y periódicos nacionales como Notas de Luz y el Tiempo. Se ha desempeñado como lectora de interés general del grupo Norma.

Es autora de un libro de literatura infantil Pedrito y el globo mágico y de los libros de poemas Largo Viaje en la Noche, Navegando Tormentas y De Frente a la Oscuridad. Su trabajo también se puede leer en la Antología del Club de Ejecutivos publicada por Apidama Ediciones. A finales de 2013 ganó una Mención en la Casa de Poesía Silva por su poema Presunto Delincuente.  Sus recitales poético-musicales han tenido gran acogida en las Universidades y colegios de Bogotá, como también en las diferentes tertulias y espacios literarios.

 

Rocío Obregón

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia