(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

HOMENAJES / EDGAR NEGRET

 ReVista OjOs.com      MAYO DE 2012

Edgar Negret

Homenaje a un gran maestro y a una gran persona

 

Todos los hombres que dejan un legado de autor, de gestor o coleccionista, trabajan para sus cómplices. Cada una de las obras tiene una historia que contar, un espíritu que abre un campo de reflexión en un marco de belleza inmerso en lo más profundo de la esencia de seres que tuvieron la dicha de penetrar en nuestro espíritu.

 

Me emocionó mucho la confesión de Rodolfo Buitrago sobre su maestro Edgar Negret con la colaboración de Fausto Panesso. Se percibe que es un ser noble y agradecido de quien heredó la sensibilidad y el mundo maravilloso de la creación y el afecto. “Esta es la casa de los amigos del maestro Negret. Con él aprendí lo que sé. A su lado, con paz, tranquilidad y sabiduría me enseñó a hacer las cosas bien, tanto en el arte como en la espiritualidad y en lo personal. Así es este ser maravilloso a quien siempre respeté y quise como un padre. Me acogió con su hospitalidad y me honró con su presencia”.

 

Negret es un personaje insólito, una dama por su elegancia y delicadeza y un hombre de una palabra y corrección a prueba de la rentabilidad.

 

Lo conocí en los años 80 cuando paseábamos con mi primera esposa y mi primer hijo, Miguel Ángel, por las aéreas rurales de los pueblitos de tierra caliente donde quería comprar una finca para compartir momentos de relax con sus colaboradores y los hijos de ellos a quien consideraba sus nietos amados.

 

Un día, después de visitar una finca en Sasaima que decidió adquirir, el maestro sugirió que nos volviéramos hacia Bogotá por la vía de Fontibón porque consideraba más corta la ruta. Le dije que mejor era devolvernos por Funza porque era más rápido y me parecía más corto. Para no alargar el cuento ninguno convenció al otro para que tomara su camino. Yo no tenía todavía ninguna obra del maestro Negret pero si tenía algunos aguafuertes de la última edición de La Tauromaquia de Goya que había canjeado con un galerista que los había adquirido de un historiador que tenía completica la serie de treinta y pico. Y le dije que hiciéramos una apuesta sobre cuál era la vía más corta de Sasaima a Bogotá. Y apostamos un aguafuerte de Goya contra un múltiple de Negret. Y miramos el kilometraje de cada uno de los carros y los anotamos para mirarlos de nuevo cuando nos encontráramos en un sitio específico para cobrar o pagar la apuesta. Si yo ganaba Negret me entregaba el múltiple del sol y si yo perdía le entregaba el aguafuerte de Goya.  Y como lo increíble existe y una casualidad sólo se da entre dos seres jugadores, el kilometraje fue el mismo y ninguno ganó ni perdió. Él se quedó con el grabado que todavía debe existir en su legado y yo recibí un múltiple que me ayudó a subsistir con su presencia. Y después tuve algunas obras de Negret que me acompañaron en mi experiencia mística con su obra estética.

 

El arte es mi religión y mi vida y obra se funden con las personas cuya vida y obra me extasían. El sol, la luna, las deidades, los navegantes, los bosques.

 

Edgar Negret nació en Popayán, en 1920.

 

Estudió en la Escuela de Bellas Artes de Cali. Desde 1945 participó en innumerables muestras individuales y colectivas en Bogotá, Nueva York, París, Nebraska, Madrid, Londres, Pittsburg, Venecia, Houston, Washington, Dallas, Miami, Caracas, Roma, Estocolmo, Berlín, Sao Paulo, Rio de Janeiro, Quito, Guayaquil, Medellín, Cartagena, Edimburgo, Baltimore, New Orleans, Cali, Ámsterdam, Colonia, Múnich, Dusseldorf, Lima, Tokio, Buenos Aires, Santiago de Chile, La Paz y Barranquilla.

 

En el cuatrienio comprendido entre 1912 y 1916, Picasso construyó esculturas con pedazos de madera y metal y se convirtió en el precursor de las construcciones escultóricas contemporáneas. Por la misma época, en Noruega, Naun Gabo trabajaba con hojas de cartón recortadas y pegadas.

 

En los años sesenta las construcciones del maestro Edgar Negret se deshacen de la solidez de las formas y se dejan penetrar por espacios que determinan sus formas y movimientos ascendentes de rotación. Diseño de módulos que integra en estructuras donde la perfección causa placer.

 

Realiza maquetas en cartón que evolucionan en láminas de aluminio. Formas que descansan con movimiento estático que se apropian de los espacios. Creación pura. Deleite máximo.

 

En 1967 Negret fue el único latinoamericano invitado a la exposición Escultura de veinte países en el Museo Guggenheim y ese mismo año participó en la IV Documenta de Kassel.

 

Germán Rubiano Caballero, en la Historia del Arte Colombiano de Salvat Editores, en la página 63 dice: Por arte internacional debe entenderse aquí el promovido por las galerías comerciales a través de revistas especializadas y de libros lujosos, el patrocinado por museos, generalmente oficiales, escuelas de arte y fundaciones privadas y el subvencionado por los gobiernos y algunos ricos mecenas capitalistas.

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia