(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

 ReVista OjOs.com      AGOSTO DE 2017

VENUS DEL MaReA  /   PILAR SILVA por FERNANDO GUINARD

De la contemplación a la introspección

 

 

 

El Museo Arte Erótico Americano es un espacio en donde confluyen una cantidad importante de obras, todas ellas cómplices entre sí de un mismo deseo, evocar a Eros, como si fuese posible que en aquel maravilloso lugar el Dios pudiese ser vislumbrado por nosotros los humanos, a través de lo que llamarían los teóricos de arte: contemplación estética que emerge por medio de innumerables formas y procedimientos entre las que se encuentran pintura, escultura y fotografía. El concepto de lo erótico como afirmación del Ser y fuerza primigenia es algo que queda plasmado al recorrer sus rincones, pues cada uno de ellos interpela con una imagen la potencia del Dios creador, y más que incitación cumple con la función provocadora que advierte el arte en su esencia.

 

          Antes de todas las cosas fue Caos; y después Gea la de amplio seno […] y después Eros, el más hermoso entre los

          Dioses inmortales, que rompe las fuerzas, que de todos los Dioses y de todos los hombres domeña la inteligencia y

          la sabiduría en sus pechos. 1

 

En alguna ocasión, hace poco, había  leído acerca del Museo de Arte Erótico y de repente estaba allí, por segunda vez, ya no contemplando, sino siendo parte de la obra. Mi nombre es María, soy madre de dos hijos, de 15 y 9 años, estudié cuatro semestres de licenciatura en Física en la Distrital, pero finalmente terminé un pregrado en Filosofía y Letras en la universidad de la Salle. El año pasado inicié una maestría en literatura, pero no la he podido terminar, el trabajo como docente, aunque lo ejerzo desde que estudiaba quinto semestre, es jodido. Bueno, el punto es que me encontraba allí, en ese lugar por segunda vez, me habían invitado a una sesión de fotos y yo había aceptado. Era una tarde muy calurosa y los rayos del sol entraban de manera imponente por la ventana.

 

Aunque las fotos iniciaron vestida, puedo afirmar que no sé en qué momento estaba completamente desnuda y jugando con las obras, mientras el maestro Guinard como quien observa a una niña, aprobaba con sus gestos sus travesuras, mientras tomaba fotografías. La sensación fue interesante, pues me sentía una obra más que había llegado al museo y que Guinard acomodaba junto a las otras, examinando en donde quedaría mejor, al final la fotografiaba. Fue una tarde tranquila, pero no por ello mi cabeza paraba de pensar, en mi familia, mis estudiantes y en mis hijos en particular; sin embargo, aquellos pensamientos se desvanecieron y finalmente, pensé en la filosofía, pues en este museo, a propósito de Eros era inevitable evocarla. No considero que tenga un filósofo de cabecera, ni que me haya casado con alguna corriente en particular, pero siempre me ha reclamado el problema de la existencia, la finitud, el absurdo, la muerte, la nada, y vino a mi cabeza un pensamiento maravilloso que plantea un filósofo francés que estudié pocos años atrás para presentar mi monografía, en el cual afirma que la muerte borra todo, pero que hay algo que es incapaz de nihilizar y es el hecho de haber sido, y desde allí se puede entender realmente la eternidad, en la unicidad del instante, y mi corazón se conmovió al sentirme siendo eternamente convertida, por un instante, en una obra de arte.

 

1 Fragmento de la Teogonía de Hesíodo.

       Fernando Guinard
       Foto: Mauricio Ángel

. . . su cuerpo me cubre como una grande ola hirviente, me acaricia, me quema, me penetra, me arrastra desfallecida. A mi garganta sube algo así como un sollozo, y no sé porque empiezo a quejarme, y no sé porque me es dulce quejarme, y dulce a mi cuerpo el cansancio infligido por la preciosa carga que pesa entre mis muslos.

 

. . . Entonces me quito las ropas. . . todas . . .

hasta que mi carne se tiñe

del mismo resplandor que flota

entre los árboles

y así

desnuda y dorada,

me sumerjo en el estanque.

¡No me sabía tan blanca y tan bella!

 

María Luisa Bombal

 

                       VOLVER A VENUS DEL MaReA                                          VOLVER A SUMARIO

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia