(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

 ReVista OjOs.com      NOVIEMBRE DE 2014

COLABORADORES / PEDRO PAUNERO

Summum Bonum

 

Había llegado a la peligrosa edad en que todo horizonte parecía ilimitado. Un horizonte que abrumaba de tan abierto y sin posibilidad de abarcarse, tan parecido al dolor, que no cabía posibilidad de redención, de cogerse al embarcadero de las orillas del río de su propia vida...

 

Recordó a André Gide, una vez le había soltado una frase tan contundente como -ahora comprendía- cierta y dolorosa cuando los ojos se le iban recorriendo, deslizándosele, obscenos, ávidos, en el cuerpo de efebos de quince años:

 

“Los necesito... además mi Premio Nóbel me protege”.

 

Esa vez se había quedado helado ante el tamaño de la confesión. Hoy se mojaba en las mismas aguas amargas. Sí, debía ir al hotel dónde había hospedado al muchachito. Debía ir y abrazarlo y llorar una hora y abrazarlo con desesperación y soltarle que le amaba y abrazarlo con furia y llorar y cubrirlo de lágrimas y abrazarlo hasta exprimirlo y pedirle que nunca se fuera y abrazarlo hasta la extenuación y... Debía ir al hotel y apretarlo fuerte como se abraza uno a un salvavidas o a un tronco que flota mientras uno se está ahogando o al ícono de un santo y besarlo luego, cada pliegue, cada centímetro de la piel, de la carne y oler su aroma, absorber su aroma, beberse su aire, su aliento, abarcar su boca con su boca, comerlo, lamerlo, hasta desaparecerlo de la faz de la Tierra con las puras caricias, los besos, los lengüetazos, hasta que su cuerpo cayera como un títere sin huesos sobre la cama, como una marioneta, marioneta al fin y al cabo, para los dedos que sujetan una existencia desesperada, que no tiene otra salida que el asesinato, para ser, para reafirmarse, para...

 

Había llegado a la peligrosa edad en que se confunde el deseo con la muerte. Y no había marcha atrás. Debía ir al hotel y fundirse en el cuerpo del muchachito. Fundirse. Matarlo y matarse luego...

Pedro Paunero


(México, 1973) Narrador y ensayista nacido en Tuxpan, Veracruz. Parte de su obra ha sido traducida al catalán y al inglés y ha ganado algunos premios en el género del cuento corto. Como biólogo terrestre y como Pedro Paunero, ha ejercido el activismo en el área de la ecología como Director de una asociación civil ambientalista y blogger para la Fundación Bertelsmann de Alemania). Colabora con la revista Hontanar en Español de Australia. Ha  realizado crítica de cine para la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la web CorreCámara.com y la revista Cine Toma, de arte (en el terreno de la pintura, el grabado, la fotografía y el vídeo), como performer y conductor de T. V.

Ha trabajado como “freelance” para el IMCINE, el INAH y Europa Cinemas.

Su obra literaria erótica se ha comparado, a veces, a la de Jean Genet y Céline.

A partir de este número inicia su vinculación, con sus relatos eróticos, gracias a la sutil insinuación de una nínfula mexicana a quien trasnocha con sus exquisitos relatos de contenido erótico.

 

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia