(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

COLABORADORES / DANIEL OMAR BEGHA

 ReVista OjOs.com    SEPTIEMBRE DE 2017

 

Daniel Omar Begha

Sopa de letras

 

“Sopa de Letras” es una sección que dedicaré a la presentación de las letras de escritores, poetas, dramaturgos y ensayistas, cuya obra es de interés, pero carece de la difusión que merece.

 

 

No es extraño encontrar en el territorio de la ciencias físicas y matemáticas con paradojas o hechos “paradojales”.

 

En efecto: encontrarse con sujetos sensibles y talento artístico y letrado en el mundo académico universitario allegado a las ciencias duras y racionales -ciencias puras como le llaman-, no es infrecuente. Casos, como estos son muchos, y algunos excepcionales, ya nos hemos referido a uno de ellos, el premio nacional de literatura chileno Raúl Zurita, de profesión ingeniero civil de la Universidad Técnica Federico Santa María, reconocido actualmente como una de las más voces más relevantes de la literatura nacional y destacada pluma de la poesía iberoamericana.

 

Uno de estos fenómenos, o hechos paradójicos, se da en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemática de la Universidad de Chile, cuando en 1964 se crea el departamento de Estudios humanísticos como un centro de investigación y docencia, orientado a incentivar la formación humanista de los estudiantes de ingeniería, el cual logra reunir entre sus académicos al algunas de las voces más notables del pensamiento y la literatura chilena de las últimas décadas del siglo pasado. Nombres como Roberto Torretti, Carla Cordua, José Echeverría, Patricio Marchant y Marcos García de la Huerta, Ronald Kay, Jorge Guzmán, Juan de Dios Vial Larraín y los escritores y poetas Enrique Lihn y Nicanor Parra fueron parte de su cuerpo académico. Estos dos últimos, destacados hombres de letras y palabras, marcaron a varias generaciones de alumnos de esa facultad.1

 

De ahí que no sea extraño, aunque paradójico que, en esa facultad de ciencias físicas y matemáticas, especialmente en la escuela de ingeniería, varias cohortes de estudiantes de esos años produjeran destacados pensadores, escritores y poetas, más que los que surgieron en carreras como la de literatura, filosofía, historia y ciencias sociales de la entonces facultad de educación y ciencias sociales de la misma universidad. La formación humanista creativa, reflexiva y crítico que imprimieron estos docentes se evidencian en estos autores, los cuales ponen en diálogo la poética con la lógica matemáticas y la mecánica, arriesgándose con décimas, alejandrinos y endecasílabos preñados de esa visión crítica que les imprimieron, o impetraron, sus maestros.

 

ALEJANDRO LÓPEZ PALACIOS. Santiago de Chile, 1970. Estudió Ingeniería Civil en la Universidad de Chile. Tardío en el asunto de escribir versos, ha publicado Siempre expuesto al ridículo (2006) y De pérdidas. Apuntes de entomología (2011). Junto con ejercer su profesión, ha desarrollado su actividad literaria participando en talleres y colaborando en algunas revistas. Además se ha visto en más de una ocasión en lecturas de poesía y casi siempre se puede encontrar compartiendo cervezas con otros que sí escriben.

 

Alcachofazo

 

Hay que pegarse el alcachofazo:

en estos rincones urgentes

de nada sirve

la poesía de zombies para zombies

Un conejo muerde su zanahoria

y el conejo no vuela. Ni siquiera

brota de un sombrero

La zanahoria no es verde ni fucsia ni calipso

Lo triste,

lo que verdaderamente da lástima

es que el poeta no pueda oír

el estruendo de ese mordisco.

dibuje una persona bajo la lluvia

dígame señorita cómo lo quiere

si con paraguas o anteojos

si quiere se lo dibujo con impermeable

con botas

o con traje de hombre rana

dígame si lo hago sonriente o con cara de angustia
esa angustia que usted probablemente no ha sentido

esa de llegar a fin de mes arrastrándose como náufrago

con el artes y letras bajo la axila

como nuevo testamento de predicador evangélico

por qué “bajo” y no “sobre” la lluvia?

por qué no dibujarlo cabalgando las nubes?

o mejor, por qué no hacemos el de las manchas?

(ese sí lo conozco: donde veo

un murciélago tengo que decir mariposa

donde veo una vagina decir flor

donde veo tetas decir árbol

o mariposa de nuevo)

ya está, aquí lo tiene, analícelo
para eso estudió

pero no piense que el charco bajo los pies indica sufrimiento fetal

(pasa que mi madre era primeriza y me sacaron con fórceps)

no piense que soy intolerante a la crítica

y sobre todo

no vaya a notar mi fijación oral

y una que otra parafilia

no vaya a descubrir en mi dibujo

que yo a usted me la tiraría ahora mismo hasta quedar flaco

sobre ese escritorio lleno de las esperanzas de otros postulantes

nada personal señorita:

es sólo

que necesito el trabajo.

 

 

Todas íbamos a ser Jim Morrison

 

Todos íbamos a ser Jim Morrison

para soñar con reptiles despechados

y nadar en mares de Jack Daniel´s

Todos íbamos a ser el rey Lagarto coronado

con escarapelas de cirrosis

y aullar a toda amígdala “This is the end”

hasta acabar en una tina de baño en algún lugar de Francia

sonriendo lejos de los focos

como un Levi´s gastado una lápida un muñeco de trapo

Pero las mejores mentes de mi generación

teníamos otros planes

Hoy somos reyes de ínsulas paupérrimas

a medio estrangular por una corbata

soberanos de la vuelta de la esquina. De vez en cuando

suena “Love me two times” en el wurlitzer enrostrándonos

ese tiempo primordial

en que íbamos a ser Jim Morrison

 

 

Also sprach beckenbauer

 

Si mal no recuerdo tarareaba una de los ramones

con un wantán atorado en el alma

pensando en cómo hacerle una morisqueta al destino

en eso cayó la persiana

y en su runruneo perfecto nacía un espejo

lleno de perlas

si así las quieres llamar, cíclope omnisciente

como periscopio hacia otros cristales

a toda prisa

aprisaprisaprisa

taram taram                          noctambulista

turín Turín                           faranduloide

eco eco                               celulero lero

ecolecuá                                     patefuá

turumbón

taram                                            taram

tarambores

a toda prisa

simulacro de una muerte más profunda que cualquier historia

la herida procaz:

quinientos cincuenta mil penitentes

azotan sus cabezas salta el ñachi la podredumbre

hace nata el aire se enmierdece

y que jué

                                    y que jué

qué hay de los mientras tantos

a qué hora se come dígame alguien.



 

 

 

1 Enrique Lihn escritor, crítico literario y dibujante chileno, mayormente conocido como poeta, pero que también ensayos, cuentos, novelas, obras de teatro e historietas fallecido en 1988 y Nicanor Parra, nacido en 1914, poeta, matemático y físico chileno con la obra con una profunda influencia en la literatura hispanoamericana.

Daniel Omar Begha

(Chile). Estudió en la Universidad ARCIS, de Arte y Ciencias Sociales, humanidades y educación. Presidente de la Corporación Cultural Increpa que realiza los Festivales de Arte Erótico en Santiago de Chile con la complicidad del psiquiatra y poeta Jaime Arenas y el teatrero y grabador Guillermo Pallacán. Personaje insólito, artista multidimensional y multidisciplinario, tiene más doctorados que los que ha podido comprar cualquier popolítico. Trabajó en la Televisión Nacional de Chile. “Hay vinos que se dejan beber y dejan buen sabor de boca. Hay mujeres que se dejan mirar, ellas te provocan insomnio perenne”.

Alejandro López Palacios es otro de los autores de Editorial Segismundo y forma parte de la colección Poetisos al fin del mundo.

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia