(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

EDITORIALES

 ReVista OjOs.com   DICIEMBRE  DE  2017

 

 

 

Fernando Guinard por Darío Ortiz

Arte y vida

 

Prólogo publicado en el libro-catálogo, Cota, ciudad Arte y  Cultura del Majuy, en el marco del VII Festival de Artes Plásticas de Cota, 2017.

 

 

 

La mayor indignidad de un artista es obedecer a los censores.

 

Es muy placentero compartir con los artistas que participan en este proyecto y trabajar con artistas y gestores culturales activos, inquietos y representativos como Camilo y Federico Gaitán Quintero y Soraya Cristo, quienes con gran entusiasmo y profesionalismo han realizado varias versiones del Festival de Artes con su respectiva publicación.

 

Como buen observador y asistente a versiones anteriores puedo percibir que es un proceso que está en marcha y que con el correr del tiempo mejora los contenidos y calidad de las obras exhibidas de artistas de otras geografías y colombianos que se han vinculado a los procesos de la Alcaldía y la Secretaria de Cultura y Juventudes de Cota.

 

Recuerdo el magnífico texto publicado en 2016 que se reprodujo el Homenaje a los artífices precolombinos escrito por el gran maestro y escultor colombiano Eduardo Ramírez Villamizar que termina así: “Tengo pues la hermosa convicción de que mis esculturas, después de toda una vida irradiando belleza terminarán por morir, confundiéndose con el escultor que las concibió y alentó, con los sustratos de la tierra”. En esta versión se rinde un homenaje al gran maestro colombiano, de ascendencia indígena, Augusto Rivera Garcés.

 

Una convocatoria para un Festival de Artes dirigida a todos los artistas sin importar los estudios realizados ni la trayectoria artística está muy relacionada con el espíritu de la libertad.

 

Se han recibido muchas propuestas y se han rechazado aquellas que no cumplieron los requisitos que eran muy elementales. No era sino leer con detenimiento la convocatoria.

 

La libertad no existe, ni ha existido, ni existirá. Es la palabra más prostituida en la historia de la humanidad como se puede comprobar en las realidades políticas, religiosas, académicas y burocráticas caracterizadas por el conductismo y el dogmatismo.

 

En el mundo del arte la única forma de libertad posible es la libertad interior del artista de hacer lo que se le dé la gana con el objetivo de seducir, perturbar y obviar lo políticamente correcto con toques de realidad, imaginación y locura.

 

La sensibilidad es compañera inseparable de los creadores y de quienes han logrado adquirirla por medio de su espíritu curioso que les permite acceder a la categoría del éxtasis estético.

 

Albert Camus, (Argelia, 1913 - Francia, 1980) entendía que el espíritu creativo es una forma de rebeldía viva y palpitante de pensamiento que encarna un drama de la inteligencia frente al absurdo mundo de la realidad para reformularla.

 

Esta muestra multidimensional y multidisciplinaria es como una orgía de sensaciones y percepciones. Hay testimonios de poder, exclusión, dolor y muerte. Diarios, evocaciones, significaciones, confesiones, momentos idos.

 

Hay demonios despanpanantes cuya espontaneidad danza a la medida de su deseo y despierta el espíritu voyerista que permite percibir y sentir las profundidades de las sensaciones.

 

La mayoría de las obras son imperfectas porque la perfección nunca se alcanzará, decía Dalí.

 

Es arte para jóvenes que son menos tontos que los adultos y siempre superarán a sus maestros.

 

El arte, como el erotismo, es la vida, no es un cadáver ni un vano empeño como lo consideran los banales y los hipoactivos.

 

El arte es un camino hacia la trascendencia en el último segundo del calendario cósmico, enseña a ver de modo nuevo, descubre nuevos puntos de vista, sorprende y hiere la mediocridad, lastima el sentido común, enfurece al hombre satisfecho; es como la erupción de un volcán, fuego al viento y lava que arrasa con los espíritus dormidos; es un jardín de las delicias donde el espíritu creativo invade la atmósfera con su manto de sensualidad y lujuria donde la estética, la ética y el erotismo copulan para producir una poética que integra los espíritus sensibles y creativos. “Es un arma de guerra ofensiva y defensiva contra el enemigo”, decía Picasso.

 

Los artistas que participan en este proyecto son héroes que conocen su futuro incierto y realizan proyectos que pueden fracasar. O no fracasar.

 

 

VOLVER A COLABORADORES                                  VOLVER A SUMARIO 

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia