(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

COLABORADORES / DANIEL DE CULLÁ

 ReVista OjOs.com      MARZO DE 2015

Daniel de Cullá, ReVista OjOs.com

UN VOLQUETE DE PUTAS

 

Estamos yo, virrey de Ná, mi amigo, marqués de Queteví, y Felipe, con Juan, que se dice descendiente del famoso Juan Gutenberg, el célebre impresor de la primera imprenta donde se imprimió la primera Biblia “ de a cuarenta y dos líneas”. Hemos venido a la Casa de Campo, en Madrid, casa de campo consagrada a la diosa Puta, diosa de los arbustos, porque nos han avisado que está por llegar un Volquete de Putas, y queremos ver cómo se ven, y queremos saber cómo saben estas diosas.

 

Nos ha llegado la noticia desde un incunable que no se acuna, pero que se mece sobre un crisol puesto al fuego, gracias al grillo “Nikolas”, al servicio del Cuartel de la Inteligencia de zoquetes, zombis y extraterrestres, quien ha dejado filtrar en sus papeles “La Nasal” (moqueros) y, en con fusión de lenguas por aquello de “arriba moco que el que chupo es poco”, una noticia de importancia y suma más resta gravedad, esta: “que están por venir a la Casa de Campo, en Madrid, un Volquete de Putas para trajinar, más buenas que el pan, “Jas” fabulosas, y mucho más ricas que las degustadas por Abderramán el Grande o los Ciempiés de san Luis, “vivos ejemplos, como dice el portador de la recua, caballero en ninguna, por mandato de un barón diestro en redoblar los naipes para hacer cual fullero una flor, para practicar el análisis de oraciones copulativas en viales de succión y micción a través de un análisis general y sexológico entre hojarascas, en el que la Anología es garante de ofrecer a profesores y alumnos una enseñanza “a Roblón”, clavo grueso destinado a ser remachado en caliente formándole otra cabeza en el extremo, después de haber atravesado el objeto que tiene que sujetar y asegurar”.

 

Hemos traído pan, vino y embutido pasado de fecha para merendar y ver y contemplar este “ganado” trashumante que, junto a los robles, nos mostraran su hermosura y esa abertura que lleva al paletón de nuestra llave de Amor a rodar en la plancha carnal que forma las guardas del Sexo, cuyo Arte amatorio lleva haciendo de las suyas más de cientos de miles de años de existencia, mucho antes de dios en cristo.

 

Olvidados los períodos, aprenderemos a formar oraciones y yaculatorias, sabiendo acentuar declinando e introduciendo la tilde por delante y por detrás, tris tras, de la Hermosura, conociendo el medio de que se valen los seres racionales e irracionales para manifestar sus ideas y sensaciones, en el ser humano, el lenguaje del Culo, en el Onagro, el Rebuzno, que se originan en virtud de ciertos movimientos orgásmicos y cómicos. Si estos movimientos orgásmicos y cómicos producen sonidos fónicos, el lenguaje sexual será oral; si dan lugar a signos  gráficos, se denominará lengua fálica (ay, decía Gerineldo, seminarista en Madrid, escribir “Amor” en la punta del capullo con la lengua), y si constituye señas o gestos se llamara sexo mímico o cómico, como el que practican los sadomasoquistas.

 

En el despliegue de este Volquete de Putas y en su exposición, hemos visto putas monosilábicas, con coños que carecían de forma, cual simples raíces de un solo labio. A mí me parecieron coños chinos, y eso que no he visto alguno. Hay putas aglutinantes cuyo coño es prefijo sufijo de sus glúteos, como las culonas que vemos por televisión o Internet, cubanas y dominicanas. Hay putas flexionales, las que modifican los labios de sus coños en virtud de desinencias místicas o escrupulosas, como la española.

 

Un catador de coños, que viene con el guía de la recua, del que dicen que es afamado político estudioso de la cagada del lagarto y conocedor de la Gramática parda en esta Nación de Mancebía, antes de mostrárnoslas, pasó su lengua por el Chichi de unas italianas y griegas, según él por el sarro encontrado a su paso con sabor a Lambrusco y Retsina. También, lamió a una andaluza, una asturiana y una aragonesa, que lo eran, según él porque sus pedos sonaron a dialecto, que él conocía.

 

Mi amigo se acercó a mí excitado pidiéndome le diera o me diese un beso con lengua, diciéndole que, ahora, no estaba en disposición, aunque, recordándole, que la lengua es universal, global. Sábete, le dije, que Alfonso X “el Sabio” cepilló el felpudo del coño a sesenta mujeres al estilo provenzal, y a otras sesenta colonizadas de Oceanía. Cuentan que tenía un Pene sánscrito con pellejo latino y frenillo griego. También, y según unos escritos de María Magdalena encontrados en el Tibet y hoy escondidos en un diente de leche de un antediluviano que se encuentra en un cruce de caminos que va hacia Atapuerca, en Burgos, Jesucristo tenía un pene hebreo con frenillo arameo, lo mismo que Antipater y Herodes.

 

Un catador de coños, que viene con el guía de la recua, del que dicen que es afamado político estudioso de la cagada del lagarto y conocedor de la Gramática parda en esta Nación de Mancebía, antes de mostrárnoslas, pasó su lengua por el Chichi de unas italianas y griegas, según él por el sarro encontrado a su paso con sabor a Lambrusco y Retsina. También, lamió a una andaluza, una asturiana y una aragonesa, que lo eran, según él porque sus pedos sonaron a dialecto, que él conocía.

 

Mi amigo se acercó a mí excitado pidiéndome le diera o me diese un beso con lengua, dicién dole que, ahora, no estaba en disposición, aunque, recordándole, que la lengua es universal, global. Sábete, le dije, que Alfonso X “el Sabio” cepilló el felpudo del coño a sesenta mujeres al estilo provenzal, y a otras sesenta colonizadas de Oceanía. Cuentan que tenía un Pene sánscrito con pellejo latino y frenillo griego. También, y según unos escritos de María Magdalena encontrados en el Tibet y hoy escondidos en un diente de leche de un antediluviano que se encuentra en un cruce de caminos que va hacia Atapuerca, en Burgos, Jesucristo tenía un pene hebreo con frenillo arameo, lo mismo que Antipater y Herodes.

 

Un ruido como de risas atrajo nuestra atención. Parecían cohetes que dan muchos estallidos. Las putas, desnudas, correteaban por entre los arbustos, con risas y moviendo sus tambores o nalgas; unas, parándose, miraban a través de las hojas, otras, como relinchando tras las verdes banderas, reían tronchadas como en heráldica diagonal divididas por una línea que va desde la esquina diestra del Jefe a la siniestra de la punta, soñando el tallo la hortaliza en cada una de las aberturas o escotaduras por las que entran el perdulario y sus bolas, moviéndonos del sitio estas mancebas, damas, con su carnal elocuencia fogosa y apasionada, que jamás podrán anular los rastreros o trepadores que quieren cerrar sus Coños con mordaza. Retozando alrededor de los arbustos, como digo, cantaban:

 

“Cátame en Madrid, cátame en Ocaña

Cátame en todo el Mundo

Que aquí folló Sancha la bermeja

Y Madrid de mancebía se hizo dehesa”.

 

El grillo “Nikolas”, que anduvo y se metió en estos trotes, y otros análogos, de prisa y con prontitud salió de la Casa de Campo. Otros dicen que no, que se metió en su agujero. Sin embargo, a alguien se le escuchó decir:

 

-¡Ay, Grillo, y en qué confusión estás metido!

Daniel de Cullá

(España, 1945). De origen castellano aragonés. Tras años de pobreza y soledad, muy joven, se fue a estudiar a los Seminarios de Segovia y Madrid.

Más tarde, cuando abandonó

los estudios de Magisterio y Filosofía y Letras viajó a Inglaterra, Países Bajos y Francia donde estudió las lenguas madres de los

países que visitó. En ese periplo trabajó como portero

nocturno en hoteles, tostador de pan y ayudante de  cocinero.

Poeta, escritor, ensayista, pintor y fotógrafo, es miembro

fundador de las revistas literarias Gallotricolor y Flash

Republicano. Su producción y publicaciones se han multiplicado sin cansancio. Figura destacada de la literatura universal, está

considerado como el gran poeta de Castilla. Su poesía es transparente y en ella

brillan ricas imágenes de corte surrealista.

Su tema favorito es el Amor. Su obra Las Bragas del Maromal fue llevada al teatro. Miembro de la Asociación Colegial de Escritores de España.

En la actualidad participa en espectáculos que funden

pintura, poesía, música y teatro.

Dirige la revista de Arte y Cultura ROBESPIERRE.

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia