(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

EDITORIALES

 ReVista OjOs.com      AGOSTO 2012

Fernando Guinard por Darío Ortiz

BRAZOS ABIERTOS

 

En la Revista OjOs.com tenemos los brazos abiertos a la ternura de cualquier Venus y les damos la bienvenida con una sonrisa afectuosa, un abrazo efusivo y un piropo que enternezca sus espíritus insumisos.

 

Es una ReVista para ser admirada por los OjOs más bellos de todos los tiempos que no tienen nada que ver con los míos que no tienen esa vivacidad ni esas pestañas iluminadas de lascivia loca.

 

La ReVista OjOs.com construye y promueve relatos de belleza, sueños que escalan pasos construidos hacia la eternidad. Tiene capacidad de riesgo y no es indigna pues no satisface demandas de lectores o clientes.

 

Cumple su primer año de vida.

 

No salió en enero de 2012 porque las vacaciones son para descansar, broncearse y hacer el amor con nuestros cuerpos abrazados y desnudos, incluso para un éxtasis sexual, que a muchos asexuados no les gusta y prefieren extasiarse pensando en Marylin, la devoradora del poder, la madre primigenia de Play Boy, de OjOs pequeños y penetrantes de color café, labios rojos, pelo rubio, cejas arqueadas.

 

Y hablando de Marilyn, fue pintada por Julián López de Medellín e incluida en el bello calendario que publicó Litografía La Bastilla de Bucaramanga, proyecto gestado por Oscar Orlando Oviedo, gran señor y empresario sensible que me invitó a escribir el prólogo que trató de la eterna pintura y el eterno femenino. También fui muy atendido por Ricardo Alipio Vargas, el escultor que inunda importantes plazas y fachadas con su talento y generosidad y quien me obsequió los libros de cuentos y poesía de su tío Tomás Vargas Osorio y Santander alma y paisaje, ilustrado por el maestro Segundo Agelvis. Alfredo Ortiz, director de la Casa Cultural El Solar, otro quijote contemporáneo, me invitó a exponer una muestra del MaReA, y viaje en avión y en primera clase, y me invito a dar una conferencia y a tener un conversatorio con los presos de la Cárcel Modelo de Bucaramanga que están estudiando Artes. Allí hablé de la importancia de crear mundos paralelos, la insignificancia del hombre, del planeta y de nuestra galaxia en el cosmos, y de las partículas subatómicas inmanejables e impredecibles que somos los humanos, y del eterno femenino y de las Venus del MaReA, y del hacinamiento.

 

Pude percibir que a pesar de sus errores y horrores son seres humanos que ríen, sonríen y aplauden, piden autógrafos a quien les regala afecto y les comenta sobre las mentiras con las que el establecimiento cree que nos alimenta, y aprenden historias de vida de Alejandro Obregón, Fernando Botero, Débora Arango, Augusto Rivera, Luis Caballero, Ángel Loochkartt y Fernando Maldonado.

 

Y lloran por las terribles condiciones de hacinamiento en que se encuentran.

 

Y para continuar con Alfredo Ortiz, me alojó en el Hotel de Siempre, donde conocí al dueño, un escritor de pluma maravillosa, cuyos cuentos de huéspedes son tan deliciosos que uno ríe a carcajadas. Como cuando leí las historias del maravilloso hidalgo don Quijote de la Mancha.

 

Joaquín Bretón Fajardo se llama el escritor que tiene una esposa bella, amable y exquisita. Es un personaje insólito. En la Casa del Libro Total de Bucaramanga, durante noventa días, quinientas cuarenta horas, con la complicidad de dos enormes pantallas conectadas a su computadora, y ante los ojos de los visitantes escribió relatos automáticos de personajes extraños que fueron impresos con el título de Huéspedes Insólitos de El Hotel de Siempre.

 

Álvaro Navas Cadena, autor del prólogo del libro escribe: “Para quien lea este libro de cuentos sorprendentes no le será extraña la decisión de escribirlo en acto público como le sucedió a los primeros visitantes que no dudaron en calificar de “voyerismo intelectual” y “trasnochado realismo mágico” al escenario con un escritor en carne viva, redactando abstraído, retrocediendo, maldiciendo, llorando, borrando, riendo, creando e hilvanando su obra fantasiosa”.

 

Quería caminar con él para hablar de su vida y milagros, pero la visita a la cárcel truncó mi deseo, sin embargo, al día siguiente de llegar a Bogotá, un cartero en motocicleta me entregó una sorpresa: el libro Huéspedes Insólitos del Hotel de Siempre, de Joaquín Bretón Fajardo con una dedicatoria que dice: “Fernando: Por ser vos quien sois, tengo la egocéntrica seguridad de que estos cuentos te causaran más de una erección literaria. El autor. Agosto hoy de este año”.

 

Y a modo de triquiñuela cuando estaba en el fulgor de su lectura, por allá en una página de esas 576 que tiene el libro, encontré un papelito que decía: Te recomiendo: a) Mastín napolitano, pág. 57 b) La coleccionista, pág. 169 c) Todo para sí, pág. 265 d) Un desquiciado pintor, pág. 335 e) Pepino Cohombro pág. 445 f) Hombre serpiente, pág. 95. Y los otros 44.

 

Y para no joder más me toca dejar de leer el libro para escribir estas palabras, y les comento que estos maravillosos relatos podrán ser apreciados por los lectores de la Revista OjOs.com, a partir del próximo número, la edición especial de lo más granado de este primer año de “esta puta ReVista rebuena y digna” como dice el poeta Jotamario.

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia