(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

 ReVista OjOs.com     ABRIL DE  2014

COLABORADORES / JOAN SUÁREZ

DE BOSQUES Y ÁRBOLES A CUERPOS DESNUDOS

 

Seligman: ¿Qué sucedió entonces? ¿Te asaltaron?

Joe: Es culpa mía. Soy sólo un mal ser humano.

Seligman: Nunca conocí a un mal ser humano.

Joe: Bueno, ahora conoces a uno.

 

 

El llamado niño malo de la cinematografía, Lars Von Trier, regresa con una historia provocadora y conmovedora, si bien es sobre el sexo, no es moralista, su cine siempre honesto traspasa las fronteras que otros no se atreven, por eso es un escándalo de publicidad, de censura y de corte en la versión original de más de cinco horas, para conformarnos con 4 horas en dos entregas comerciales.

 

Su “trilogía de la depresión” está compuesta por El anticristo (2009), un psicólogo que a través de una terapia en el bosque, quiere ayudar a su mujer a superar la muerte de su hijo; y Melancolía (2011), todo un apocalipsis de impresionante depresión, conjugado entre el matrimonio, los astros y la celebración. Ahora con Ninfomanía, pone en juego las emociones del protagonista principal, para perturbar al espectador con pensamientos oscuros de la condición humana, a través de situaciones que ilustran la conducta sexual de Joe.

 

La historia se desarrolla a modo de cuento, compuesta por pequeños capítulos, cada uno con sus propias reglas de juego y una temática específica, con un preámbulo, un desarrollo y un clímax, a pesar de estar fragmentado, cada uno es una pieza de un rompecabezas que encaja forzosamente con el relato y el mosaico visual que propone el director, rompiendo con la línea del espacio-tiempo,  nos muestra el ahora de Joe, viaja a su pasado y nos prepara para visualizar su futuro.

 

La presión para describir con voz en off el relato de Joe, coincide en algunas escenas que establecen la relación con la pesca, la música polifónica y las matemáticas, de ahí su incapacidad para contar la historia de esta mujer, sin recurrir a hechos y situaciones extremas, mientras se auto diagnosticó como ninfómana y cuenta a un extraño su vida; vemos episodios que se describen más por el texto que con las imágenes y las actuaciones.

 

De ahí podemos aproximarnos a entender la pretensión del director para tratar el sexo, los prejuicios y los criterios morales que suscitan las historias de la protagonista, con referencias muy ajenas y distantes, tales como las notas de los fresnos o los comentarios que hace el viejo solterón sobre la metamorfosis, especialmente a las declaraciones eróticas  de Joe, alimentando la narración de mentiras, sentimientos y debilidades, con el fin de adquirir el equilibrio.

 

Ahora bien, es una película salvaje y poética, a pesar de recaer el peso del relato sobre las anotaciones sexuales e intensos encuentros de Joe, a partir del análisis de símbolos y elementos psicoanalíticos de su inconsciente, por ejemplo, la estrecha relación con su padre complaciente, el danés logra construir una aventura envolvente que cuestiona al espectador sobre su vida y el sexo, desde los fantasmas humanos.

 

Finalmente, es incoherente tanta polémica alrededor de esta película, tanto se ha vendido a través de ella, que de lo menos visto es el sexo explícito y la magia del erotismo, solo cuerpos desnudos, algunos terminan desencantados, ante el bullicio comercial de su estreno y cierto fetiche en su narración. Seguiremos caminando por el bosque hasta llegar a la segunda parte.

 

Nymphomaniac. Volumen 1

Dir. Lars von Trier

Dinamarca. 2013. 117 min.

Joan Suárez


(Colombia, 1988). Nació en Medellín por las mismas calles de narcotraficantes, pistoleros y políticos. Es antioqueño como Débora Arango, Porfirio Barba Jacob, Pedro Nel Gómez, Ignacio Gómez Jaramillo Augusto Rendón, Fernando Botero, Fernando Vallejo, Fernando González, Gonzalo Arango, Germán Londoño y muchos más que le han dado más gloria a Colombia que las bandas criminales infiltradas en los poderes políticos, judiciales, legisladores  y empresariales.

Egresado en Regencia de Farmacia de la Universidad de Antioquia.  “Allí aprendí de papas bomba, reacciones químicas callejeras, píldoras abortivas [diría Don Ordoñez], conocí la flora y fauna de varias vaginas en el quirófano de obstetricia y ginecología en mi práctica académica. Actualmente tengo 24 años y vivo el presente con lo que se me presenta. Un hombre cuasi virgen para la sociedad colombiana”. Su espíritu investigativo, analítico y su talento para expresar con palabras e ideas esta realidad apestosa lo respaldan para convertirse en un colaborador de la revista de la libertad y el desorden donde no hay censura y se exalta la belleza y el talento.

 

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia