(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

ARTISTAS INVITADOS /  IVÁN RICKENMANN

 ReVista OjOs.com     OCTUBRE DE 2012

Foto: Fernando Guinard

Iván Rickenmann, Revista OjOs.cm

Foto: Fernando Guinard

IVÁN RICKENMANN

 

“Entre nuestros artículos de ferretería perezosa, recomendamos el

grifo que deja de gotear cuando no lo escuchamos”

Marcel Duchamp

 

 

Mi trabajo es una constante reflexión sobre el medio mismo de la pintura, de la pintura como imagen, de la pintura como elemento.

 

La pintura no representa “algo”, sino que ES ese “algo”. Porque toma cuerpo y vida, y porque adquiere algo del alma de las cosas, quizás. Porque es presencia.

 

Mis trabajos juegan con la ilusión. Ilusión porque son “algo” que está ahí, pero también son algo que no está. Porque se trata siempre de objetos o elementos reconocibles, pero que de pronto se vuelven pintura.

 

Por eso me gusta ir a la esencia de las cosas, o a lo que éstas son para nosotros; una superficie capitoneada, signo de lujo y comodidad, el siempre recordado LEGO y su cualidad constructiva y aroma a niñez, cables, tomas eléctricas… Son cosas que viven porque se tornan reales, se tornan materia. Es una cuestión de carácter.

 

Es un llamado de atención.

 

Las cosas nos rodean, y nos definen. Aquí, la pintura no trata de demostrar o mostrar las cualidades o características de la cosa. En esta exposición, la cosa sencillamente Es.

 

Dramatizada, protagonista. Es el día de la cosa.

 

Esa es la fuerza de la pintura. Es básicamente una cuestión de carácter. Las cosas son, y viven. Y viven gracias a nosotros. Las hacemos presentes. Sin embargo, muchas veces lo olvidamos, o las olvidamos. Pero cuando las necesitamos, ellas resurgen, y están ahí. Y, aunque permanecen en un estado latente, en “stand by”, ellas viven ese instante, ese momento insignificante a veces, ese llamado a ser utilizadas. Es su vida. Son ALGO, en ese lapso de tiempo en que decidimos usar la licuadora para hacer la sopa, o enchufar un cable que se desconectó. Después, vuelven a dormir.

 

Cables, electricidad, información… Aquellos huéspedes que habitan nuestros hogares, a veces invitados, a veces no. Estamos inmersos en una red de cables y de información, que difícilmente podemos ignorar. Las tomas en las paredes son una suerte de entradas, pequeñas y discretas, por donde toda esa información se introduce en nuestras casas. Son elementos casi vivientes, siempre a la espera de ser utilizados, al acecho.

 

Una toma enorme que deja ver sus entrañas, cables gigantes que no parecen ir a ninguna parte, que se enredan, que contienen algo... Es algo grande pero que sugiere algo aún mayor; esa red dentro de la cual tenemos que vivir. Esa manipulación de la escala, esa “presencia”, son factores en los que he querido insistir. Y por eso el medio más adecuado es la pintura; porque tiene la particularidad de volverse elemento, de generar presencia, de dramatizar. Y es esa presencia el motor de la obra. Es la realidad.

 

Mi obra se construye entre elementos opuestos, desarticulados. Lo lúdico y lo racional, el desorden y la precisión… Pero se complementan en imagen.

 

La pintura no le da vida a la cosa pintada. Ella, sencillamente, es. Más bien, la cosa se vuelve pintura. Y logra SER, en un instante un poco más eterno… Indiferencia.

 

La pintura es un ser… Latente. Y cobra vida en el momento de ser creada, o cuando se le observa. Aunque vive mucho mejor cuando es comprada. Indago sobre la belleza, la atracción por las cosas. El reto es lograr una pintura eficaz, que funcione, que genere inquietud y pregunta. Una imagen hecha de objetos fútiles, pero que se torne pintura, que se vuelva ENTE.

 

***

 

(…) Su obra ha abandonado el tono grave y melancólico que le era peculiar, para internarse en un mundo de inocencia artificial, de colores de casa de muñecas, en el cual logra fusionar arte y consumismo, creatividad y frivolidad, rutina y expresión. Una descripción de su temática parecería el inventario de un almacén de objetos brillantes y baratos: tubos de aspiradora, lavadoras, planchas, espejos, manteles de restaurante popular, colchones, flotadores y flores artificiales, elementos que rara vez –si alguna vez- se habían confrontado como arte en su atroz y delirante insipidez.

 

A través de estas imágenes cuya ascendencia está ligada con los movimientos Pop y Kitsch y para cuya presentación utiliza un material tan resplandeciente pero tan deleznable como el hule y una iluminación de neón que subraya su esencia comercial, Rickenmann parece deleitarse en refregar al observador el grotesco contexto de su vida, los superficiales lujos del consumidor, los frívolos rituales que tienen lugar diariamente en todas partes. No se trata de una crítica a ultranza, ácida o con rabia. Más bien se trata de subrayar la resignación y la apatía con que hoy se confronta la fea fisonomía de la cotidianidad (…) La muestra representa un paso inesperado hacia el riesgo y el experimento que despoja el trabajo de este artista de toda posibilidad de vaticinio.

 

Eduardo Serrano

Tomado del catálogo de la exposición Un día cualquiera. Bogotá, octubre de 2001

 

 

***

 

“Cielo Roto” es un nonbre con una connotación apocalíptica y pesimista aludiendo a la condición perecedera de las cosas; cielos que se abren a otras dimensiones, umbrales y puertas que nos conducen a otro universo un tanto incierto (…) Contraponiendo a estas imágenes fuertes y cargadas de simbología aparecen en sus telas elementos gráficos, publicitarios, o recursos anodinos (bombillos) que nos recuerdan constantemente nuestra condición efímera -actitud existencialista que posee el artista-.

 

Sus pinturas otorgan el respeto a los vacíos y su destreza como dibujante se percibe en todas sus imágenes. Existe en sus composiciones analíticas y racionales una relación con lo numérico del objeto como un bombillo, tres barriles, dos bolsas… elementos exquisitamente representados (…)

 

María Elvira Ardila

Curadora

Bogotá, octubre de 1998

(Colombia, 1965).

Maestro en Artes Plásticas de la Ecole Nationale Superieure des Arts Decoratifs de París. Docente de Configuración y Figura Humana en la Facultad de Diseño y Arquitectura de la Universidad Javeriana desde 1995; docente de Bodegón Emocional (2004-2007) y Dibujo y Construcción Espacial y Fundamentos de Dibujo (2007-2012) en la Facultad de Artes y Humanidades de la Universidad de los Andes.

Sus exposiciones individuales más representativas las ha realizado en, el Chapelle Saint Lous de la Salpetriere de París; en la galería Art CM de Zürich; en la Galería Diners y la Galería Origen de Bogotá, Galería Mauricio Ruiz, La Localidad, Galería Mundo y el Centro Colombo Americano de Bogotá; en Gallery @49 de Nueva York y la Galería

A-Cueto de Puerto Rico. En  colectivas ha expuesto en la Biblioteca Luis Ángel Arango, el VII y VIII Salón Regional de Artistas, el Museo de Arte Moderno y la Galería Mundo de Bogotá y el Museo de Arte Moderno de Cartagena.

Su obra se encuentra en la Biblioteca Luis Ángel Arango, la Fundación Gilberto Alzate Avendaño, el Museo de Arte Moderno Cartagena y el Museo Arte Erótico Americano MaReA.

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia