(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

 ReVista OjOs.com   ABRIL DE 2016

COLABORADORES / JOAN SUÁREZ

SORDERA VISUAL

Ahora hay algo diferente en él.

Su pensamiento,

Su presencia,

Sus manos,

Sus ojos,

Su piel

 

 

Hay un temor de repetirnos en lo que hacemos a diario. La sacudida social de basura mental atormenta el culto al ocio y el descanso. La serenidad está en extinción. Nadie se detiene. Ese mismo frenesí de estupidez humana se refleja en muchas de las producciones cinematográficas del momento, historias de entretenimiento y evasión, dejar excluido el cuestionamiento y la razón. Y en el laberíntico universo de las imágenes, ya casi no son necesarias, hay rarezas visuales que evocan un sentido por la vida y la naturaleza humana.

 

 A través del anterior esquema se construye la Ópera Prima Blind (2014) del noruego Eskil Vogt. Tras una sólida y enriquecida carrera como guionista de las películas Oslo, 31. August (2011) un drama perturbador de un hombre joven que lo tuvo todo y lo perdió: amigos, familia, amor y decepciones que causó. Luego vendría la escritura de Reprise (2006), justamente sobre dos escritores jóvenes que desean abrirse camino en el tiránico mundo de las editoriales: su éxito, talento y caída. Hasta llegar a Louder Than Bombs (2015), algo así como El amor es más fuerte que las bombas, una historia sobre el vacío del Ser y la insatisfacción existencial. Todas fueron dirigidas por el también noruego Joachim Trier. Estamos, entonces, ante una dupla de cámara y guión, ojo y sentido. Un par de islas o ángulos que nos han hablado del universo nórdico en el último lustro por medio del cine.

 

En este contexto, Eskil Vogt hace su ambiciosa incursión en la dirección con una estructura semejante  a sus guiones citados arriba. Personajes inquietos por su esencia ante la vida, la evolución de sus emociones y percepciones según los dilemas del momento de crisis: drogas, amistad, violencia, trabajo y familia.

 

Aunque para esta historia recurre a una experimentación visual y narrativa, un contrapunteo que se convierte en un desafío organoléptico para el espectador, quien debe prestar atención al curso del relato: una chica que decide regresar a su hogar tras quedar ciega y dedicarse a la escritura.

 

De este modo y poco a poco entran en escena, real o de ficción, no lo sabemos, los cuatro personajes. Un chico alienado por la pornografía en el barril sin fondo de La Internet. El madre solterismo de una chica torpe y atormentada por su rol de mamá. El novio (Morten) de Ingrid, un sujeto promiscuo, drogadicto y  alcohólico. Y el trance monótono de acá y hasta allá en la habitación acompañada por los monólogos internos (voz en off) de Ingrid.

 

Así, en un tono intimista y natural se construyen los personajes, un paralelismos que sutilmente va adentrando al espectador en un dilema de confusión ante la realidad o la ficción, de ahí un poco la ambigüedad entre una delgada línea vivencial de la protagonista y su entorno, de estar recluida en su habitación y descubrir los intrincados misterios de su imaginación. Pero no es poco, esa línea que traza el relato es sencillamente la sexualidad, es un elemento preponderante entre la crisis que enfrentan sus personajes y su condición, por medio de simbolismos del exceso y la ceguera mental  (chat de prostitución, sexo, promiscuidad) y el  confuso arquetipo para resolver sus problemas.

 

De este modo, la historia tiene otro personaje, el cuerpo (en cuatro sujetos), que se introduce con un rigor sugerente y elevado en el curso de la historia, aquel es segmentando, sumergido en una tensión psicológica, la rutina del movimiento, la cotidianidad en sus pasos melancólicos, su peso y volumen de la soledad, la escafandra del miedo (falta de deseo e infidelidad) y la inseguridad (salir a la calle), desnudez emocional en  intentos por escribir el recuerdo de un pasado y el ánimo por emerger en caos una nueva vida o el particular invento de su propio nuevo destino: la ceguera.

 

Blind (Ciega)

Dir. Eskil Vogt.

Noruega. 2014. 96 min.

Joan Suárez


(Colombia, 1988). Nació en Medellín por las mismas calles de narcotraficantes, pistoleros y políticos. Es antioqueño como Débora Arango, Porfirio Barba Jacob, Pedro Nel Gómez, Ignacio Gómez Jaramillo Augusto Rendón, Fernando Botero, Fernando Vallejo, Fernando González, Gonzalo Arango, Germán Londoño y muchos más que le han dado más gloria a Colombia que las bandas criminales infiltradas en los poderes políticos, judiciales, legisladores  y empresariales.

Egresado en Regencia de Farmacia de la Universidad de Antioquia.  “Allí aprendí de papas bomba, reacciones químicas callejeras, píldoras abortivas [diría Don Ordoñez], conocí la flora y fauna de varias vaginas en el quirófano de obstetricia y ginecología en mi práctica académica. Actualmente tengo 24 años y vivo el presente con lo que se me presenta. Un hombre cuasi virgen para la sociedad colombiana”. Su espíritu investigativo, analítico y su talento para expresar con palabras e ideas esta realidad apestosa lo respaldan para convertirse en un colaborador de la revista de la libertad y el desorden donde no hay censura y se exalta la belleza y el talento.

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia