(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

 ReVista OjOs.com    NOVIEMBRE  DE 2015

COLABORADORES / JOAN SUÁREZ

AFIRMACIÓN POR EL DESEO

Sin complejos de culpa, Ni ignominia pública.

 

Como suele suceder, el erotismo despierta el universo de los sentidos y la mente, pero también se eleva al dominio de la hipocresía y la cordialidad de los santos y los puritanos, de los asolapados y de algunos inquisidores del afecto y el amor, paradójicamente en el siglo XXI, que se declara en escritos y boca de timadores, como el tiempo del goce de la mujer, más allá de las cuatro paredes de la habitación.

 

Así, a mediados de la década del setenta, luego de la generalizada y poco profunda revolución sexual, el maestro polaco del cine erótico, Walerian Borowczyk, nos complace con cuatro Cuento Inmorales (1974) sus inclinaciones y deseos sexuales que tienen lugar en distintas épocas históricas. Desde la introducción a la fellatio, ingresando al misticismo sexual y religioso, hasta el jugo de sangre en bañera de jovencitas vírgenes y terminar con el remordimiento del incesto de una mítica familia y sus prácticas acrobáticas.

 

Alamar

El primer segmento de la película inicia con el relato de un joven estudiante que se sumerge con su prima en la playa, nada de arena, sino piedras y torrenciales olas en dimensión que describen el ritmo frenético de la situación. El chico elogia con poesía sensual y de éxtasis su falo al son de las olas del mar, y enaltece los labios que acarician como aguas turbulentas su libido y anillo natural, dos cíclopes danzando con los gemidos alamar.

 

Clausura

La misteriosa vida monástica, célibe y de monjas, tiene su trascendencia en querer alcanzar un éxtasis espiritual y carnal, en una habitación sola y encerrada consiente su cuerpo con el borde ligero de sus manos, la lectura bíblica de pecadores, ilustraciones y la vibración de verduras entre su par de muslos húmedos y líquidos orgánicos, retumban los ecos en la superficie de su victoria.

 

Aristócrata

Perteneciente a una de las familias más poderosas de Hungría, Erzsebet Bathory, se dedicó durante el siglo XVI a ducharse con la sangre de lindas y jóvenes muchachas de la comarca, la gran mayoría de ellas sin sentir un faro en su fuente de vida. Esta práctica obedecía con su obsesión por la belleza, intentando rejuvenecerse en medio de la crueldad (quemar los genitales por diversión), que llevaría a ruinas las mazmorras de su castillo.

 

Mutuo consentimiento

Se dice que los enemigos de la familia Los Borgia tejieron infamias de crímenes e incesto sobre Lucrecia Borgia, acá nos muestran una visión renacentista cargada de color blanco y artilugios en rojo como descripción de sus encuentros sexuales con sus parientes más cercanos, en una esfera de política, guerra y la depravación eclesiásticas, además del mito de su figura histórica.

 

A lo largo de las historias la parte visual tiene un significado especial por la ambientación de cuatro momentos diversos en el tiempo e interpretación: iniciación a la felación, masturbación con calabacines, primeros planos de vaginas con secuencias de cuerpos desnudos y la corrosión del clero familiar. Lo anterior, en una atmósfera musical de selecto cuidado que suma a la fotografía y sus decorados, que dejan para la discusión la pretensión de abarcarlo todo a través del cosmos femenino, en siluetas sueltas en la narración y ambigüedad de continuidad, pero dignas de admirar por su temática atrevida en una época de inocentes y moralistas, ésta doble condición de negarse a sí mismo y destruir al otro: la iglesia, el Estado…

 

*Los subtítulos para este ejercicio de escritura son del autor, los nombres reales de los relatos eróticos y en su orden son: La marea, Teresa filósofa, Erzsebet Bathory, Lucrecia Borgia.

 

Contes immoraux

(Cuentos inmorales)

Dir. Walerian Borowczyk

Francia. 1974. 103 min.

Joan Suárez


(Colombia, 1988). Nació en Medellín por las mismas calles de narcotraficantes, pistoleros y políticos. Es antioqueño como Débora Arango, Porfirio Barba Jacob, Pedro Nel Gómez, Ignacio Gómez Jaramillo Augusto Rendón, Fernando Botero, Fernando Vallejo, Fernando González, Gonzalo Arango, Germán Londoño y muchos más que le han dado más gloria a Colombia que las bandas criminales infiltradas en los poderes políticos, judiciales, legisladores  y empresariales.

Egresado en Regencia de Farmacia de la Universidad de Antioquia.  “Allí aprendí de papas bomba, reacciones químicas callejeras, píldoras abortivas [diría Don Ordoñez], conocí la flora y fauna de varias vaginas en el quirófano de obstetricia y ginecología en mi práctica académica. Actualmente tengo 24 años y vivo el presente con lo que se me presenta. Un hombre cuasi virgen para la sociedad colombiana”. Su espíritu investigativo, analítico y su talento para expresar con palabras e ideas esta realidad apestosa lo respaldan para convertirse en un colaborador de la revista de la libertad y el desorden donde no hay censura y se exalta la belleza y el talento.

 

VOLVER A COLABORADORES               

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia