(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

 ReVista OjOs.com    NOVIEMBRE DE 2012

COLABORADORES / JOAN SUÁREZ

CEFALEA (aquí va la última)

 

La posibilidad de existir faculta al hombre para despertar y asumir la vida con el deber de pensar, gracias a la construcción biológica, psicológica y social que se ha construido a lo largo de la historia.

 

Entre su deber como sujeto, tenemos la educación, la transferencia generacional  de aquello que está bien dentro de su comunidad “la cultura” que integra las diversas expresiones de realización humana, la música, la pintura, la escritura y demás manifestaciones de un espíritu libre, por ejemplo, el erotismo y la sexualidad. He decidido describir en pequeños párrafos nuestro entorno, con reflexiones que permiten comprender el panorama actual en la formación e inducción de los hombres del mañana.

 

Sentido emocional

 

Nuestros jóvenes se encuentran ante la descarga masiva de ser un líder, de estar en una condición de seguridad en sí mismos. Sin embargo, en esa aparente seguridad hay un elemento de desconfianza, un complejo de inferioridad, por una causa que él apenas sabe o intuye por algún defecto en su personalidad, o en  su aspecto físico, o en sus más íntimos sentimientos, que no se conforma con la “normalidad” aceptada por la cultura a la que pertenece.

 

El querer superar esa cualidad, es lo que en el fondo lo impulsa a querer demostrarse superior e importante, el más poderoso o el más temido. Síntomas de un hombre aliviado. Quizás el panorama pinta un poco desalentador, estamos ante una sociedad compleja en su organización que ha llevado a un mal estar  generalizado de la actual generación. Pero, todo tiempo pasado es mejor, suelen decirles. Según esto, podríamos expresar que se trata de priorizar el presente y olvidar el pasado.

 

Ahora bien, es necesario evidenciar la velocidad y el consumo en el vivimos, no hay tiempo para reflexionar o detenerse a pensar, por eso convocan las multitudes. Porque la gente teme estar sola, huye de sí, ignora y desea mal, lo anterior se traduce en una angustia y desazón.  Todo se contamina con el dinero, incluido el sentimiento más noble, la amistad.

 

Existencialismo

 

Debemos librarnos un porvenir y a eso hemos venido al universo, concentrar las energías para ejercitar la convicción ante la vida, a fin de liberar el deseo [reprimido por más de 2.000 años], cultivar el mejoramiento constante de nuestras facultades y sentir a diario el amor por nuestro semejante. He aprendido el lujo de extrañar a alguien, el hombre muere cuando ha perdido la memoria, por eso aquello de recordar al otro sí es bien importante, aunque nunca debemos esperar nada del ego de éste. De hecho, he notado que el conocimiento ofrece seguridad y al mismo tiempo, melancolía e incertidumbre. El futuro es turbio, hoy estamos viviendo para trabajar, en vez de trabajar para vivir. El buen trabajador es aquel que rinde hasta la extenuación y cansancio, es una pieza instrumental del andamiaje laboral.

 

No hay humanización, sino rendimientos, cálculos e informes. Los deseos y pensamientos de los jóvenes están sometidos a la técnica. Como resultado, hay una debilidad intelectual, temen dejar de ser lo que son, por eso no piensan. Son onsumidores de opinión e información, ante la lógica moderna de la estandarización, uniformidad, producción en serie. Se han olvidado que el conocimiento y las habilidades son competencia de cada persona y es esto lo que marca la diversidad.

 

¿Qué es un empleo?

 

Es la oportunidad para reconocer e identificar, es la realización de las posibilidades, aquél que no califique la vida de las personas, un salario justo con la producción y permitir la jornada no extensa, para la liberación y el buen vivir. Ahora el trabajo es precario, no hay cabida y lugar al crecimiento. Indecible, horror y espanto.

 

Conquista

 

El joven debe educarse para la disciplina, paciencia y perseverancia. Los grandes descubrimientos e invenciones de la humanidad, se han llevado a cabo bajo los estados de soledad y silencio. Hoy, poco de eso veo. Bailan y danzan al son de la moda y el momento. El eslogan es gozar sin límites, es tu derecho. Están en el mundo para disfrutar, la satisfacción en lo inmediato, es el caso del hijo tirano, que quiere todo gratis. La vida está para no desear [dice un sacerdote], temen reconocer lo que falta, no quieren volcarse a la conquista de otras cosas, al pensamiento, por ejemplo, ese complejo conjunto de ideas con el cual emprendemos la vida, una realización amplia y difícil.

 

Propuesta

 

Encarar preguntas y resolverlas con todas las herramientas posibles. Reconocer la ignorancia, constatar, abrir caminos de estudio e investigación. Al pensador no se reprime, con él se polemiza y se discute. Debemos apostar por una sociedad más sensata y racional, menos cínica como la actual. La vida sería menos densa, si alcanzamos formas de satisfacción y goce, de aquí, que un hombre rico, sea quien está apropiado de todo lo grande que el hombre ha hecho, estar a la altura de las realizaciones humanas. En los barrios de nuestra ciudad los jóvenes sienten indignación y rabia, no prevalece la sensibilidad, no han encontrado en las ideas, el arma ara luchar. Vivir maluco es muy caro, pero vivir bueno es muy barato.

 

Como debería ser

 

Enseñar y desaprender (pedagogía) a un estudiante el criterio y afirmación de la negación, ante propuestas injustas y desleales, por ausencia de estimulo y reconocimiento a su labor. Impartir la disciplina de la labor académica individual y colectiva, la responsabilidad civil y combatir la rutina.

 

Hoy día predomina la necesidad de status, ser lo que no parezco, y ante la no aceptación, es que funciona la sociedad del consumo, si no me quieren, compro, premisa por la cual se accede al centro de la alegría y el placer de las personas, para monitorear y vigilar su conducta.

 

Carácter corrosivo

 

La gente tiene el síndrome depresivo, extensión de la mentalidad totalitarista, consecuencia de la realidad virtual, en la cual, el estado de soledad e individualismo es tal, que quieren que el otro sea una realidad virtual, aquel que se vende a otro, para que éste haga con él lo que quiera, y cuando eso pasa, ya soy otro, y dejo de existir.

 

Tenemos una manipulación virtual, para tener compañía, se necesita de una máquina, deformación de la realidad, en el juego, pero en la realidad misma no.

 

En otras palabras, la propuesta del medio (sistema económico) y el lenguaje, es la absoluta indiferencia e importanculismo para con el Ser Humano. Hay una mentalidad que no quiere asumir responsabilidades. Lo virtual funciona para la simulación y el trabajo científico, no para la realidad, aquello que más se acerca a la verdad, para permitir el avance y conocimiento de Yo, Tú, Él Y Nosotros (las circunstancias).

 

Hemos olvidado la real idea (realidad) para tener una cercanía a la verdad, así el mundo es más claro. Pero, se ve el caos. De este modo, la demencia y la locura son la salida a esa realidad, para el artista, quien busca construir aquella, en base al pasado. Lo normal es estar loco, y lo anormal es seguir a otros. La premisa es contraria a lo que hoy se vive, la enajenación. Las utopías sociales y políticas, hoy parecen ser asuntos pasados de moda.

 

Síndrome de Peter Pan: Edad de la inocencia

 

Es bien sabido, hasta ahora, que el hombre es el resultado de los genes, el ambiente y el cableado cerebral, es una especie animal que cambia muy poco. Debemos vivir para sentir lo que nos está pasando, no admitir la distribución del conocimiento sin cuestionar, discutir lo que no hemos podido desarrollar. Incluso, el problema que tenemos, es no saber domesticar lo que sabemos, no hemos podido crear, nos dedicamos a copiar y, a copiar sin adaptar. Se ha olvidado que el deseo es una idea falsa y éste no se convierte en pasión. Al no tener claro este concepto, se pierde la finalidad y se termina en frustración.

 

Estoy convencido, que no hay nadie en el mundo, que no tenga algo por enseñar. Entonces, reasumir la educación, para aprender y desaprender, porque nunca somos seres acabados. Es urgente la respuesta a una necesidad, de movernos, al estilo de una cadena biológica, para la realización de nuestros fines. Porque uno no repite etapas evolutivas con los años. Desterrar todo lo que sea mecánico para abrir paso al desarrollo de la inteligencia.

Joan Suárez


(Colombia, 1988). Nació en Medellín por las mismas calles de narcotraficantes, pistoleros y políticos. Es antioqueño como Débora Arango, Porfirio Barba Jacob, Pedro Nel Gómez, Ignacio Gómez Jaramillo Augusto Rendón, Fernando Botero, Fernando Vallejo, Fernando González, Gonzalo Arango, Germán Londoño y muchos más que le han dado más gloria a Colombia que las bandas criminales infiltradas en los poderes políticos, judiciales, legisladores  y empresariales.

Egresado en Regencia de Farmacia de la Universidad de Antioquia.  “Allí aprendí de papas bomba, reacciones químicas callejeras, píldoras abortivas [diría Don Ordoñez], conocí la flora y fauna de varias vaginas en el quirófano de obstetricia y ginecología en mi práctica académica. Actualmente tengo 24 años y vivo el presente con lo que se me presenta. Un hombre cuasi virgen para la sociedad colombiana”. Su espíritu investigativo, analítico y su talento para expresar con palabras e ideas esta realidad apestosa lo respaldan para convertirse en un colaborador de la revista de la libertad y el desorden donde no hay censura y se exalta la belleza y el talento.

 

VOLVER A COLABORADORES            

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia