(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

CONFESIONES

 ReVista OjOs.com    AGOSTO DE 2015

Fernando Guinard por Darío Ortiz

Fernando Guinard

Fernando Guinard por Fernando Maldonado

 

PLAYA, BRISA, MAR, RUMBA Y EROTISMO



Gracias a la gentil invitación de nuestro querido amigo, cómplice y colaborador de la ReVista OjOs.com, el maestro español Pedro Rodríguez González, tuve la oportunidad de participar como jurado en la selección de Miss Facebook España en el que participaban algunas Venus del MaReA.

 

Los otros miembros del jurado fueron: Michelle Huestik, directora del grupo editorial Latin American Model; Sandra Martin, directora comercial de la tienda de ropa TuBellezaAqui.com; la Venus del MaReA Vanessa Blanco, modelo, actriz, presentadora y Miss FB España 2014; Pedro Rodríguez, Fotógrafo freelance profesional; Edgar Sánchez, director del periódico Mediterráneo Digital; y Joaquín García Infantes, director de la agencia de modelos TWE Models.

 

Mediante votación directa eligieron a la bella y sensual Aroa Moreno, la Venus del MaReA Támara Guzmán, Fernanda Vaillant, IsabeL Rosado y la Venus del MaReA Silvia Escudero.

 

Durante las festividades de EXPOEROTIKA 2015, en la bella ciudad de Santa Marta, fue un placer compartir con personas muy sensibles, sencillas, talentosas y hermosas.

 

Ciudad plagada de hermosas muchachas morenas que son el placer de las miradas obscenas de turistas franceses, italianos y colombianos que llenan los hoteles y hostales con juventud y ansiedad.

 

Durante mi estadía en la casa de la querida amiga y psicóloga Carmen Julia Barroso, tuve la oportunidad de recordar viejos tiempos y el espíritu de su madre Doña Berti o Bertilda, una de las mujeres más maravillosas que he conocido en este largo periplo de la vida plagado de señoras banales. Como buena anfitriona, el primer día fue de remembranzas, whisky al por mayor y reencuentro con amigos cuya presencia producía placer. Puedo citar entre otros a los amigos de adolescencia, Enrique Caicedo; Juanita Pachón, la hermosa exmagistrada; César Rozo y su esposa María Fernanda quienes prepararon deliciosos manjares marinos en su apartamento con espíritu de navegante; y Gloria Barroso quien surtió con generosidad exquisitas viandas que recordaban el espíritu culinario de su madre ausente.

 

Presiento que mi querido amigo Julián D´Angelo debería invitarme todos los años a su EXPOERÓTICA pues al día siguiente de mi arribo a la ciudad la lluvia cayó para refrescar los espíritus de la bahía y de la sierra nevada de Santa Marta que ya está casi muerta por causa de la insensatez humana.

 

Y el día que llevé la lluvia a Santa Marta mi cuerpo cayó fundido por los excesos alcohólicos y los espíritus oníricos desaparecieron por encanto. Pero la tragedia no da espera y durante las tres noches posteriores, como estaban en las fiestas del Mar, en el barrio residencial y a escasos metros del apartamento de Carmen Julia donde me alojaba, estaba el escenario donde se presentaría el cantante Carlos Vives con sus amigos y con invitados especiales como el mandamás de Barcelona y el presidente del BID.

 

Antes del concierto del futuro presidente de Colombia, el cantante Carlos Vives, las noches anteriores, desde las 7:00 p.m. hasta las 5:30 de la mañana, sin descanso, se escuchaba la algarabía de grupos musicales y alaridos de recreacionistas disfrazados de locutores y animadores que enloquecían a quienes tuvieran la desgracia de no ser sordos.

 

¡Qué agresión tan brutal contra los habitantes de una ciudad dominada por burócratas que no respetan los derechos del pueblo ni de las personas enfermas que necesitan descanso y tranquilidad¡

 

Y para completar, al cuarto día, cuando ya esperaba el descanso por la ausencia del ruido de orquestas, conjuntos y animadores fantoches, la madre naturaleza desató unos vientos que silbaban con estruendo y azotaban sin misericordia puertas, ventanas, y oídos cansados.

 

Y tuve la oportunidad de percibir y reflexionar sobre la terrible tragedia de una muchacha cuyo nombre me reservo, que había sido una de las mujeres más bellas, talentosas, queridas y admiradas. Por esas cosas de la malparidez del creador permanecía, desde hace diez años, en una silla de ruedas donde rumiaba su tragedia. Y tan bella, hablaba con dificultad y, gozaba cuando leía los microrelatos porno de María Paz Ruiz publicados en el libro Pop Porn, y se extasiaba con el espíritu y la sencillez de Carlos Vives, su amigo a quien adoraba y con quien ya no podía compartir.

 

Y desea abandonar el planeta, pero no puede hacerlo porque está inválida y sufre como una víctima de una casa de pique, y dicen que los tanatólogos solo atienden en Bogotá y con el apoyo de la familia, pero su madre es una psicópata y sus hermanos unos drogadictos bazuqueros que la prefieren viva para poder usufructuar sus rentas.

 

¡Horror!

 

¿Alguien podrá ayudarla a partir del planeta, como es su deseo, para no sufrir más? Y desde la ventana de mi cuarto se observan los gigantescos edificios en construcción que invaden con su horripilante presencia las playas e impiden el placer de observar las estibaciones de la sierra y los atardeceres.

 

Desarrollismo neoliberal.

 

¡Horror!

 

Y ya no se pueden ver las tierras de los señores Dávila, los señores feudales cuyas propiedades tienen cédulas regias y apoyo de Agro Ingreso Seguro.

 

Y en los días de fiesta el camellón está repleto de humanos, humanoides, vendedores ambulantes y carteristas que lo tarrean a uno a ver si encuentran los papeles que les permitirán emborracharse en las fiestas del mar. Y si uno se descuida y anda desprevenido sin poner en uso la malicia indígena, lo encañonan o le muestran los cuchillos mataganados, y le roban lo que lleve encima.

 

En los días posteriores al despelote y las fiestas del mar, EXPOEROTIKA fue la oportunidad para compartir el espíritu erótico con los artistas y las bellas nínfulas de piel canela que se acercaban a observar la muestra. Y la Universidad del Magdalena, sin demagogia y sin la estupidez de la censura, se ubica en la vanguardia de la sensibilización y el desembrutecimiento hacia las expresiones eróticas.

 

Porque el erotismo es la vida y es el mejor antídoto contra la tortura, el llanto y la muerte.

 

Y el Vicerrector de Extensión es un tesoro al que hay que cuidar como a una nínfula, sobre todo en un país donde hay rectores de universidades con doctorados en el extranjero que todavía creen en dioses humanizados y humanos divinizados.

 

Y para no joder más, cuando vuelva con el espíritu de la lluvia a Santa Marta, me convertiré en el Matusalén de los indígenas de la Sierra para tratar de calificar como sabio de la tribu y enseñarle a las muchachas, después de su primera menstruación, cómo se hace el amor, con base en la experiencia que dan los años y la sabiduría del espíritu erótico. Como hacen las nínfulas con sus alumnos espirituales.

 

Y no se vieron por EXPOERÓTICA las señoras del Museo de Arte Moderno de Santa Marta ubicado en la quinta de San Pedro Alejandrino. Orden de la Sociedad Bolivariana.

 

Y se puso la primera piedra del Museo de Arte Moderno de Barranquilla, un edificio de 3.125 m2, diseñado por el arquitecto barranquillero Giancarlo Mazzanti.

 

Tendrá salas de exposiciones y un auditorio para cien personas. Vamos a ver si tanta belleza culmina antes de que el planeta colapse.

 

Y no más histéricas contra el proceso de paz. Que se dediquen a tirar con prostitutos y culiprontos periodistas. Pero nunca lo hagan con el procurador porque se enloquecerán por brutas.

 

Artistas participantes en EXPOEROTIKA 2015.

 

Alex Mejía, Ana Patricia Montenegro, Lía Carolina Vargas, Edgar Francisko Jiménez, Pedro Rodríguez González, Carlos Buelvas Diago, Jean Carlos Jiménez, Fernando Guinard, Beto Pérez, Adriana Escorcia, Sebastián Pulido, José Santiago Blanco, Henry Navarro, Darío Cuadrado, JANCA, Jaime Duque, Julián D´Angelo, Rosa Pastrana, José Roberto Cadavid, Amaranta Torres, Paul Blieden, Manuel Bohórquez, Nataly Sandoval, Erick Andrés Rodríguez, Vanessa Rodríguez y Joy Aerial.

 

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia