(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

COLABORADORES / DANIEL DE CULLÁ

 ReVista OjOs.com   JULIO DE 2017

Daniel de Cullá

 

Al salir el sol, ¡Santiago!

 

Al salir el sol, el coche que nos lleva a Yago, Jacobo y Diega a Santiago de Galicia va sonando la bella y fina música de Blackmore's Night – Village On The Sand, que me encanta. Hemos dejado atrás, en Raxó, rayos y centellas de una tormenta que había dejado el ombligo de las rías lleno de pelusas.

 

Mi parienta iba rezando: “Santiago bonito, si paras la tormenta, te llevaré un ramo de flores bien bonito”.

 

Conducía ella y a mí me llevaba como a un saco de patatas. Los otros van detrás.

 

Yo iba dormido, pues me adormece la tormenta, y los truenos y relámpagos son para mí la apología del Rebuzno de los Asnos, como lo son para los magos y brujas del macho cabrío, que divagan demasiado por la Vía láctea.

 

El santo, como me dijo mi parienta al despertar, por no defraudarla, paró la tormenta justo al tiempo que aparcaba el coche muy cerca del templo.

 

Muchos peregrinos están llegando, como noventa y uno, que yo cuento que son ciento. A mí, sin defraudar la mente, todo esto me sabe a fervor de cuadrúpedos, y el aprecio que muestran por el santo es tan inseparable como el Asno y su Rebuzno, Sancho y su Rucio.

 

Entramos en el templo, nos ponemos debajo del enorme incensario. Oímos una misa en italiano. Yo le digo a mi parienta: Mira al santo, parece un santo de Cabra, en Córdoba.

 

-¿Un santo de cabra? Me pregunta ella: exclamando: -Me cago en tu alma.

 

-Yo también, le respondí.

 

Acabada la misa, vamos a la cola para subir a la peana del santo, que descansa sólo de hombros y cabeza, y tocarle o besarle la chepa. Aquí, es imposible verle de frente la cara. Con mi falta de interés, y voluntad de besarle, le doy una palmadita en la espalda, diciéndole: le digo:-¡Qué bien te veo Cebedeo! Tú sí que sabes lo que vale un Rebuzno dado teológicamente hasta ahora.

 

Al salir de él, le miré de reojo y ¿sabéis que tiene Santiago debajo de la frente? - Las cejas retorcidas como dos trompetas. Ay, estas divinas cejas.

 

 Los peregrinos se ven con anteojos en esos divinos ojos desde las orejas al rabo, poniéndose a su disposición, su físico y su moral presentado en abundancia de ideas en estado místico, en estado, también, de levitar.

 

Salimos, y nos encontramos con un sujeto imitador del santo subido en un pedestal al lado de un incensario. Me pongo a su lado para hacerme una foto, y le digo al oído:

 

-¿Estarás cansado de ver tantas Jumentas y Asnos, no?

 

 Respondiéndome él:

 

-Mala gallinaza clueca es esa tu boca. Calla.

Daniel de Cullá

(España, 1945). De origen castellano aragonés. Tras años de pobreza y soledad, muy joven, se fue a estudiar a los Seminarios de Segovia y Madrid.

Más tarde, cuando abandonó

los estudios de Magisterio y Filosofía y Letras viajó a Inglaterra, Países Bajos y Francia donde estudió las lenguas madres de los

países que visitó. En ese periplo trabajó como portero

nocturno en hoteles, tostador de pan y ayudante de  cocinero.

Poeta, escritor, ensayista, pintor y fotógrafo, es miembro

fundador de las revistas literarias Gallotricolor y Flash

Republicano. Su producción y publicaciones se han multiplicado sin cansancio. Figura destacada de la literatura universal, está

considerado como el gran poeta de Castilla. Su poesía es transparente y en ella

brillan ricas imágenes de corte surrealista.

Su tema favorito es el Amor. Su obra Las Bragas del Maromal fue llevada al teatro. Miembro de la Asociación Colegial de Escritores de España.

En la actualidad participa en espectáculos que funden

pintura, poesía, música y teatro.

Dirige la revista de Arte y Cultura ROBESPIERRE.

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia