(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

CONFESIONES

 ReVista OjOs.com     AGOSTO DE 2014

Fernando Guinard por Darío Ortiz

Fernando Guinard

Fernando Guinard por Fernando Maldonado

 

SIMPATÍAS, MENTIRAS, ACOSO SEXUAL Y PISTOLAS TASER


A pesar de la ordinariez manifiesta de los enemigos de la paz y de los cínicos asesinos de las libertades individuales enquistados en instituciones que alguna vez se consideraron honorables, me evado de esa asquerosa pestilencia para ver, escuchar, y soñar con tres hermosas, inteligentes, trabajadoras y exitosas mujeres que han invadido algunos medios de comunicación. Flora Martínez, la talentosa y bella actriz colombiana que ni siquiera estudió el bachillerato porque en concordancia con las enseñanzas de su adorado y sabio padre, tenían la certeza de su inutilidad y que no servía sino para perder el tiempo, como se demostró en las pruebas Pisa en las que Colombia ocupó los últimos lugares, incluso en matemáticas financieras elementales, razón por la cual gran cantidad de ingenuas familias colombianas perdieron hasta lo que no tenían por culpa del sistema de interés compuesto UPAC que hizo brotar lágrimas de sangre.

 

Flora interpretó a Rosario Tijeras, personaje de la novela del escritor Jorge Franco, hermosa muchachita que violaron a los seis años y luego a los trece. Sicaria que emasculaba a los hombres por venganza.

 

Muy poco veo la programación de los canales de televisión y no soporto la banalidad y conductismo de noticieros de radio y televisión. Sólo escucho la W en la madrugada, con Julio Sánchez Cristo que está asqueado porque en este país que sucede de todo no pasa nada. Y la sensual voz de Camila Zuluaga quien enfrenta a los mentirosos y cínicos. Camila Zuluaga es otra mezcla explosiva de talento, belleza, espíritu curioso y crítico, actriz, experta en música, politóloga, periodista, columnista, presentadora, feroz investigadora que trabaja como una endemoniada y es admirada, no solo por sus compañeros de trabajo sino por todos aquellos mortales que la seguimos con OjOs atentos en los programas “Puntos Cardinales” y el noticiero Red + Noticias del Canal Día TV, donde percibimos su voltaje. Sus reportajes con ingredientes perversos desenmascaran a los farsantes. Su gran capacidad de análisis y de trabajo contribuyó a que fuera premiada en 2012, como “La revelación del año” por el Círculo de Periodistas de Bogotá.

 

Otro programa que me atrapó es el No Noticias de Vlado, porque se sale de los esquemas y donde colabora el perverso, serio y elegante Eduardo Arias.

 

Lo he visto con alguna frecuencia. Y me gustó mucho la entrevista que realizó con María Antonia Santos, la hermosa, inteligente y sencilla hija del presidente Juan Manuel Santos, una experta en Neurociencia que trabaja con la Nielsen, empresa donde se analizan, no las respuestas de los encuestados que pueden ser influidas por el espíritu del despiste hacia los encuestadores sino por algo así como los impulsos cerebrales exentos de mentiras. Y Vladdo, extasiado con su presencia, y uno también.

 

Y en el Canal Capital resultó muy buena y la entrevista de Holmann Morris al presidente del Ecuador Rafael Vicente Correa Delgado en la que se pudo percibir el rostro de un político que se sale de los canales obvios así le encante la reelección. Dignidad, sensibilidad social, eficiencia en infraestructura, preferencia del pueblo a las multinacionales, simpatía, ejemplo para otros políticos que lo ignoran.

 

Dicen las fábricas de mentiras que el vuelo MH370 de Malaysia Airlines, se lo tragó el Océano Índico. Un suspicaz investigador sospecha que nunca aparecerá porque en él viajaban tres científicos chinos de la Universidad de Beiging que acababan de patentar un invento llamado “Transformador de metales líquidos” cuya práctica concreta sería muy similar a Terminator, la fusión de la máquina y el hombre con capacidad de autoensamblarse en cuerpos humanos indestructibles.

 

Es la era de los transhumanos, hombres máquina, que reemplazarán la gran caterva de humanos ignorantes y pobres cuyas cabezas no son tan pensantes como las de los científicos. https://www.youtube.com/watch?v=EThWK3yLJtM

 

A los medios de comunicación de masas como elementos conductistas de las élites mundiales les interesa dejarlos como desaparecidos para usufructuar el gran negocio que acabaría con la especie humana proletaria, productora de hijos para la muerte y aconductada por su estupidez.

 

Y tampoco se sabe quien accionó el botoncito que disparó el misil que penetró en las entrañas del jet 777, también de Malaysia Airlines. Dicen las mismas fábricas de mentiras que no se sabe si fueron los insurgentes separatistas con el apoyo de Rusia o soldados simpatizantes de la europeización en Kiev.

 

Y tan raro, hoy en día cuando los espías informáticos saben con certeza absoluta qué comieron sus espiados cuando huelen sus pedos.

 

El señor Snowden espiaba la vida digital de millones de personas, incluso los presidentes de Alemania y Brasil. Y nosotros los ingenuos somos colaboradores voluntarios de quienes están interesados en nuestros datos privados.

 

Los celulares que nos acompañan son micrófonos conectados que pagamos por delatar nuestra ubicación, los contactos, las amantes furtivas y los amantes tinieblos de nuestras fieles compañeras. Confiamos en Google, Skype, Facebook, Dropbox, Twiter.

 

Los organismos de seguridad exigen a compañías de Internet que entreguen información sobre sus clientes, qué páginas web visitan, con quienes interactúan en las redes sociales.

 

Nada se hace para proteger el derecho a la privacidad.

 

Y veinte senadores y 20 representantes del partido político de los sumisos, levitan.

 

Y se destapa el cartel de los pañales y cuadernos. Y ojalá se destape el de los empresarios que financiaron a los asesinos paramilitares.

 

Y Mc Donalds y KFC vendieron carne podrida cuyos proveedores alteraban las fechas de vencimiento como cualquier proceso de bandidos en el poder.

 

Y la modelo brasileña Adriana Limis promovía productos depilatorios en anuncios gigantescos ubicados en Estambul. Y los estúpidos los cubrieron de pies a cabeza con spray negro. “No tiene que ver con la censura 
– decían -. Es una práctica necesaria para salvar a los hombres del adulterio. Y ella respondió: “Bueno, yo no voy a taparme para que sus hombres se pongan piadosos”.

 

“La moda es una forma de fealdad que nos vemos obligados a cambiar cada seis meses”, dice Oliverio Girondo.

 

Y la fealdad es también, como dice Cristina de la Torre en su columna de El Espectador, el martes 22 de julio de 2014: “ el uribato el experimento político más corrupto en la historia reciente de Colombia . . . Contra la supuesta impunidad que favorecería a las FARC, desde un uribismo que persiguió con saña a la corte que juzgaba a su bancada de parapolíticos, favoreció como desmovilizados a miles de traficantes que pasaron por autodefensas y propició la fuga de dignatarios de su gobierno reclamados por la justicia.” http://www.elespectador.com/opinion/uribe-su-palabra-ley-columna-505806

 

Y la tal senadora Wilches como buena apartamentera se robó hasta el inodoro de su oficina del senado. Ladrón que roba a ladrón tiene cien años de perdón.

 

El erotismo es el antídoto contra la violencia, y Álvaro Restrepo dice que el talento lo es contra la pertenencia a los estratos bajos, “la llave que abre la puerta de la marginación y la exclusión . . . En el terreno del arte y los deportes el talento se convierte en un arma. . . Nuestro Gabo, hoy ausente pero omnipresente, es sin duda el mejor y más grande ejemplo. El hijo del telegrafista de Aracataca, el pueblo más olvidado de la mano de Dios, a punta de trabajo y talento puro y duro nos regaló la fórmula de la plenitud y de la muerte”. www.elespectador.com/opinion/el-estrato-t-columna-505574

 

Se me pegan las mañas del periodismo: corto, conciso, claro. Pero no las del columnista que no sabía de geografía y creía que Antioquia era más grande que algunos países centroamericanos.

 

Y las insolentes multinacionales farmacéuticas norteamericanas de medicamentos biotecnológicos están molestas porque quieren eliminar sus precios monopolistas elevadísimos, que no se permita la introducción de genéricos que cuestan veinte veces menos. Y los que deben defender a los colombianos hincan la rodilla ante sus amos. Y con la complicidad de las EPS quebraron a Fosyga.

 

Los extremistas religiosos tratan de absorber a los escritores, poetas y pintores entre sus enaguas, y los hipnotizan con sus aromas lujuriosos para elevarlos a una dimensión moral y política, como vemos en nuestros medios de comunicación.

 

Pero no siempre es así. La Oración Punk del grupo Pussy Riot en una iglesia rusa produjo el encerramiento de dos de sus miembros durante un año con trabajos forzados.

 

Sin embargo en San Petersburgo y en otras ciudades con alguna sensibilidad cultural, los mejores escritores, compositores y pintores con poderes éticos brillan en las placas conmemorativas y bautizan con sus nombres los museos.

 

En Madrid está la Calle Paul Guinard  y en Bogotá el Museo Fernando Botero.

 

He realizado uno que otro homenaje en vida a uno que otro artista que admiro y siempre salgo a deber. Son más agradecidos los muertos como Raúl Gómez Jattin a quien expresé mi admiración en El Espíritu Erótico y El Espíritu Erótico XXI; y Jaime Garzón, alias Heriberto de la Calle, a quien se le construyeron dos monumentos en su honor. Ellos muy agradecidos, para dar las gracias me despiertan con sus voces de ultratumba e interrumpen un coito que consideraba no interruptus.

 

Y ya para terminar por hoy, sufrí acoso sexual en un articulado de Transmilenio. Mientras gozaba del contacto y placer intenso de un sexo femenino, voluminoso y voluptuoso que apretaba mi erección con su espesa y abundante cabellera púbica, cuando ya estaba listo para el éxtasis percibí que mi teléfono celular, de última generación, contra golpes, terremotos, cilindros bomba y muchas cosas más, había desaparecido. No sirvieron de nada mis alaridos ni mis frases vulgares y obscenas.

 

Y la bella ladrona me señaló como un acosador, y la policía con sus pistolas Taser, que bloquean el sistema nervioso central me inmovilizó de un certero disparo, y me desmayé.

 

Y casi me da infarto, dicen los testigos, pero gracias a las pepas y líquidos homeopáticos que tomo para evitarlo, todavía cuento el cuento. Y la plata que llevaba para pagar el servicio telefónico desapareció, y el espantoso periodismo de farándula escribió. “En libertad un acosador sexual porque no había cupo en las estaciones de policía”.

 

Y cansado y exhausto por el acoso sexual y los disparos preventivos, recibí la visita de una cariñosa cómplice que acababa de parir y de cuyos senos prominentes brotaba el nutriente líquido perlático que bebí con ansia loca. Cómo el agradecimiento es compañía de las personas nobles me sugirió que así como yo había bebido su néctar le diera la oportunidad para tomar el mío. Se tomó su teterado y mientras esperábamos la hora de la despedida, con nuestros néctares preparamos panelitas de leche que almacené para atender a las visitas.

 

Y la Fundación Gilberto Alzate Avendaño, con plata del Distrito, premió con quince mil dólares, a Nadia Granados, la accionista más destacada de Colombia, quien con el alías de La Fulminante crea videos de corte político y contestatario que son la delicia de quienes admiran el arte que denuncia las malparideces del establecimiento. Y no sobra decir que la Fulminante fue portada de la ReVista OjOs y una Venus del MaReA.

 

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia