(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

COLABORADORES / GUILLERMO PALLACÁN

 ReVista OjOs.com     JULIO DE  2016

LA ESCENA ERÓTICA

 

En las sociedades occidentales la idea de la posmodernidad se impuso en los años ’70, para caracterizar un tipo de individuo libre, mas individual, acorde a movimientos de libertad que estaba imponiéndose en el plano personal. El género teatral ha ido dando cuenta de los cambios que la comunidad va imponiendo; hay que considerar si el paradigma de percepción evoluciona, resulta lógico que la manera en que el arte teatral se acomode a los nuevos paradigmas, también generara una nueva percepción de dicho fenómeno artístico acorde a los tiempos; entonces se obtiene un doble relato que lleva implícito el discurso artístico y también critico.

 

Se ha ido confirmando una vez más la teoría que el teatro hipermoderno ha desechado la utopía colectiva; notándose a nivel temático donde se han descartado ideas colectivas que antaño imperaban para satisfacer la catarsis comunitaria, reemplazándose por espectáculos donde se rinde culto al hedonismo individual y personalista.

 

En el Teatro Nacional de Chile (TNCH), se estreno este año un montaje de la obra de Moliere “El Avaro”; donde la versión de reescritura recayó en el dramaturgo Benjamìn Galemiri, y que la actualización y enfoque dado por el autor fue exacerbar lo sexual, las relaciones perversas manejadas por la codicia y centrada en la obtención de placeres superficiales y pasajeros que satisfacen la piel, el cuerpo. En la obra se actualizan y amplifican las explicaciones, otorgándole un carácter sexual; agregándole monólogos que aluden a los conflictos que nos atañen como sociedad. La obra se expande en diversas capas que requieren hoy las piezas. La obra posee sensualidad y avaricia, y el personaje principal cree que puede comprar a una joven bella y sensual con el poder de su dinero, así como también desea dirigir la vida de sus hijos. La obra ofrece a raudales temas constantes como la sexualidad y el poder del dinero, y aquí hay una oportunidad de mostrar la permanente conducta humana. La incorporación de los monólogos es un sello característico en la obra de Galemiri, para permitir el lucimiento de los actores, como sucede aquí con el monologo: “ser o no ser gay, ese es el dilema”; en donde el actor que lo interpreta resulta gracioso y bien actuado.

 

“El Avaro” es un clásico del teatro universal y adecuado para celebrar los 75 años que cumple el TNCH; siendo la metáfora perfecta para develar el origen de los desastres sociales en que están sumidos nuestras sociedades, donde ya en el siglo XVI, Moliere identifico dichos males que hoy arrasan siendo los reyes que nos gobiernan y no piensan abandonarnos. Una mañana de Junio del año 1941, reunidos en el Teatro Imperio, un grupo de estudiantes universitarios realizaron funciones teatrales clásicas de Cervantes y Valle Inclan, para demostrar que se podían realizar dichas obras y temáticas, y aquello fue el inicio de un tipo de teatro con obras clásicas, pero llevada a escena de forma experimental, siendo el inicio de la institucionalización que ha permitido crear el Consejo Nacional de la Cultura y Las Artes, y promulgar leyes que canalizan las donaciones culturales.

 

La idea de una escena erótica y caótica de flujos emocionales, nace con la irrupción escénica en templos e iglesias y fue creciendo en contenidos, ampliando a su vez los espacios donde se representaban los cuentos, las historias o anécdotas, que siempre remitían al entorno social cercano. En el ámbito del teatro los actores son proclives a la exhibición, y en algunos al no controlar el ego, se transforman fácilmente en hipernarcisos que necesitan reflejar su estampa en ese espejo de mil ojos que es el público, para renovar la credibilidad ante sus propias visiones sostenidas en frágiles autoengaños. La inclusión del anexo erótico que conjuga poder y juego para entretención de existencias vacías, domina un área de la escena que lucra exacerbándolos, porque la sociedad consumista se dirige específicamente a este individuo y a su aparente libertad de elección. La valoración de las cualidades humanas ha estado supeditada al exceso de ego como un estado subjetivo de personalización, acercándose a la sensación de vacio. Todo reunido incita y promueve la pornografía de las comunicaciones, donde el hipernarciso se sobrecarga con información y posibilidades gracias al exceso de tiempo, espacio y poder buscando una identificación y sociabilización humana con sus pares, porque todo se quiere comunicar y, a la vez, observar la recepción a dicho mensaje.

 

Ante la falta de recepción o, el éxito que se estima merecido pero que no llega; caen en el exceso pornográfico, obsceno y sin pudores a la exposición personal, emocional y física para lograr el contacto anhelado.

Guillermo Pallacán


(Chile). Dramaturgo, Gestor Cultural miembro de la Corporación Cultural Increpa organizadora del festival ARTErotica en Santiago de Chile.

Corresponsal de la ReVista OjOs.com en Chile.

Con la complicidad de las más importantes entidades culturales de Chile informarán sobre los más importantes acontecimientos y los procesos eróticos desarrollados para la celebración de próximos festivales.

 

VOLVER A COLABORADORES                                  VOLVER A  SUMARIO

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia