(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

COLABORADORES / DANIEL DE CULLÁ

 ReVista OjOs.com     AGOSTO DE 2013

Daniel de Cullá, ReVista OjOs.com

POETAS Y PUTAS


Dicen que un galán cortesano, viendo a una labradora bonita que se volvía de la villa a su aldea, la dijo que le llevase un beso a cierta persona de allá, respondiéndole ella: “dadle a mi burra, que llegará primero”, porque llevaba delante la burra. Y esto me viene a la memoria porque tengo entre mis manos una antología de Poetas, un libro de Versos, del mismo título, enviado por El Gato Floro, de ediciones Patagonia, Argentina, bajo la dirección de Roberto Goijman, dentro de la colección “papeles baldíos”, que me ha encandilado, como sólo las trabajadoras del sexo pueden hacerlo.

 

Estoy contento, lleno de un gozo grande, ¡glande! porque es como un río de agua viva, viva en mi alma y mi ser. Alabo a mis hermanos Poetas, y alabo su Verbo, ¡gloria a él! Y amo a Paulina Rivera dueña de la mancebía “La Catalana”, y a sus pupilas, trabajadoras del Sexo: María Juliache, española y soltera; a Ángela Fortunato, argentina y casada; a Consuelo García, soltera y argentina; a Amelia Rodríguez, soltera y argentina; y a Maud Foster, soltera e inglesa; todas ellas componentes del quinteto que se negó a prostituirse para la soldadesca, echándoles del burdel, por haber asesinado a más de un millar y medio de huelguistas, al mando del coronel Varela, gritándoles a la cara: “con asesinos no nos acostamos”.

 

El libro bebe su origen en el guión de la película “La Patagonia rebelde” que termina cuando las prostitutas de san Julián rechazan a los soldados fusiladores” (Osvaldo Bayer). Y yo, con Osvaldo y todos los caballeros que las queremos putas, deseamos se concrete en el Mundo entero un monumento a las valientes trabajadoras del Sexo que en el mundo ha habido, ayer, hoy y mañana, no por los servicios que nos prestan, sino como reconocimiento a su dignidad. Las pupilas del lupanar “La Catalana” al mando de su señora dieron una lección a todos los borregos y “cabrones malparidos”, incluida la Iglesia, los partidos, los sindicatos y todas las organizaciones que callaron ante el estado de sitio, que aprovechan siempre los criminales y asesinos de estado para llenar sus cárceles de inocentes y hombres libres.

 

De este galardón del libro recibido, os presento a los Poetas que conforman la Antología, que se convierte ahora en pan y vino de amor. Son las putas, que acompañan nuestro caminar, con su ternura a nuestro lado siempre están; y estos son los Poetas que a su lado aman sin cesar:

 

Oliverio Girondo, que nos dice en “14”:

 

“Mi abuela – que no era tuerta- me decía:

 

“Las mujeres cuestan demasiado trabajo o no valen la pena”; Raúl González Tuñón, quien, en “Blues de los adolescentes”, canta a Jébele “que tiene quince años y ha ido a la playa”;

 

Nicanor Parra, que, en su “Los Vicios del Mundo Moderno”, nos pone al corriente de los mismos, les describe y, entre ellos, destaca:

 

“las discriminaciones raciales;

el exterminio de los pieles rojas;

los trucos de la alta banca”:

 

Gonzalo Rojas, quien en su “Cortesana del Templo”, besa “en un exceso de pétalos a una fenicia bellísima, de Cádiz”;

 

Diego Maquieira, en “La Tirana” (Me sacaron por la cara), recuerda a La Tirana, rica y famosa, la Greta Garbo del cine chileno, que se hizo barato y vendió más de cuatro;

 

Jorge Montealegre, con “Mi padre bailó con Pola Negri en Puerto Varas”; a quien su pecho “la gringa le talló con pestañas un recuerdo: su guiño”;

 

Dinko Pavlov, en “María Pilar”, soñando secretos contactos hormonales entre zorzales;

 

Jorge Spindola, en su “I Love You Luisa”, que no es la bella que le bailaba “la sola memoria del sexo fermentado en cocaína”;

 

José Teiguel, en su “Margot fue muy feliz”, que fue la más feliz de todas las chilenas;

 

Roberto Goijman, en su “El consuelo del pueblo y la experiencia”, donde comienza:

 

“La María?

Que tiene la María?

Está triste la María?

Para la María pasó ya el tiempo,

sin embargo la María sigue de María”

 

Clemente Riedemann con “El Mejor espectáculo de Chile” recuerda a la Maggie,

 

“quien a pesar de los años, sigue meneando el queque”;

 

Edgar Altamirano, recordando a “Vicente Guerrero”, prócer de la independencia de México, y su casa;

 

Charles Bukowski, cantando “A la puta que se llevó mis poemas”:

 

“¡Doce poemas perdidos y no tengo copias¡”

 

La lechetrezna dorada por el Amor, la leche cortada por el dolor, digo yo. Como en aquella conversación de aldeanos que vienen a follar a la ciudad los sábados por la tarde, y se encuentran con un amigo que les dice:

 

- Hay mucha prisa al polvo, ¿eh?

 

Y ellos dos le responden cantando su versión de una fábula de Samaniego, imitador de La Fontaine, “A un panal de rica miel”, cuya primera versión fue un texto de Esopo, este: “De un panal se derramó su deliciosa miel, y las moscas acudieron ansiosas a devorarla. Y era tan dulce que no podían dejarla. Pero sus patas se fueron prendiendo en la miel y no pudieron alzar el vuelo de nuevo. Ya a punto de ahogarse en su tesoro, exclamaron:- ¡Nos morimos, desgraciadas nosotras, por quererlo tomar todo en un instante de placer!”, que Samaniego recreó en su Fábula XI “Las Moscas”, y que estos dos aldeanos así la transformaron:

 

“A un lupanar de rico orgasmo dos mil Pollas acudieron, que por golosas murieron, presas puteros en él”.

 

Reynaldo Sietecase, con “Tiburones con impermeables amarillos”, que son para el poeta: “putas de barrio recostadas en la brisa contra los paraísos”;

 

Ignacio Osorio, en “la Hora y además” canta:

 

“¿Cómo no refugiarme escarbando

Con dedos de marine ro ebrio

El arroz dulce de tus nalgas?”

 

Rogelio Ramos Signes, en su “Falta humor”. Leamos:

 

“Falta humor, y falta

Desde que el colectivo nos entregó una muchacha trigueña

Con pierna de “Para todos un poco”.

 

Gustavo de Vera, en “quién ama a celda gris”;

 

Héctor Miguel Angeli, en “Existencias”;

 

Jorge Rivelli, en “El puerto y las piernas”:

 

Héctor Urruspuru, en “¡Bizarra, bizarra Divine¡”:

 

“Divine está casi desnuda

De entre su entreteta

Asoma el espíritu

De un póster de Warhol”.

 

Leónidas Castillo, en “Susana”:

 

“Sentada en mis piernas

Susana está desnuda y se levanta”

 

Ernesto Goldar, en “La cárcel”

 

César Fernández Moreno, en “Débil Mujer;

 

Y, Jaime Sabines, con el que yo quiero decir que Sí al Amor de las trabajadoras del Sexo, a las mensajeras del Amor, a las fieles esclavas de la estrella de Orgasmo que nos guía y nos da nueva luz en lo generoso de su donación; y, con él, gritar a los cuatro vientos:

 

“Canonicemos a las Putas. Santoral del sábado; Bety, Lola, Margot, vírgenes perpetuas, reconstruidas, mártires provisorias llenas de gracia, manantiales de generosidad”.

Daniel de Cullá

(España, 1945). De origen castellano aragonés. Tras años de pobreza y soledad, muy joven, se fue a estudiar a los Seminarios de Segovia y Madrid.

Más tarde, cuando abandonó

los estudios de Magisterio y Filosofía y Letras viajó a Inglaterra, Países Bajos y Francia donde estudió las lenguas madres de los

países que visitó. En ese periplo trabajó como portero

nocturno en hoteles, tostador de pan y ayudante de  cocinero.

Poeta, escritor, ensayista, pintor y fotógrafo, es miembro

fundador de las revistas literarias Gallotricolor y Flash

Republicano. Su producción y publicaciones se han multiplicado sin cansancio. Figura destacada de la literatura universal, está

considerado como el gran poeta de Castilla. Su poesía es transparente y en ella

brillan ricas imágenes de corte surrealista.

Su tema favorito es el Amor. Su obra Las Bragas del Maromal fue llevada al teatro. Miembro de la Asociación Colegial de Escritores de España.

En la actualidad participa en espectáculos que funden

pintura, poesía, música y teatro.

Dirige la revista de Arte y Cultura ROBESPIERRE.

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia