(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

 ReVista OjOs.com    DICIEMBRE DE 2013

COLABORADORES / JOTAMARIO ARBELÁEZ

PETRO NO SE VA

 

Me permito transcribir el comunicado que actualmente rueda por las redes, emitido por cientos de artistas e intelectuales, para el que se espera una adhesión multitudinaria de todo aquel que se considere indignado: Escritores, artistas y trabajadores de la cultura en Colombia ya habíamos manifestado, desde julio 2013 –con poca prensa, vale decir–, nuestra anticipada y visceral protesta, y planteado un plan de legítima acción y reacción ciudadana, ante la artera artimaña de sesgo constitucional que se preparaba contra el alcalde progresista Gustavo Petro por parte del procurador general, Alejandro Ordóñez, según ha comenzado a denunciarse, en solapada connivencia con fuerzas aún más oscuras y enemigas de esa paz que busca el Presidente y que busca la insurgencia y que todo el país merece, y que después de cincuenta años no sea la de los sepulcros.

 

La desenmascarada maniobra ha tenido hoy fatal cumplimiento, al ser anunciada su destitución como funcionario ti monel de la capital y ser inhabilitado por 15 años de la actividad pública, prácticamente decretándole la muerte política. Equiparable a la muerte física, en un líder empeñado en transformar las costumbres administrativas corruptas que han sido nuestra vitrina. Pero el Alcalde no está solo, como lo comprueba la multitud que colma la plaza de Bolívar al grito unánime de “Petro no se va” y se compromete a acompañarlo hasta las últimas consecuencias para que continúe en su cargo, mediante una efectiva resistencia pacífica, “porque los violentos son ellos”.

 

Pues bien, en la plaza de Bolívar de la Bogotá Humana, en las de otros pueblos de Colombia y hasta del exterior, va a arder la simbólica Antorcha de la Democracia, alrededor de la cual se defenderá no solo la legitimidad de cientos de miles de inalienables votos capitalinos triunfantes, sino que se pondrá de presente la indignación de millones de colombianos, muchísimos de los cuales no votaron por él, pero están indignados ante el desafortunado plumazo que equivale a un bombazo contra el habano de la paz a que se aspira en Cuba. Así busquen acudir de nuevo a la polarización, no prevalecerán contra los anhelos de paz ni contra la paciencia pacífica. La indignación colectiva es el mejor elemento de unidad contra el guerrerismo.

 

Es un golpe al Estado con garrotazo al pueblo que impuso a su mandatario. Al presidente Santos le queda la papa caliente de avalar el legalista desaguisado. O está de veras con la paz o solo con la reelección, le consulta Petro, quien pide a los contertulios de paz de La Habana que se la sigan jugando. Y al expresidente Uribe explicar si es verdad que la alcaldía vacante es un caramelo dorado y pactado para Francisco Santos, que le compense la reciente traición de su jefecito.

 

Es de prever que haya escritores y artistas captados por el fascismo que no vean con buenos ojos esta actitud de rechazo ante el brutal atentado a la democracia, lo que no nos hace enemigos, pero sí nos genera una decepción. Casi todos los que empezamos con estas disciplinas de la literatura y el arte nos propusimos luchar contra la injusticia y los privilegios desmesurados, y la mayoría persistimos. No nos imaginamos a un artista haciendo pistola cuando oye hablar de la defensa de la cultura y su dignidad.

 

Sin necesidad de acudir a la fundación del M-D9, o movimiento 9 de Diciembre, como comentan de una manera juguetona los descontentos, anticipamos que el pueblo, pacíficamente, no se va a aguantar este varillazo.

 

Porque la vida de la Bogotá Humana no puede cortarse en primavera. La muchedumbre de indignados ofrece y exige la paz, pero sin confundir la paz con la mansedumbre. Este pueblo, del que todos hacemos parte, es paciente, pero no bobo. Y no le come cuento a ningún beato.

 

Bogotá, diciembre 9-13.

Jotamario Arbeláez

 

(Colombia, 1940). Poeta, escritor y publicista. Uno de los más importantes representantes del Nadaísmo. Su primer libro, El profeta en su casa (1966), confirmó el ingenio y el talante mordaz que distinguiría a los nadaístas caleños. En 1980 obtuvo el Premio Nacional de Poesía Oveja Negra y Golpe de Dados, con Mi reino por este mundo. En 1985 el Premio Nacional de Poesía Colcultura con La casa de memoria. En 1999 el Premio de Poesía del Instituto Distrital de Cultura con El cuerpo de ella. Ha publicado, además: El libro rojo de Rojas (1970), denuncia del fraude electoral que se le hizo al general Gustavo Rojas Pinilla, escrito en colaboración con Elmo Valencia; la antología Doce poetas nadaístas de los últimos días (1986), y El Espíritu Erótico (1990), antología poética y pictórica realizada con Fernando Guinard. En 2002 Aguilar publicó Nada es para siempre. Antimemorias de un nadaísta. En el año 2008 le fue entregado en Caracas el Premio Internacional de Poesía ‘Chino’ Valera Mora por Paños menores. Actualmente es columnista del periódico El Tiempo de Bogotá y el País de Cali.

 

 

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia