(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

COLABORADORES / DANIEL OMAR BEGHA

 ReVista OjOs.com    JULIO DE 2016

Daniel Omar Begha

SOPA DE LETRAS

 

“Sopa de Letras” es una sección que dedicare a la presentación de las letras de escritores, poetas, dramaturgos y ensayistas, cuya obra es de interés, pero carece de la difusión que merece.

 

En las últimas dos décadas ha surgido, fundamentalmente las regiones de Chile, una generación de artistas visuales y literarios que se han caracterizado por la renovación creativa rebelde, contestataria. Territorios como en Valdivia en la región de los ríos, o Concepción en la región del Bio Bio y en la Quinta región de Valparaíso, son la cuna de estas nuevas voces y miradas que han optado por un proceso creacional colectivo, crítico, experimental e integrador de las diversas disciplinas de la expresión y creación poética y literaria. Esta generación, denominada, “Generación del 90” se reconoce por la creación de un ethos peculiar. En efecto, esta generación se distingue por desarrollar sus procesos creacionales bajo la impronta de una ética y estética de trabajo que se puede allegar al concepto de LIMINALIDAD en las artes, donde la poesía es la mejor expresión de ello.

 

Ya hace tiempo que la obra literaria ha sobrepasado el territorio de la letra, de la palabra en hoja de papel y ha utilizado el espacio, el movimiento corporal, la música, la forma, la luz y los colores, incluso la acción performativa de su propio creador, para su manifestación. Este traspaso de límites, de ruptura de fronteras heteronormadas, son las que caracteriza el trabajo de los colectivos creacionales de la generación a la que nos referimos. Liminalidad es un concepto que desarrolla Arnold Van Gennep, cuya noción fue tomada, posteriormente por Victor Turner; esta alude al estado de apertura y ambigüedad que caracteriza a la fase intermedia de un tiempo-espacio tripartito (preliminal - liminal posliminal). La liminalidad está claramente relacionada con la communitas puesto que se trata de una manifestación anti-estructura y anti-jerarquía de la sociedad, vale decir, de un contexto en el cual una comunión "espiritual" genérica entre sujetos sociales sobrepasaría las especificidades de una estratificación. Se trata, por consiguiente, de un instante donde las distintividades triviales se suspenden, permitiendo precisamente "el paso" entre una condición social y otra.

 

Marcelo Gallardo, Ingrid Odgers, Karina Garcia, Patricio Bruna, Dafne Meezs, Yoyi Koda, Roberto Iturra, Amanda Iturra, Cesar Valdebenito, Cristian Lagos, son parre de esta escena que deambula entre las palabras la expresión gráfica, escénica y sonora de la poesía.

 

CRISTIAN “CONDEMARZO” LAGOS TRONCOSO: Escritor nacido en Hualpén. comuna chilena perteneciente a la Provincia de Concepción, Región del Biobío, Escritor y poeta, licenciado en Educación con Mención en Filosofía. Ha participado en números encuentros de poesía en la región y en el país (Descentralización Poética, Orillando el Bio Bio de Hualpén, Poesía de la Diversidad, Universidad de Concepción; Chile + Cultura, del Consejo de la Cultura, TrasAndes, bilateral Chile-Argentina, El Sonido de la Furia, Chillán, etc.) Recibe el segundo lugar en el Concurso de Microcuentos organizado por la UBB. Publicado en revistas como El Río Suena, Artemisa, y otras publicaciones digitales. Es parte del colectivo poético Tres Mujeres Nuevamente y Sus Vástagos Cesantes, colectivo que profesa la difusión de la poesía en distintos formatos de presentación y lugares no convencionales. Coordina en Concepción y en la Zonal Sismo la propuesta de literatura independiente Descentralización Poética, Encuentro Nacional de Escritores. El año 2008 publica su primer libro de poemas Las Apariciones de la Virgen de Lúcuma en ediciones a Pulso. En 2009 publica por la misma editorial los cuadernos de bolsillo Dos Pandemias Para Ti (poemario) y Seis Relatos para Agarrarle el Culo a la Muerte (cuentos). Presenta diversos escritos en narrativa, lírica, ensayo y teatro junto con trabajos en intervención digital fotográfica.

 

PLEAMAR

 

La verdad es que las cosas

no dan para esperar mucho

solo podemos suspendernos del aliento

aprovechar que el cielo nos olvida

esperar al sediento de deseo

y hacer como que todo esto

sucede en otro planeta,

pensar que en ese planeta

las mareas son distintas

y que el mar viene a lo más alto cuando se le llama.

Ahora, en su defecto

las gentes podrían buscar

cualquier humedad recíproca

y entregarse al fornicio

por razones humanitarias.

 

 

POSTAL DEL CIELO CON TERREMETO

 

Archivos, miseria, pena flotando en la luna,

fantasmas de algodón, todo sobra,

hay una momia fumando tus palabras,

equinoccio de madrugada, invierno de pecho,

parece que todo da vueltas,

una señora protesta con ganas de quemarlo todo,

se fisuran las escuelas

un hierofante habla despacio bajo tu cuello,

todo el mundo en el cielo

hace su propio baile

el alma se vuelve mecánica,

mecánico el pan

y la cama donde duerme tu vampiro.

 

El universo se ha volteado,

todo se cae y se pierde

y no encuentro

la llave que hace juego con tu ombligo.

 

 

ÉFESO

 

Sino en la hierba

te deshaces en los misterios.

 

Sino en tus fuegos

hibernas bajo mis caldos de hielo permanente.

 

Y estás siendo

una cosa y la otra

y la otra y la otra

y pareces siendo un campo de luces

y una orgia de letras y silencios.

 

Estás siendo lo contrario

toda vez

que te como la razón.

 

 

COMO TODO MOSTRUO

 

Como todo monstruo no me pueden ver

ni quiero que me vean,

hablo y dejo de hablar conmigo mismo,

me alimento en las cloacas

pinto figuras deformes en las paredes.

 

Como todo monstruo

escribo una biblia con sangre,

desato mi ira contra lo que se mueve,

brindo por la idea de poder hacerte añicos.

 

Como todo monstruo

juego a los dados sobre un mapamundi,

camino lo más estúpidamente posible

me arranco los cabellos de rabia.

 

Como todo monstruo, digo siempre que no,

maldigo, premedito, envidio,

me dan ganas de quemar el cielo.

encierro gente,

aúllo, bebo, te espanto

destruyo según mande el pecho,

sudo, rasgo, araño todo,

blasfemo contra tu dios favorito,

mato y dejo matar,

me masturbo con la luna redondita,

eructo en tu contra,

me cago para que te jodas.

 

Como todo monstruo no se que mierda hago aquí,

me pica el cuerpo entero,

balbuceo lo que me molesta,

dudo hasta de mi propia existencia.

 

Hago del fango mi vida

me siento a escuchar la nada,

esquivos los espejos y las bocas.

 

Corto las flores con la mandíbula,

invoco cualquier demonio,

persigo y asusto al primer necio que pase,

hago sonar los dientes,

pateo las sillas,

grito para que llore

el que solo habitan en los teatros.

 

Como todo monstruo

no hago más odiar

¡Te odio, mierda! ¡Te odio!

Por imposible,

por venganza y vergüenza

por que no hay más razones

para mantener el ocaso de un recuerdo

con vida.

 

 

GANAS DE QUEMARLO TODO

 

De hacer trizas,

de envolver al todo en secas pieles.

Ganas de matar y ser matado.

 

Intensión continua de escuchar el réquiem de los mundos.

De devorar y herir,

de desgarrar la infamia.

Deseos de abrir los deseos,

que el agua seque,

que cuerpo mire,

que la sangre viva,

deseos de voltear las cosas,

de acabar con la tos de los edificio públicos,

ganas de fornicar en la fila de los bancos,

codiciar la sabia crudeza de los animales,

que el cielo se incendie,

que se quiebren las iglesias,

que una cicatriz aparezca en el pecho

del hombre más poderoso del mundo,

que una marcha de hombres deformes

deambule por tu boca,

todo se seca y se incendia,

hay ganas de quemarlo todo,

de hacerse cargo de la ausencia,

de aplaudir la demencia,

es la codicia de desnudar a dios,

el afán de suspirar en el hito más profundo de la tierra,

la necesidad de comer de las carnes ajenas,

la ausencia en el baile de la miseria,

la posibilidad de ser el único en todos los universos

y dejar de ver vivir,

el dios sólo vive en soledad, el sonido es el eco del vacío,

es la renuncia a las naturalezas vulgares,

el delirio constante de los venenos de las flores,

la danza idiota de los hombres que se arrojan en los mares,

imposibles formas de animales,

extinción de países tristes y grises

habitando tras las ventanillas,

un ocaso oportuno para la epidemia de formularios,

el magnicidio es una forma de baile,

el sexo es un mesías,

la lengua da vida,

en las palmas de las manos habitan paraísos,

la tierra prometida se encuentra en el bajo vientre

hay ganas de matar, de acabar con todo,

el fuego purifica, el fin de la espalda se convierte en un templo,

la ciudad se abraza a las masas de la luz,

la llama es el ápside del desvarío,

hay que quemarlo todo, hay que quemarlo todo.

El infinito tiene aspecto de difunto.

 

MESTER DE HIPOCRECÍA

 

Conspiración contra el veneno,

contra los hombres que son como madres viejas y tristes

contra las mujeres que beben el néctar

contra las putas no

honestamente cobran por el servicio.

 

Decapitación para los docentes

a punto de recibir la taxidermia,

confabulación contra las leyes del mercado

que compra-venden el corazón.

 

Abolición del mester de hipocresía

que nos hace bailar sobre las fecas de la incertidumbre.

Daniel Omar Begha

(Chile). Estudió en la Universidad ARCIS, de Arte y Ciencias Sociales, humanidades y educación. Presidente de la Corporación Cultural Increpa que realiza los Festivales de Arte Erótico en Santiago de Chile con la complicidad del psiquiatra y poeta Jaime Arenas y el teatrero y grabador Guillermo Pallacán. Personaje insólito, artista multidimensional y multidisciplinario, tiene más doctorados que los que ha podido comprar cualquier popolítico. Trabajó en la Televisión Nacional de Chile. “Hay vinos que se dejan beber y dejan buen sabor de boca. Hay mujeres que se dejan mirar, ellas te provocan insomnio perenne”.

Cristian "Condemarzo" Lagos Troncoso

“Importa la poesía, no el poeta”

 

VOLVER A COLABORADORES                                         VOLVER A SUMARIO

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia