(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

 ReVista OjOs.com      DICIEMBRE DE 2015

COLABORADORES / GUILLERMO PALLACÁN

PINTORES ERÓTICOS

 

La obra Olimpia del pintor Manet, fue una propuesta pictórica audaz y atrevida para el momento victoriano que imperaba en los Salones europeos del Siglo XVIII; contrapone una figura femenina desnuda junto a otra vestida, provocando al público que observa la tela. Esta obra junto a muchas otras antecesoras, como la Venus de Urbino, del Tiziano. O la Odalisca con esclava de Ingres se sale del ámbito mitológico e instala a la mujer de carne y hueso en un ambiente familiar y cotidiano, como es un dormitorio. ¿Cuál ha sido la imagen o motivo pictórico más representado en la historia de la pintura? La naturaleza y, después la mujer. El mundo circundante que rodea al pintor, incluyendo a sus pares y sus proyecciones idealizadas de los estados anímicos también se ha constituido en naturaleza expresable.

 

Poco tiempo atrás un museo parisino exhibió una muestra de meretrices en el espacio público, promocionándola como una importante representación artística de la prostitución. En esta muestra se han exhibido obras de artistas como Edgar Degas, Henri de Toulouse-Lautrec, Édouard Manet, Edvard Munch, Vincent van Gogh y Pablo Picasso entre otros.

 

La sociedad humana es un conjunto de prácticas crueles que supera largamente lo observado a través del arte y, actualmente, en los medios digitales a disposición de cualquier usuario. En tanto, en el arte cristiano la violencia, crueldad y erotismo iban a la par; la Pasión de Cristo ha suministrado episodios sádicos que se espectacularízan una y otra vez en imágenes icónicas instaladas en un eje sinfín para su observación una y otra vez.

 

La pintura ha suministrado figuras que estan vedadas a la fotografía como una forma de gratificación personal, es una conducta que implica la búsqueda de una emoción cuyo placer es limítrofe con el placer erótico. En el caso específico de los pintores, éstos exploraron escenas de la cotidianidad en aquellos salones y, algunos creadores más audaces también introdujeron sus grafitos, óleos y pinceles, en los dormitorios ejecutando sus servicios húmedos y carnales, obteniéndose telas que han traspasado tiempos y censores para beneplácito de nosotros, admiradores de los pliegues y pieles de las nínfulas.

 

Un pintor del siglo XVII es Jean-Honoré Fragonard, que pintó varias escenas de alcoba, como una tela denominada Sueño de Amor; donde una damisela se revuelca en su cama bajo el dominio a que es sometida a través de los sueños. Pero con los motivos que más sobresalió fue con los retratos a damiselas mostrando sus bondades en jardines y prados rodeadas de una naturaleza pródiga y ebullente. En el cuadro El columpio, es un nítido ejemplo de ello. También ilustró cuentos y narraciones donde refleja alegría, frivolidad y voluptuosidad, caracterizándose por la fluidez de la línea, unas flores vaporosas rodeadas de un intenso follaje, y al centro de todo, figuras femeninas posando llenas de gracia y elegancia, generalmente los amantes con sus queridas. El pintor Honoré Daumier tiene una serie de obras donde proliferan las escenas copulativas con profusión de penes y vulvas.

 

Otro creador europeo, Gustav Klimt; realizó una serie de grabados donde impregna una turbadora sensualidad, logrando dotar las imágenes de una atmósfera dionisiaca, reflejando un punto erótico y atrevido del creador. En dichas escenas abundan piernas abiertas y parejas que copulan.

 

Las relaciones que entabló Pablo Picasso con las mujeres fueron tumultuosas e influyen seriamente en su obra y concepción artística, introduciendo en su obra gráfica figuras distorsionadas, con inusitada fuerza, rabia y furia.

 

La mayoría son bocetos, con aplicación de pocos tonos de color pero siempre como base el blanco y negro. Un dibujo esquemático, lineal, que con pocos trazos configura la escena. Sus motivos son variados, pasando de lo cotidiano y doméstico, a re-interpretaciones de cuadros conocidos o escenas fabulescas, extraídas de las mitologías. En algunas manchas, denota la pericia en la ejecución del motivo, metafórico, simbólico; como en su habilidad para fusionar grises, blancos y negros contundentes. Donde en una técnica que sobrepasa el realismo, pero que con esos básicos recursos, compone imágenes de una potencia y claridad intensa.

 

 El gran motivo central del erotismo en el autor Malagueño, es la mujer. El cual supo capturar el carácter y personalidad de los personajes y las escenas; en actitudes y gestos característicos al motivo y excusa plástica, con una extraordinaria simpleza de las siluetas, realizadas con pocos trazos y tonos.

Guillermo Pallacán


(Chile). Dramaturgo, Gestor Cultural miembro de la Corporación Cultural Increpa organizadora del festival ARTErotica en Santiago de Chile.

Corresponsal de la ReVista OjOs.com en Chile.

Con la complicidad de las más importantes entidades culturales de Chile informarán sobre los más importantes acontecimientos y los procesos eróticos desarrollados para la celebración de próximos festivales.

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia