(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

 ReVista OjOs.com     MARZO DE  2014

COLABORADORES / JOAN SUÁREZ

DEL ENCANTO A LA DESILUSIÓN HAY UN VIAJE

 

 

Emma:- ¿Por qué mientes?

Adèle: - No miento.

Emma: - Entonces, ¿por qué lloras?

Adèle: - No lloro.

 

 

La vida está mediada entre las experiencias, hechos y situaciones que condicionan una actitud favorable o deprimente ante el tránsito por la Tierra y la capacidad de encarar el camino de una decisión; en este dilema se encuentra Adèle y su despertar a la sexualidad, los procesos de encanto y desilusión, de ahí el título del cineasta franco-tunecino Abdellatif Kechiche La vie d’Adèle, en su camino por el deseo.

 

Con planos detalles al inicio de la película, el espectador es invitado con una cámara al hombro, a la cotidianidad de Adèle, una chica estudiante de secundaria en su comportamiento regular de amigos, compañeras de clase, y el interés por los chicos; pero al cruce de la esquina que anuncia el semáforo y ver la chica de cabello azul, moverá en ella, un no sé qué, pero es novedoso y de sorpresa, la desconocida se ha inoculado en la mente libidinosa de una mujer de quince años de edad.

 

Hasta ahora, es normal para el canon de una sociedad miope, la relación chico que conoce chica, pero la vanguardia en este relato, es la sexualidad lésbica en dos hermosas mujeres; Adèle en su despertar por el deseo homosexual, y Emma en su universo de seguridad y carácter; no solo la diferencia de edad, sino también el abismo entre la experiencia y la vivencia para asumir la existencia del amor y la pasión, en este caso, cargada de intimidad corporal, se suman a un relato intenso e íntimo, pero triste.

 

En sus más de tres horas de duración, asistimos al proceso de transformación de Adèle, estamos en el interior de los personajes, más allá de los encuentros lésbicos explícitos y naturales, bastante generosos para algún espectador intensivo, y agresivo para algunos moralistas, esa es la vida, ese es el sexo y es, la sexualidad de las protagonistas; no hay que elogiar en esta historia el sexo explícito, por el contrario, es loable la lírica corporal en las sabanas, pero el director pretende con su narrativa no convencional, a través de pequeños detalles y cambios sutiles, durante más o menos 5 ó 6 años en que transcurre la película, en ver y vivir la vida de una mujer, con sus emociones y sentimientos, como la de cualquier mujer en el mundo.

 

Lo que menos nos debe interesar es el argumento y la orientación sexual de estas dos chicas, nos debe inquietar la secuencia elegante para el deseo, el curso del día, las emociones en los personajes con sus cambios, encontrarse a sí misma, el miedo, el sufrimiento, y como asumen la responsabilidad y la culpa ante el enamoramiento, el placer, la desilusión, el mundo familiar; cada una opuesta a los hábitos y costumbre de la modernidad, y la aceptación de su relación con los padres.

 

Sin lugar a dudas, se trata de una aventura o un viaje por el curso del sexo y el amor, la pasión y el encanto, el llanto y la tristeza, la fidelidad e infidelidad, encuentro y separación, todo ante el nacimiento de una mujer al universo sexual y la vida.

 

La vie d’Adèle

Dir. Abdellatif Kechiche

2013. 180 min. Francia

Joan Suárez


(Colombia, 1988). Nació en Medellín por las mismas calles de narcotraficantes, pistoleros y políticos. Es antioqueño como Débora Arango, Porfirio Barba Jacob, Pedro Nel Gómez, Ignacio Gómez Jaramillo Augusto Rendón, Fernando Botero, Fernando Vallejo, Fernando González, Gonzalo Arango, Germán Londoño y muchos más que le han dado más gloria a Colombia que las bandas criminales infiltradas en los poderes políticos, judiciales, legisladores  y empresariales.

Egresado en Regencia de Farmacia de la Universidad de Antioquia.  “Allí aprendí de papas bomba, reacciones químicas callejeras, píldoras abortivas [diría Don Ordoñez], conocí la flora y fauna de varias vaginas en el quirófano de obstetricia y ginecología en mi práctica académica. Actualmente tengo 24 años y vivo el presente con lo que se me presenta. Un hombre cuasi virgen para la sociedad colombiana”. Su espíritu investigativo, analítico y su talento para expresar con palabras e ideas esta realidad apestosa lo respaldan para convertirse en un colaborador de la revista de la libertad y el desorden donde no hay censura y se exalta la belleza y el talento.

Escenas de la película La vie d’Adèle

 

VOLVER A COLABORADORES            

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia