(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

COLABORADORES / PACO RALLO

 ReVista OjOs.com     FEBRERO DE 2016

TRAS LA HUELLA DE SADE

EL DIVINO MARQUÉS

 

« ¡Sádicos de todos los países del mundo, poned de

moda las luchas del divino Marqués!»

Graffiti anónimo realizado en la rue Gay-Lussac de

París, durante la primavera de Mayo del 68.

 

Este proyecto se gestó en el año 2014 como resultado de un azar que me llevó a profundizar en la figura de Donatie Alphonse François de Sade y enterarme de la conmemoración en Francia del 200 aniversario de su muerte. Evento que se celebró con la publicación de tres de sus obras más importantes, mientras que en París se organizaron dos grandes exposiciones consagradas a su figura, una de ellas en el Museo de Orsay. Entre otras cosas, mi investigación en la figura de Sade me reveló que el 2015 coincide también con el 275 aniversario de su nacimiento (París, 2 de junio de 1740), quedando esta nueva efeméride eclipsada por la anterior.

 

La presente publicación me permite celebrar su vida y no su desaparición, preferible en este caso porque solo su existencia nos podía dejar tan importante legado como el que hemos heredado de este díscolo filósofo y escritor

francés de estirpe borbónica.

 

Además de un escritor trascendental, Sade fue aristócrata, capitán comandante y héroe militar de la caballería de Borgoña, activo revolucionario que figuró en las listas de condenados a la guillotina, firme ateo y gran transgresor de su tiempo…También lector de la Biblia y de diferentes autores clásicos, como, entre otros, Boccaccio, Cervantes, Cicerón, Dante, Erasmo de Róterdam, Homero, Moliére, Maquiavelo, Marcial, barón de Montesquieu, Tomás Moro, madame de Pompadour, cardenal Richelieu, Rousseau, Petrarca, Séneca, Tácito, Virgilio, Voltaire, Christian Wolff…

 

Los veintisiete años de su vida encerrado en diferentes penales hasta morir en un asilo para locos, los pasó leyendo a todos estos grandes clásicos y escribiendo su pensamiento y sus obras de teatro, poesía, cuentos, fabulas, relatos y novela, además de sus discursos para la revolución francesa y un abundante epistolario.

 

Falleció el 2 de diciembre de 1814, en Charenton-Saint Maurice, Val-de-Marne, a los 74 años.

 

El marqués ha influido en novelistas y poetas tan importantes como Flaubert, que en privado lo llamaba «El gran Sade», Dostoyevsky, Rimbaud, Swinburne, o Apollinaire, que lo calificó como «El espíritu más libre que jamás ha existido». Sade, para Simone de Beauvoir, fue un hombre racionalista que necesitaba comprender la dinámica interna de sus actos y los de sus semejantes, y que solo se afilió a las verdades dadas por la evidencia. Por eso fue más allá del sensualismo tradicional, hasta transformarlo en una moral de singular autenticidad.

 

Con inquebrantable lucidez, Sade se adelantó a su tiempo influyendo en el pensamiento de grandes intelectuales como Nietzsche, Freud y Stirner, y en el gran movimiento Surrealista. André Breton, le proclamó Divino Marqués en referencia al Divino Aretino, poeta, escritor y dramaturgo del renacimiento italiano, conocido por sus Sonetos lujuriosos.

 

Georges Bataille, calificó la obra de Sade como «apología del crimen». En 1926, el poeta Paul Éluard dijo de Sade:

 

     «Por haber querido devolver a los hombres civilizados la fuerza de sus instintos primitivos, por haber querido liberar la

     imaginación amorosa y por haber luchado desesperadamente a favor de la justicia y de la igualdad absolutas, el

     marqués de Sade fue encerrado casi de por vida en la Bastilla, en Vincennes y en Charenton».

 

Y el autor francés Thibault, escribió:

 

     «Sade es ante todo el símbolo de la libertad. ¡Un hombre libre más allá de los muros de las prisiones! Un hombre

     convulsionado por las pasiones y los acontecimientos que rebosa de descubrimientos contradictorios, de promesas

     rotas, que desea conocerlo todo, verlo todo, aprenderlo todo, razonarlo todo, conceptualizarlo todo, y que pagó

     con su vida, con su nombre y su imagen ese tributo al conocimiento. Su ferocidad verbal es un hecho, pero

     también los prejuicios de las épocas que lo condenaron con el marchamo de “monstruo de perversidad”. ¡Tonterías! ¡Era

     un monstruo, sí, pero de libertad!»

 

Sade es imprescindible para entender la obra cinematográfica de Luis Buñuel, el teatro de la crueldad de Antonin Artaud y el sentido de la obra de otros muchos creadores influenciados por sus ideas… Sade ha pasado también a la historia convertido en sustantivo; desde 1834, la palabra Sadismo es aceptada y reconocida en el mundo entero, apareciendo su voz en enciclopedias y diccionarios.

 

Esta publicación a él dedicada es el segundo libro de la colección La delicia del pecado, editada en Zaragoza, tierra de Francisco de Goya y de Luis Buñuel, que son profundamente sadianos. Mi agradecimiento personal y mi reconocimiento a todos los autores del libro, por su complicidad, por la calidad de sus colaboraciones para este proyecto coral, firmado por quince escritores y veintidós artistas visuales de diferentes edades, tendencias y procedencias geográficas, reunidos por el editor y unidos por una generalizada admiración hacia el divino marqués.

Zaragoza (España), 1955

Artista visual, diseñador

grafico, activista cultural y

editor. Miembro fundador

del Grupo Forma

(1972-1976), colectivo artístico militante dentro de las tendencias más vanguardistas de la década de

los 70; junto con los otros

miembros de este grupo,

prepara revistas experimentales y manifiestos

conceptuales y organizan

novedosas exposiciones,

así como happenings y

performances en plazas y

calles de Zaragoza (Acciones

desesperadas) dentro

de las tendencias del Arte

Povera y el Body Art. Entre

otras, cabe destacar:

Estudios sobre el color

negro, Espectáculos renovables, Montajes ambientales en espacios inhabitables e Investigaciones de arte y zoología.

 

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia