(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

 ReVista OjOs.com      AGOSTO DE 2017

VENUS DEL MaReA  /   IFIGENIA ESTRADA por MÓNICA RUBIO QUINTERO

Ifigenia Estrada

 

Quiero ser una Venus del MaReA porque creo que toda mujer debe mostrar su belleza y su talento de una forma muy personal que la potencie a esa categoría estética que llamamos erotismo.

 

Me llamo Ifigenia, pero soy más conocida como Infinita o Thanatoz. Vengo de Medellín y voy pa viejos (como dice el dicho). Me gusta pensar que con mi trabajo aporto a la liberación femenina a través del cuerpo, la aceptación de todo lo que se tiene y el amor total a la diferencia. Mis modelos preferidas vienen del universo fetichista: Valeria Dragon y Betty Page, pero también me gusta mucho Kate Moss y Kara de Lavigne.

 

Para mí, estar frente a la cámara es mi delirio, por más que quiera parar y ser un poco invisible en el mundo, esto de hacer el amor con la cámara me sigue llamando. Soy actriz y estoy estudiando Artes Escénicas de manera formal como la carrera que quiero seguir. Me escandaliza el maltrato y la esclavitud animal, lo veo tan aceptado en la sociedad que temo que nunca vaya a acabar.

 

No cualquiera se vuelve loco, esas cosas hay que merecerlas. Yo… lo merezco.

 

Creo que el espíritu erótico nace del amor propio que invita a la coquetería. El erotismo viene de todas las formas y matices. Para mí lo más erótico es recibir prolongados abrazos y besos en el cuello por parte de todas las personas con las que comparto mi cotidianidad.

 

No soy rezandera, las religiones son bellísimas, mundos de fantasía con historias muy profundas y mágicas. No sigo ninguna.

 

No simpatizo con los popólítícos. La experiencia y la historia me han llevado a desconfiar del poder, son ladrones, cínicos, insensibles, mentirosos y psicópatas. Me fastidian.

 

Me identifico con el escritor Andrés Caicedo y su espíritu anarquista, jocoso y rebelde, y la malicia incrustada en su mentalidad infantil que parece inocente. Un genio que en su corta existencia dejó un legado grandísimo y sólido a un país necesitado de arte y denuncia.

 

Mi pintora preferida es Lara Zombie, por su color y sus atmósferas mágicas melancólicas habitadas por mujeres que luchan por dejarse ver. Me gusta mucho el pintor de Medellín Johan Sebastian (el donchi) que plasma en sus murales el color y el espíritu del pueblo colombiano que ríe a pesar de la ignorancia y la barbarie de un pueblo alienado.

 

Alejandra Pizarnik es mi poeta preferida por sus textos relacionados con la vida, el amor prohibido y la muerte, ejemplo claro de que el artista sumido en la desolación solo tiene la opción de darse duro frente al mundo y rebelarse contra todo lo que lo agobia.

 

El actor que más admiro es Stive Buscemi. Siempre lo he visto interpretando papeles de loco. No sé si es su cara y su sonrisa infinita lo que me atrae. ¡Ah Stive! Cuánto me haces soñar con tus ojos grandes y visionarios.

 

No hay nada que disfrute y me aterrorice más que el cine de terror psicológico de David Lynch, una realidad tan cercana y una producción tan bien realizada que excita a mi cerebro.

 

Mi fotógrafa preferida es Fernanda Ramírez porque capta con intensidad el espíritu de sus modelos.

 

Mi mayor logro ha sido estudiar Arte. Una profesión bella y apasionante, desagradecida y poco reconocida. Decidí dejar el miedo y dedicarme a lo que amo.

 

No hablo de mis fracasos para no recordar el dolor que me han producido. La muerte de las personas cercanas me han dejado muchas cicatrices en el alma, no por tristeza sino porque los llevo en el alma como únicos salvadores y resucitadores en mí.

 

Nunca pienso en el futuro, enfoco todas mis fuerzas a vivir la certeza  del presente.

 

Los amigos no deben tener ninguna cualidad específica pues se eligen en el camino o son un regalo de la vida. Hay que amarlos a pesar de sus defectos. Y tienen el derecho de la libertad.

 

A Mónica Rubio Quintero, la fotógrafa de este proceso, me la presentó un gran amigo. Detrás de un lente hay un universo que lucha por la belleza y la perfección, y que busca ser sublime con la imagen.

Mónica Rubio Quintero


El Colectivo Caja de Luz nació a partir de la necesidad de tener un espacio que nos permitiera crear y experimentar diferentes técnicas fotográficas sobre las realidades que normalmente están fuera del foco de la tendencia de moda en la fotografía. Las vidas de las calles, los lugares indeseados de la ciudad, las experiencias de quienes no encajan en la normalidad.

Desde el momento de su creación, hace un año, hemos tenido la oportunidad de participar en diferentes producciones fotográficas y de cubrir diferentes eventos, uno de ellos ha sido el Festival BDSM/Fetish Colombia, del cual hemos hecho el cubrimiento por segundo año consecutivo. A partir de esta maravillosa experiencia conocimos a Infinita Thanatoz, nuestra Venus de hoy.

Betty Page
Foto tomada de internet

Lora Zombia
Foto tomada de internet

 

                       VOLVER A VENUS DEL MaReA                                          VOLVER A SUMARIO

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia