(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

COLABORADORES / DANIEL DE CULLÁ

 ReVista OjOs.com    FEBRERO DE 2012

SHEELA-NA-GIGS

¡QUÉ BLLA LAL VULVA!

 

La religión católica nunca tuvo una sola verdad en su doctrina. Siempre la iglesia católica, como todas las iglesias o religiones, y, en especial, la cristiana, se apropió de las ideas del paganismo y sus expresiones artísticas. La vulva como el ojete es algo que llevan en su frente los servidores de dios como un estigma. Es su santo y seña de las noches del sentido, no haciendo escrúpulos para de vez en cuando esculpirlas en los capiteles o pantocrátor de sus iglesias o ermitas románicas y góticas, con el pretexto de bendecirles para librarles del pecado, y después condenarles al fuego eterno, luego de habérseles beneficiado. ¡Groseros y licenciosos!

 

Si en el Paganismo la Vulva es símbolo de la mujer y de la diosa, como en la mitología irlandesa, que nunca fue romanizada, a menudo devoción permanente, pues la vulva no cambia en la joven, en la madre o en la mujer arrugada, para la iglesia la Vulva es símbolo del pecado, algo de lo que hay que beneficiarse para después condenar. Como hicieron las autoridades de la iglesia en su caza de brujas, o en su lucha constante contra el pecado y la Lujuria. En el paganismo, la unión sexual con la diosa hace al hombre rey y guerrero; en la religión, la hace pecador y pelele. Starr Goods y Robbins Dexter en su “Sexualidad, Vulva y Diosa en la Cultura irlandesa” nos hablan de tres funciones vúlvicas: la primera, como profetisa, sacerdotisa y soberana; la segunda, como “dadora de energía”; y la tercera como nutriente, engendradora.

 

Cuentan que un cura, en su sermón del sábado, se dirigió al pueblo diciendo: - Aguijar al hígado que brama la vaca.

 

Y es que en esta aldea tenían costumbre de llevar la vaca al toro para que la cubra en sábado por la tarde, y, mira por donde, en este mismo día se celebraba misa de difuntos por el tercer marido de una aldeana viuda, que había sido beneficiada por el cura en la sacristía, que había enterrado fuera en el cementerio a dos maridos, y al tercero dentro de la iglesia, lo que aprovechó el cura para consolarla al mismo tiempo, y diciéndola:

 

- Ahora sí que estaréis contenta que tenéis dos fuera y uno dentro.

 

La machista y misógina Iglesia reemplazó a la Diosa por dios, y a las Brujas por los sacerdotes controlando a base de crimen asesinato y violación los sagrados rituales de nacimiento, muerte y resurrección.

 

La entrada a las iglesias, catedrales, ermitas son vulvas de piedra como guardianes de la fe y caña de la doctrina, mientras que la Vulva de la Mujer ofrece una familiar y confortable y acogedora cara frente a la opresiva fuerza de la iglesia. La vulva es Vida, apertura y ventana hacia la alegría del Ser, mientras que las vulvas pétreas de la iglesia nos conducen al embuste y la frustración. Mary Condren en su libro La Serpiente y la Diosa escribe que “ Sheeka-na-gig”, la Vulva, se labra en los arcos de las puertas de las iglesias medievales sobre todo, animando al rebaño de la fe a entrar en su vientre eclesial negro, misterioso, con olor a demonios”, apropiándose de los rituales de vida y muerte del paganismo, como se apropió de las tierras, riquezas y posesiones de sus enemigos e infieles, a base de empalamientos, martirios, garrote vil y tiro en la nuca.

Daniel de Cullá

(España, 1945). De origen castellano aragonés. Tras años de pobreza y soledad, muy joven, se fue a estudiar a los Seminarios de Segovia y Madrid.

Más tarde, cuando abandonó

los estudios de Magisterio y Filosofía y Letras viajó a Inglaterra, Países Bajos y Francia donde estudió las lenguas madres de los

países que visitó. En ese periplo trabajó como portero

nocturno en hoteles, tostador de pan y ayudante de  cocinero.

Poeta, escritor, ensayista, pintor y fotógrafo, es miembro

fundador de las revistas literarias Gallotricolor y Flash

Republicano. Su producción y publicaciones se han multiplicado sin cansancio. Figura destacada de la literatura universal, está

considerado como el gran poeta de Castilla. Su poesía es transparente y en ella

brillan ricas imágenes de corte surrealista.

Su tema favorito es el Amor. Su obra Las Bragas del Maromal fue llevada al teatro. Miembro de la Asociación Colegial de Escritores de España.

En la actualidad participa en espectáculos que funden

pintura, poesía, música y teatro.

Dirige la revista de Arte y Cultura ROBESPIERRE.

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia