(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

 ReVista OjOs.com    MAYO DE 2016

COLABORADORES / JOAN SUÁREZ

TIEMPOS SENCILLOS

Iniciar sin terminar los oficios. Comenzar con ahínco las tareas inconclusas. Acumular sin gozar. Construir sin pensar. La engañosa evasión de responsabilidades y el ego por títulos diplomáticos y académicos. En fin, una lista larga de categorías para describir un poco la confusión actual. Y más si el alboroto de distracción es el sexo y el falso libertinaje sobre el deseo, aún imperan paradigmas conservadores y el oscurantismo. Dejémonos de pajazos mentales, estamos apenas al borde de la discusión y la confrontación, cuesta reconocer el triunfo de un interlocutor (descalificamos al otro). En todo caso, existe todavía la habitación de la ceguera, sin ventanas ni puertas para la luz del conocimiento y el entendimiento.

 

De este modo, para hacer mofa y alarde cómico de esta sociedad estúpida y alocada, nos habla la película de Australia The Little Death (2014), una serie de historias sobre las relaciones con el otro, el amor, el sexo y los tabúes. En total son seis narraciones de parejas y sus fantasías inusuales, represiones, fetiches, frustraciones y dilemas en asuntos de cama e intimidad, especialmente el compartir ese aspecto íntimo y potencialmente embarazoso de las preferencias con otra persona.

 

Cada uno de los personajes está experimentando uno de los fetiches de la pareja de diferentes maneras y sus repercusiones para estar juntos. De esta forma, se narra en picardía y dulzura la intención provocadora en un vulgar hedonismo por una violación sexual (1), el llanto placentero tras la muerte o pérdida de un animal (2), o la manía tonta en ver dormir a la histérica de la esposa (3), o encarar juegos de rol para buscar y encontrar el orgasmo en la relación de amantes (4) y la más creatividad y entrañable de los relatos (los únicos que no son pareja), intermediar ante un sordo una llamada a una línea erótica en el universo de la ilustración y la teloperadora de lengua de signos (5). Y la presencia transversal en todo el relato de un pervertido sexual obligado por ley a comunicarlo entre sus nuevos vecinos (6). Un guión entretenido y divertido para decirnos las raras alucinaciones en materia sexual del ser humano, las situaciones excitantes que anhelan las personas, los hilos invisibles de la comunicación (la mentira) y las apetencias de líquidos y fluidos, locuras y travesuras. La imaginación sexual también puede ser cómica y de humor, para transmitir los secretos (especialmente la rutina y el sexo sin sentido) que nos avergüenza ante la hegemonía de conductas y estilos prácticos de cómo debería ser tal o cuál evento.

 

Sesgadamente se hace referencia a las filias y sus derivaciones psicológicas de aficiones (ver llorar al esposo), o las atracciones por situaciones (ver dormir a la esposa) o demás realidades ambientadas en la película. Como también sus contrarios del miedo: las fobias. Así, el director, guionista y actor Josh Lawson hace su debut con una suave y dietética historia de parejas y romance para el público y sus temores de ser ellos mismos en juegos de poder, de dominación, la reflexión sobre la naturaleza de las pasiones, la falta de sinceridad y las representaciones conflictivas de la sexualidad.

 

The Little Death

Dir. Josh Lawson

Australia. 2014. 96 min.

Joan Suárez


(Colombia, 1988). Nació en Medellín por las mismas calles de narcotraficantes, pistoleros y políticos. Es antioqueño como Débora Arango, Porfirio Barba Jacob, Pedro Nel Gómez, Ignacio Gómez Jaramillo Augusto Rendón, Fernando Botero, Fernando Vallejo, Fernando González, Gonzalo Arango, Germán Londoño y muchos más que le han dado más gloria a Colombia que las bandas criminales infiltradas en los poderes políticos, judiciales, legisladores  y empresariales.

Egresado en Regencia de Farmacia de la Universidad de Antioquia.  “Allí aprendí de papas bomba, reacciones químicas callejeras, píldoras abortivas [diría Don Ordoñez], conocí la flora y fauna de varias vaginas en el quirófano de obstetricia y ginecología en mi práctica académica. Actualmente tengo 24 años y vivo el presente con lo que se me presenta. Un hombre cuasi virgen para la sociedad colombiana”. Su espíritu investigativo, analítico y su talento para expresar con palabras e ideas esta realidad apestosa lo respaldan para convertirse en un colaborador de la revista de la libertad y el desorden donde no hay censura y se exalta la belleza y el talento.

Richard (Patrick Brammall) y Rowena (Kate Box)

Paul (Josh Lawson) y Maeve (Bojana Novakovic)

Evie (Kate Mulvany) y Dan (Damon Herriman)ic)

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia