(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

EDITORIALES

 ReVista OjOs.com     DICIEMBRE 2014

Fernando Guinard por Darío Ortiz

IDIOTAS ÚTILES, AMISTADES, PREMIOS, SEXO, AMOR  Y EROTISMO

 

 

Estoy muy contento porque parece que al fin algunos pintores, escultores, dibujantes y grabadores descubrieron, aunque un poco tarde, que eran los idiotas útiles en los concursos oficiales con premios. Y como ya estoy remamado de opinar que se convirtieron en mercenarios e idiotas útiles, voy a publicar, en el espacio que me reservo siempre para mis confesiones, los textos de los amigos y cómplices, Eduardo Emilio Esparza Mejía y Octavio Mendoza. El primero realizó una magnífica exposición en el Centro de Memoria Paz y Reconciliación de la ciudad de Bogotá, en este tenebroso año 2014, que por fortuna ya termina. Y como cosa curiosa el dinero se lo ganó el marquetero, porque hoy son más ricos los marqueteros, fundidores, galeristas, curadores y gestores culturales que los artistas.

 

Meras vergüenzas.

 

En un país donde los carteles de los popólíticos gobiernan, dictan leyes, juzgan, fiscalizan, tienen las armas del terror y la muerte, y los medios de comunicación están a su servicio arrodillados en permanente felación, la chusma, el pueblo, los independientes, los que no les tragan cuento, andan comiendo mierda.

 

Y ya no está el Chapulín colorado para que los defienda de los carteles enquistados como un SIDA en la cultura.

 

Porque es bien sabido que en un país de bandidos todos los contratos son negocios corruptos entre ellos mismos, que salen a flote por las delaciones, traiciones y obviedades, pero no sucede nada porque las coimas son tan abundantes que les da para pagar cuantiosos honorarios a los abogados inescrupulosos que cuadran a los actores que intervienen en los procesos.

 

Y el premio Grau lo ganó un joven estudiante de la Universidad Distrital, y las malas lenguas dicen que es muy amigo de uno de los organizadores, lo cual no tiene nada de malo; y el Salón de Anapoima lo obtuvo una muchacha alumna de uno de los jurados y tampoco tiene nada de malo; y las becas del ministerio de cultura y las invitaciones las ganan los amigos de los curadores pues  al fin y al cabo no van a premiar a los enemigos.

 

Los cómplices siempre son amigos y se reparten las prebendas, solo que en algunos casos, como el de un personaje de mi querido amigo Henry Miller, los gestores se quedan con el 99% y el uno por ciento restante lo reparten en mitades iguales. Y con ese 99% pueden viajar, ir a restaurantes, discotecas, burdeles, moteles muy famosos, y amanecer en apartamentos secretos donde ríen a mandíbula batiente mientras las víctimas vomitan odio por no poder exponer en Afganistán, Pakistán o Siria, o amar con ternura, como hacían con la ingenua Justine los santos libertinos y nobles de las monarquías y conventos cuyos personajes fueron decapitados en la revolución francesa.

 

Y para no joder más, Dios mío, en tus manos colocamos este tenebroso día que ya pasó y la oscura noche que llega en compañía de las nínfulas libertinas que rondan por el MaReA cuando están excitadas o en busca de un amor.

 

Y el pintor y escultor Alberto Nuño presentó su tercer libro de lujo donde muestra la serie de esculturas que tituló Gritones, con prólogo del poeta Jotamario Arbeláez y dirección editorial de Juan Domingo Guzmán. El evento fue en el Museo del Chicó donde el reencuentro con viejos amigos fue placentero. Y repartieron trago y pasabocas en abundancia, no se vio ni un átomo de tacañería, y cuando las barrigas no aguantaban más, los señores y señoras se largaban prendidos y borrachos a sus hogares o a los apartamentos de sus amantes.

 

Y el maestro Nuño, con su cara de pasado por una crisis de cálculos, sonreía.

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia