(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

 ReVista OjOs.com     AGOSTO DE 2015

COLABORADORES / GUILLERMO PALLACÁN

EL TORO DESOLADO

 

El escultor chileno Sergio Castillo fue descrito por el poeta Pablo Neruda como un ser que adivinó la maquinaria moribunda y le dio con sus manos la resurrección.

 

Hay que hablar de estas ramas,

De estas raíces de fierro,

De estas explosiones de dureza que se transforman en luz negra,

En floricultura subterránea, en jerarquías naturales.

 

A través de formas simples y sencillas y en la génesis del mundo, del planeta y del universo, el toro desolado

 domador de materiales extrae acentos, detalles, rincones, que constituyen su particular y original mirada del deseo, del erotismo; de la obsesión masculina por aquellos pliegues que determinan la vida y la muerte en vida de los hombres. Aquella suavidad, aquella dulzura, aquel líquido tibio y abrazador que nos recibe para succionar y domar  la vida, la energía y bravura.

 

La obra de Castillo posee tres elementos básicos en su concepción: el eros, el tanathos y la domadura de los materiales con que se constituyen sus creaciones. ¿El material te escoge y te determina la forma de la creación?

 

¿El hacedor ebrio y ciego acata lo que están ordenándole?

 

Las esculturas de Sergio Castillo denotan una continua exploración e investigación para dominar el acero, trabaja diversos temas y formas qué transitan desde lo figurativo hasta lo abstracto;  su ejecución es de mucha libertad explorativa. La síntesis lograda en la mayoría de sus piezas, en específico de su serie erótica, alcanza niveles de perfección en formas abstractas con toques realistas.  Castillo ha trabajado dos tipos de animales,  peculiarmente combativos que son símbolos de una sensualidad latente y además reconocida como representantes del machismo y la dominación: los toros y los gallos en actitud combativa. Su fin en todo momento es resaltar en la elaboración de dichas piezas una síntesis formal de la expresividad y postura del modelo que busca representar la fuerza interna que motiva al alquimista modelador de símbolos machos en  contraposición con la suavidad, elegancia y delicadeza con que da sentido y forma a los símbolos femeninos trabajados  en una fusión entre lo figurativo y lo abstracto.

 

El trabajo realizado en la abstracción no busca ensalzar la belleza de las formas en sus esculturas, lo utiliza como un medio de comunicar sus visiones de aquella pieza, significan goce y deleite por la forma misma al entablar diálogo con los espectadores. Su etapa figurativa, donde más notoria es esta tendencia,  se encuentra en su obra religiosa, manteniéndose siempre dentro de un realismo esquemático.

 

Sergio Castillo fue el primero que se dedicó al trabajo del fierro soldado. Adquirió conciencia de la potencialidad  de los materiales y logró creaciones vitales y atmosféricas. La obra vive una poesía voluptuosa que desconoce la  quietud o el reposo pues es heredera del vértigo y la velocidad.

 

En sentido formal y práctico y en el centro de las composiciones realizadas, mantiene siempre un sentido del equilibrio. El  movimiento nace en las líneas que se encuentran en sentido contrario.

 

El hallazgo con el fierro y el acero significó un proceso largo y azaroso. Comenzó con restos de chatarra que le insinuaban formas y realidades que descubría en ese trozo desechable que soldaba con otro trozo de realidad hasta lograr conformar un naciente imaginario escultórico. La utilización de distintos utensilios de fierro oxidado le permitió lograr con su alquimia la obtención de una vida más trascendente al transformar en arte, simples clavos, rodamientos, limas, y  picotas para lograr el triunfo sobre el olvido y la muerte.

 

Los signos trabajados nos remiten a nuestras señales de identidad y las de la cultura a la cual pertenecemos, son significativas de identidad como ser: la figura mítica del toro, con actitudes reveladores de la fuerza y el poder que posee; el gallo mostrado en su aspecto prepotente simboliza combatividad y vigor sexual; el caballo como signo de resistencia  adaptado al hombre; los pájaros cómo señales expansivas desnudan una constante propia del autor; y los tótems, figurillas que se transforman en la búsqueda del origen más elemental del hombre.

 

Dentro del periodo de reflexión acumulado en su trabajo prolijo, meditado y volumétrico, Castillo adopta un nuevo mirar a su temática y los replanteamientos le conducen a una re-capitulación de los destinos que rigen la naturaleza, auscultando al origen de la vida como factor desencadenante del poder energético venido del Cosmos.

Guillermo Pallacán


(Chile). Dramaturgo, Gestor Cultural miembro de la Corporación Cultural Increpa organizadora del festival ARTErotica en Santiago de Chile.

Corresponsal de la ReVista OjOs.com en Chile.

Con la complicidad de las más importantes entidades culturales de Chile informarán sobre los más importantes acontecimientos y los procesos eróticos desarrollados para la celebración de próximos festivales.

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia