(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

EDITORIALES

 ReVista OjOs.com      OCTUBRE DE 2012

Fernando Guinard por Darío Ortiz

LA PERLA DEL NORTE

 

Me sitúo al margen de la burocracia y la sociedad, sin embargo en mi patria chica, Cúcuta, San José de Cúcuta, como escriben en los catálogos por orden de los burócratas, me invitaron al V Salón de Arte Erótico como jurado, en compañía del maestro Lucho Brahin, artista visual, profesor universitario y conocedor detallado de todos y cada uno de los movimientos y artistas plásticos y visuales que ejercen en esta ciudad donde no hay ninguna escuela de artes y donde los artistas parecen gladiadores que se tiran a matar en una tierra de nadie.

 

Brahin me pareció un artista muy bien informado y una gran persona con la que se puede establecer un diálogo cordial sin entrar en la disputa eterna de la función del arte en la contemporaneidad.

 

Cita a Roland Barthes cuando dice: “El erotismo sólo puede ser definido mediante un habla permanentemente elusiva: el cuerpo no se muestra en el lenguaje, sino que son accidentes suyos como el vestir, los que lo vuelven textual, legible en las condiciones sociales de su producción”.

 

Roland Barthes. Sade, Fourier, Loyola (Madrid: Cátedra, 1997).

 

Y a título personal escribe en el catálogo: La presentación sin tabúes de una escena íntima de sexo, la fuerza de lo sutil, la honesta oscuridad, la evocación, la anticipación, el deseo, lo onírico, el exhibicionismo, el sentido del humor, la timidez vencida y el pudor desechado, enfrentan al espectador desde piezas artísticas que son astutas y lúdicas y que se les revelan tentativas o como fantasías eróticas.

 

Siendo en la apreciación del espectador donde se induce un clima emocional, el deseo irremediable del público por descifrar, por entender, incluso las piezas que resultan más legibles en su autonomía. Hacen del erotismo una forma de producción de significado común a los que lo comparten, al tiempo que secreto por su íntima relación con la subjetividad.

 

El otro jurado fue el maestro en Bellas Artes Fredy Saúl Serrano Buitrago, gran persona y con mucho interés y visión certera en las expresiones contemporáneas. Al respeto en el catálogo de la muestra escribió:

 

La tentación, el amor caníbal, las anatomías del deseo, los espacios indiscretos son las formas de liberación y transferencia de una sociedad que permanece arraigada a costumbres y creencias producidas en la psicología personal y social de un mundo tendente al ocaso. Atardecer de una concepción sobre el cuerpo y el espíritu que, al ser parte de una herencia aun no interpretada desde la contemporaneidad, continúa reprimiendo el espíritu de búsqueda y evolución propio de toda una tradición erótica dedicada al placer visual de disolvernos en los objetos. Instinto de vida cuya relación sensible y pasional con las obras de arte nos permite reconocer el placer de interactuar en el mundo físico, vivir la alegría de nuestra condición humana y pensar revoluciones éticas y estéticas respecto a los hábitos y experiencias de un ser humano que se ha hecho cuerpo al ganar todas las dimensiones de su espíritu.

 

Este V Salón de Arte Erótico tuvo como gestores al Grupo Salvador Moreno, con el apoyo del Ministerio de Cultura y el Programa Nacional de Concertación Cultural, la Gobernación y la Secretaría de Cultura de Norte de Santander.

 

El mejor trabajo visto en el computador fue del Colectivo Por Puesto integrado por David Grimaldo y Grecia Quintero, pero por problemas de tiempos y movimientos no logró ser instalado a la perfección y perdieron el reconocimiento.

 

Otro video de David Grimaldo, Ese raro cuerpo del deseo fue el premio compartido con la obra de Karol Liseth Gamboa Pallares titulada Erhagnos ex- ante, una impresión digital sobre espejo.

 

Como casi siempre sucede el fallo del jurado no satisfizo a los “artistas” que no clasificaron a la final ni a los que siempre están insatisfechos aunque sea por la corrida de una mata de plátano.

 

Agradezco la invitación realizada por Amparo Bohórquez Fonseca, al maestro Jorge Hernández, gran señor, y a Henry Bonilla, simpático y eficiente asistente del grupo quien saca tiempo para estudiar  Ingeniería Mecatrónica,  Filosofía, trabajar en este proyecto e invitar a este servidor a una cerveza para calmar la sed e intercambiar ideas.

 

La Torre del Reloj es una hermosa construcción donde una maravillosa maquinaria plasma el tiempo al ritmo del tictac. Esta engalanada con cuatro obras representativas del maestro pamplonés Eduardo Ramírez Villamizar.

 

También tuve la oportunidad de saludar a viejos amigos como el maestro Hernando Cruz, uno de los grandes artistas de Norte de Santander, quien me brindó su casa para aposentar mi cuerpo cansado y sudado cuando percibió que estaba como una putica abandonada a su propio destino, gran señor que siempre aparece en el lugar indicado y en el momento preciso y brinda su afecto y amistad sin ninguna mueca. En su casa ubicada en la vía a Pamplona vive como un ermitaño aislado de la horrible realidad de los amigos de las casitas rojas financieras que se roban hasta el último suspiro, y alejado de la movida cultural de Cúcuta impregnada de guerreros, egos y desidia oficial. Son unos héroes los artistas que conocen su destino incierto en una ciudad insensible hacia el arte que no cuenta con una carrera de ARTES y está gobernada por burócratas insensibles.

 

¡Horror! ¡Pánico genital!

 

Y sigo suicidado por la sociedad. Tumbado en mi cama, leo, creo, tiro, lloro, me masturbo, me vomito. Todo lo que siento y hago puede ser encontrado desde cualquier parte de mis mundos paralelos preñados de angustia, y mucho de culpa.

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia