(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

 ReVista OjOs.com     OCTUBRE  DE 2013

COLABORADORES / FERNANDO MALDONADO

ENTORNOS


Con motivo de la exposición “Entornos”.

 

Artistas participantes: Ana Elisa Fernández, Miguel Moyano, Iván Rickenmann

Leonardo Rodríguez Sirtori, Fernando Maldonado,

 

 

Nuestro grupo configuró esta muestra en torno a un componente común: el paisaje, entendido como variación inagotable de elementos plásticos. La tradición artística occidental exploró hasta el límite este motivo convertido en género autónomo siglos atrás, haciendo desaparecer de él toda figuración y representación para empujarlo hasta la suplantación de la realidad tangible de la cual había partido; aún habitando estas antípodas, su presencia en el subconsciente colectivo permite retomarlo desde la individualidad. Para emprender este camino recurrimos a la mediación formal del dibujo y la pintura, sus antiguos y tradicionales lenguajes. Cada individuo asiste a su propia experiencia vital, no basta con saber qué hizo tal o cual artista con relación a un tema, género o técnica; es preciso, hoy más que nunca, sumergirse en la experiencia desde la base. Intuimos que mucho de lo excluido y vilipendiado por la modernidad y la posmodernidad, no obedeció sólo a una exploración profunda o bien intencionada con tintes filantrópicos, también incluyó en gran medida los intereses de cenáculos intelectuales y sociales no exentos de egocentrismo y elitismo que defendían sus privilegios culturales. Algunos artistas actuamos hoy en el ámbito de una suerte de revisionismo post mortem de la plástica, quizá allí esté el equilibrio del arte como actividad en contacto con el público, algo en lo que la perenne ultra-vanguardia fracasó hace décadas. Si eso que denominamos “realidad” es nuestro escenario, reclamamos nuestro derecho a la individualidad para hacerla visible y cuestionable. En las pinturas de Ana Elisa Fernández y su suave estructura, comenzamos a dudar de la posibilidad de testificar con certeza lo que estamos viendo. Su apariencia inofensiva y armónica oculta varios códigos que hacen parte de viejos arquetipos humanos; en sus ritmos la quietud es aparente, porque estas formas inagotables nos conectan con el azar y con la imposibilidad de la repetición. El resultado de su esfuerzo convoca interpretaciones contemporáneas, pero hace falta una aguda contemplación y el consecuente silencio para lograrlo. En Miguel Moyano está la tarea extrema de materializar lo inasible en los pequeños eventos del ver, que son los mismos eventos del ser; una montaña vista por por la ventana es suficiente para expandir la consciencia y entender que no hay un fin per se en sus dibujos; el aire que los habita está contenido allí, en un recipiente que racionalmente sabemos bidimensional y sin embargo podemos asumir como infinito. La montaña seguirá en su lugar, también los dibujos que desencadenaron su presencia como registro sutil de una existencia que enfrentó la levedad del ser. Entretanto Iván Rickenmann dibuja el paisaje urbano documentando momentos en los cuales la presencia de la especie humana deja su temerario rastro. Las ciudades son grandes cicatrices mutables infligidas sobre un paisaje natural que tiende a desaparecer; no hace falta ver la causa para entender los efectos. Aceptamos sus consecuencias y sentimos el aire denso habitando el papel blanco, con sutiles matices de carbón. Leonardo Rodríguez ha hecho un notable sincretismo entre color, materia y tema y se mueve con impactante deleite en la difícil frontera de la abstracción total y lo visible; en su obra, la realidad es pintura pura y contundente, ese registro que deja el pigmento sobre el soporte se puede leer de muchas formas y es siempre enigmático; como en la música, la técnica es vehículo, no fin en sí. Al ver su trabajo resulta ingenuo el despliegue retórico que hicieron otros con el “action painting”, he aquí la prueba de que no era necesario renunciar a la realidad como tema para conectar la fuerza interior con la pintura. En cuanto a mí, he practicado el intento por evocar paisajes apoyándome en trozos de historia personal como la infancia y el nacimiento de la consciencia erótica traducidos en eventos imaginarios no exentos de humor con la presencia nostálgica de juguetes que hacen del cuerpo femenino un escenario anhelado e inalcanzable y la auto-referencia mordaz o paradójica al arte contemporáneo o bien, el ensueño simbólico de carreteras sin fin y vehículos levitantes. Esperamos la mirada reflexiva o sensible del espectador que pueda trascender las taxonomías que han tiranizado nuestra profesión; de antemano sabemos lo arduo de esta empresa. En medio del ruido y el escándalo del mundo, el silencio de la contemplación puede ser la única actitud digna.

Fernando Maldonado

(Colombia, 1962). Pintor, dibujante, ilustrador, caricaturista.

Estudió en la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano de la cual egresó con honores. Le fue concedido el premio Jorge Tadeo Lozano por su extraordinario rendimiento académico. Su obra ha sido expuesta en importantes galerías y ha

representado a Colombia en la Bienal Internacional de

Pintura de Cuenca, Ecuador, y en el Salón Comparaissons

realizado en el Grand Palais de París en 2007 y 2008. Su obra erótica se caracteriza por la representación de escenas en mundos paralelos donde resalta el enigma y la atmósfera pictórica. Su pintura es una negación de los parámetros que tratan de imponerle. De hecho, seguir pintando es una rebelión pasiva. No cree en absoluto en ideas como la redención de las sociedades por el arte, ni mucho menos la ficción del artista como sacerdote o como ser superior inmerso en una actividad excepcional. Nada puede escapar de la inevitable y soterrada intención oportunista del arte y su quehacer social.

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia