(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

HOMENAJES / LEO MATIZ

 ReVista OjOs.com      MAYO DE 2013

Leo Matiz, Alejandra Matiz, ReVista OjOs.com

Leo Matiz, fotógrafo universal

 

Matiz adoptó la fotografía y consolidó en Colombia una reputación de reportero gráfico alerta con las situaciones y en un cazador penetrante del azar y las almas de los personajes captados con su cámara Rolleiflex.

 

Leo Matiz es uno de los fotógrafos más versátiles y singulares de la legendaria y memorable generación de reporteros gráficos que renovaron la escena del fotoperiodismo durante las primeras seis décadas del siglo XX en América Latina, Estados Unidos y Europa.

 

Matiz nació en rincón Guapo en 1917, una aldea de Aracataca, Magdalena, en donde proliferaba la exhuberancia del paisaje tropical junta con la modesta supervivencia de sus habitantes cultivadores de banano.

 

En su adolescencia viajó a Bogotá para laborar en el periódico El Tiempo y frecuentó la vida bohemia de los cafés con los pintores y caricaturistas famosos a finales de la década de 1930. Por exigencia de Enrique Santos Molano “Calibán”, abuelo de Juan Manuel Santos, actual Presidente de Colombia, Matiz adoptó la fotografía y consolidó en Colombia una reputación de reportero gráfico alerta con las situaciones y en un cazador penetrante del azar y las almas de los personajes captados con su cámara Rolleiflex.

 

Vital e incansable, igualmente obsesivo con la perfección en su trabajo de reportero, Matiz viajó de manera infatigable por los cinco continentes y volcó su talento igualmente como fotofija en el cine, la fotografía publicitaria, creador de periódicos y fundador de galerías de arte, exhibiendo por primera vez en 1951 al pintor Fernando Botero en la Galería de Arte Leo Matiz.

 

México, Centroamérica, Estados Unidos, los andes latinoamericanos, el Caribe, Palestina, Beirut, Tel Aviv y Venezuela, son algunos de los escenarios en los que revoloteó el alma indoblegable y apasionada del fotógrafo Leo Matiz, orientando su mirada hacia lo que Henri Cartier Bresson denominó “el momento decisivo”, ese instante irrepetible en el que convergen lo inesperado de la vida humana, una retina capaz de ir más allá de los visible y una sensibilidad extraordinaria para comprender el vértigo de la historia y el drama humano más allá del implacable ritmo de las rotativas de prensa.

 

La vuelta al mundo en imágenes también llevó a Leo Matiz a realizar travesías inesperadas como aquella que lo situó en el corazón de los acontecimientos del París que celebraba la liberación del régimen de ocupación nazi el 24 de agosto de 1944 y que través de su mirada lúcida, penetrante y compasiva convirtió el paisaje urbano de libertad y de embriaguez colectiva en estampas geométricas y caprichosas.

 

Matiz, sin duda, se sumergió en la atmósfera nocturna y vibrante de la París liberada, perseguido por el fantasma vanguardista de los cronistas gráficos como Robert Doisneau y Brassai que lograron sus mejores obras en la Europa de entreguerras, inspirados en retratar la perturbadora magia nocturna de la ciudad luz con los detalles urbanos de plazas, calles, esquinas y fachadas que la han convertido en el sueño deseable y eterno de nuestra memoria visual, cumpliendo el ritual de lo que alguna vez predijo la ensayista norteamericana Susan Sontag: “fotografiamos lo que está a punto de desaparecer”.

 

Y así, saltando de un país a otro, de un continente a otro, la vida creativa y tumultuosa de Leo Matiz, obtuvo reconocimientos meritorios como el premio Chevalier des Arts et des Lettres, concedido por el gobierno francés en 1995 y en 1997 el Filo d` Argento en Florencia, Italia. En 1998 el gobierno colombiano le rinde homenaje y lo reconoce como uno de los grandes protagonistas de la fotografía del siglo XX.

 

Leo Matiz fue un autentico colombiano y su muerte, ocurrida el 24 de octubre de 1998, lo vinculó de modo definitivo y perdurable, a la memoria visual del siglo XX.

 

 

Frida, bajo el signo de Leo

 

Leo Matiz se sumergió con su cámara Rolleiflex en el ambiente intelectual y artístico de la época y logró registrar en sus retratos la intensidad creativa y personal de los hombres y mujeres que protagonizaron un papel decisivo en la historia cultural de México en los años cuarenta.

 

Con la cámara entre sus manos, el ojo agudo y sensible de Leo Matiz, captó escenas sencillas e inolvidables de la pintora Magdalena Carmen Frida Khalo y Calderón en su casa de Coyoacán, lugar en el que nació la artista el 17 de julio de 1910, fecha del estallido la revolución mexicana.

 

La mayoría de estas imágenes en blanco y negro que revelan la vigorosa personalidad Frida Kahlo rendida ante la lente de Matiz, han sido rescatadas por Alejandra Matiz, quien a través de una búsqueda infatigable en ciudades de América Latina y Estados Unidos, pudo encontrarlas en archivos abandonados por el fotógrafo durante su vida errante de reportero gráfico.

 

Las poderosas imágenes de Leo Matiz, nos devuelven el rostro profundo y espontáneo de Frida Kahlo, con su carga de belleza y desesperación, pero también como el testimonio visual de una época y la fuerza de la fotografía para detener el tiempo.

 

Las fotografías de Leo Matiz sobre la artista mexicana Frida Kahlo realizadas en papel tratado al platino de 300 gramos en 16×20 pulgadas, ofrecen un extraordinario rango de matices en blanco y negro que revelan detalles sorprendentes del entorno, la personalidad y el vestuario de la pintora que ha logrado imponer su arte y rebeldía en el escenario cultural del próximo milenio.

 

Leo Matiz, primer galerista de Fernando Botero

 

Hace cincuenta años Fernando Botero realizó su primera exposición de pinturas en la Galería de Arte Leo Matiz. Un espacio que junto con el café El Automático, situados en la Avenida Jiménez y el parque Santander respectivamente, se convirtieron durante las décadas del cincuenta y los sesenta en el epicentro de la vida intelectual y bohemia de Bogotá.

 

Una serie de imágenes inéditas del fotógrafo colombiano Leo Matiz nos revelan los primeros pasos en la trayectoria artística de Fernando Botero durante sus dos primeras exposiciones en la galería de arte Leo Matiz en 1951 y 1952.

 

Las fotografías de Leo Matiz sobre la primera exposición de Botero en la Galería Leo Matiz se mantuvieron inéditas durante más de cincuenta años en los archivos de Leo Matiz y han sido recuperadas por la Fundación que lleva su nombre, con el interés que el público colombiano disfrute de las figuras alargadas de los primeros cuadros de Fernando Botero y fuertemente influenciados por las pinturas expresionistas del pintor español Pablo Picasso en los años 1905 y 1906.

 

Los Rechazados, Fotos Galerías Leo Matiz 1951

 

“En 1863 se inauguró en París el famoso, Salón des Refusés. En 1952 se inaugura en Bogotá, en las Galerías Leo Matiz, el Salón de los Rechazados. La historia dirá si tenían razón los señores del jurado al aceptar unos cuadros y rechazar otros. Quizá de esa pequeña revolución que es la apertura de un salón “no oficial”, surja un nuevo movimiento pictórico muy nuestro, muy auténtico, del mismo modo que en parís surgió, del famoso rechazo oficial, el Imperialismo.”

 

 

Agradecimientos a Alejandra Matiz

Alejandra Matiz

 

(Colombia). Hija del legendario fotógrafo Leo Matiz y restauradora de arte.

Ha promocionado las imágenes inolvidables de

su padre a públicos de los cinco continentes que incluye ciudades como Nueva York, en el MOMA; el Museo MARTIN GROPIUS BAU; Galería Campagne Premiere en Berlín y la Fundación Juan March de Arte Español.

Se crió con su padre en una casa del centro de Bogotá

donde funcionaba una galería de arte donde expuso sus primeros trabajos Fernando Botero.

A partir de 1998 preside la Fundación Leo Matiz en la que ha desarrollado una importante labor a nivel nacional e internacional para promover, ubicar y editar el legado artístico del maestro. La obra ha sido incluida también en las colecciones visuales del Museo Nacional de Antropología de México; Museum of Latin American Art en Los Ángeles; Fondo de la Organización de Estados Americanos en Washington D.C.; Museo de la Fotografía en Bergamo (Italia), Museo Nacional de Colombia y la Maison Européenne de la Photographie en París.

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia