(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

COLABORADORES / JOAN SUÁREZ

 ReVista OjOs.com    MARZO DE DE 2017

Joan Suárez

DESPRENDERSE O CARGAR CON LAS CENIZAS

 

 

 

La naturaleza, de la vida y la muerte, es insondable.

 

 

La vida es un saco que guarda la energía que salió de la caja de pandora, y conservamos el amor de la familia y la defensa animal ante la tragedia. Así, entre el romance de esposa e hijas, se atesora el cariño y la serenidad del mar. Ese puerto lejano que se lleva las olas cargadas de penas, errores y miedos, pero queda la arena de la playa y su estela de conducta: una noche de copas entre amigos y el prender la chimenea. Esta es la perturbadora existencia en la película Manchester junto al mar (2016) y el hito desgarrador que sufre el protagonista no solo como padre y hermano, sino también como ser humano.

 

Una tragedia invisible a flor de piel, sin sangre, pero el plexo del corazón divide el alma, sin sentido por la existencia y la densidad al caminar. La culpa es el vestido ante un nuevo día. Nadie sabe quién tiene el bolsillo roto y el Ser mutilado. Con una descripción póstuma, serena y en impredecibles flashbacks se altera el ritmo ligero a un ambiente demoledor y revelador al que nos conduce esta historia.

 

Una experiencia lagrimosa y universal. Más allá de la concepción del mundo de los personajes. Ese tío Casey Affleck (actuación memorable) y el sobrino Lucas Hedges (interpretación sobria), se reparten los sentimientos y la evolución de sus emociones ante la encrucijada. El compartir el centro de la adolescencia y el carácter de un hombre mayor expresa el equilibrio por querer ser el otro, ese semejante que puede apadrinar o transformar desde la distancia y la presencia.

 

En ese contrapunteo de diálogos sobre la culpa, la tristeza, el hogar y las relaciones humanas, entre ellas el amor y el odio, se lee la ironía y el sarcasmo para enfrentar la crisis. Una manera singular de combatir la derrota y la vulnerabilidad que agita el plexo solar y modifica la conducta del sobrino, la misma que se confabula entre la seriedad y la agresividad del tío. Ambos representan la cruz y el cirineo.

 

De este modo, el relato se divide ante nuestros ojos en dos historias en paralelo. La fortaleza juvenil, fresca, sin ataduras, en ímpetu y vigor para la desventura paternal, y el infierno de un hombre triste, melancólico, rudo, sin futuro y quebrantado en un cuerpo que va por inercia con un espíritu abatido tras un sorbo de cerveza, juegos de billar y el calor impredecible que emana de una noche en discusión.

 

Así, como las olas del mar, entre la variedad de sus tamaños y potencias, llega en metáfora un título que hace alusión a la intensidad del recuerdo, el cuidado y el duelo, como una gigante marea que golpea la orilla en la cabeza, y uno que otro instante sereno en risa para la calma de una corriente fresca en el corazón: amor y pasado. Una ola trae todo.

 

Manchester junto al mar

Dir. Kenneth Lonergan

Estados Unidos. 2016. 135 min.

Joan Suárez


(Colombia, 1988). Nació en Medellín por las mismas calles de narcotraficantes, pistoleros y políticos. Es antioqueño como Débora Arango, Porfirio Barba Jacob, Pedro Nel Gómez, Ignacio Gómez Jaramillo Augusto Rendón, Fernando Botero, Fernando Vallejo, Fernando González, Gonzalo Arango, Germán Londoño y muchos más que le han dado más gloria a Colombia que las bandas criminales infiltradas en los poderes políticos, judiciales, legisladores  y empresariales.

Egresado en Regencia de Farmacia de la Universidad de Antioquia.  “Allí aprendí de papas bomba, reacciones químicas caa pldoras abortivas [diría Don Ordoñez], conocí la flora y fauna de varias vaginas en el quirófano de obstetricia y ginecología en mi práctica académica. Actualmente tengo 24 años y vivo el presente con lo que se me presenta. Un hombre cuasi virgen para la sociedad colombiana”. Su espíritu investigativo, analítico y su talento para expresar con palabras e ideas esta realidad apestosa lo respaldan para convertirse en un colaborador de la revista de la libertad y el desorden donde no hay censura y se exalta la belleza y el talento.

Fotograma del filme. Casey Affleck (Lee Chandler) y Lucas Hedges (Patrick)

Fotograma del filme. Michelle Williams (Randi) y Casey Affleck (Lee Chandler)

 

VOLVER A COLABORADORES                                 VOLVER A SUMARIO             

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia