(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

CONFESIONES

 ReVista OjOs.com    JULIO DE 2014

Fernando Guinard por Darío Ortiz

Fernando Guinard

Fernando Guinard por Fernando Maldonado

 

EPITAFIO


Adenda. No 2. “La señora del procurador general de la Nación, Beatriz Hernández de Ordóñez, tristemente célebre por su intemperancia, por su agresividad y por su injerencia burocrática en la oficina de su marido, ha decidido importunar a algunos de mis amigos con quienes ocasionalmente coincide en reuniones sociales. Abusa de ellos y los fastidia enviándome mensajes insultantes y amenazantes, quizás con la esperanza de silenciarme, enfermiza pasión que cultiva junto con su intransigente y perseguidor cónyuge. Es la arrogancia del poder, que siempre es efímero, cosa que no tienen presente los poderositos de ocasión.

Ramiro Bejarano Guzmán

EL ESPECTADOR 28 de junio de 2014

 

Como el maestro Fernando Vallejo, pienso que la gran mayoría de popólíticos son como él los describe en sus entrevistas: estúpidos, bandidos, cínicos, con poder y armas. Y el señor expresidente de la Administradora Colombiana de Pensiones Colpensiones, Pedro Nel Ospina, y dos de sus asesores cercanos, el exvicepresidente de Beneficios y Prestaciones de la entidad, Eduardo Patiño Jiménez y la Directora General, Silvia Elena Ramírez Saavedra, fueron capturados por la Fiscalía por desacato de tutelas.

 

Y el nuevo presidente Mauricio Olivera, exviceministro de Empleo y Pensiones del Ministerio de Trabajo, dice en grabaciones telefónicas muy diplomáticas que van a funcionar más rápido y mejorar el sistema. Y máquinas y máquinas. Y la ineptitud y la desidia en primer plano.

 

Y que “este Gobierno está empeñado en que todos los colombianos reciban protección en la vejez. Por eso Colpensiones seguirá enfocando sus esfuerzos a fortalecer el Régimen  Público de las pensiones, pero también en brindar tranquilidad a quienes hasta ahora no han tenido la posibilidad de ahorrar para su vejez”.

 

Y leo con estupefacción que en Irán y Nigeria se castiga el homosexualismo con pena de muerte.

 

Y que hay 51 millones de refugiados en el planeta y nuestro querido país solo tiene 5 millones de compatriotas desplazados y otro tanto de rebusque en otros países.

 

Y algunos señores de la Tercera Vía que estuvieron en Bogotá, son los mismos que estuvieron en la reunión donde se aprobó el ataque a Irak.

 

Y gran despliegue en la prensa a héroes de la patria como un tal coronel Peláez, el genio que capturó a inocentes para lamer a sus jefes ansiosos de resultados ficticios.

 

Y la imagen desfavorable de la justicia produce vómito. Cortes con atribuciones electorales y carruseles de trampas.

 

Y columnistas como Rodrigo Uprimy, Cecilia Tascón Orozco y Ramiro Bejarano Guzmán sacan la cara por un gremio arrodillado a los intereses de los patrones.

 

Y me hubiera gustado ser futbolista y ganar mucho dinero, pero es un deporte para machos. Cuando era niño y sin entrenador intenté cabecear una pelota que descendía con efecto, y mi cerebro retumbó. Años después, en un potrero de la Universidad Nacional, un señor que jugaba de alero derecho realizó un centro y me levanté, dizque para cabecear, y en el descenso mi pie derecho se tropezó con un hueco y el tobillo se torció, y los huesos se desencajaron, y una hinchazón y un dolor enorme me sacaron del juego. Sólo, cojo, y con lo de la gaseosa, me fui, saltando en un pie hasta el Instituto de Seguros Sociales que estaba en la carrera 30 al sur de la calle 26, y allí, después de una espera como de tres horas me enyesaron, pero como no había muletas para el usuario, tuve que continuar mis saltos en una pata para tomar el bus que me conduciría a mi residencia de estudiante, a rumiar mi soledad y desgracia. Y cuando estaba en el Instituto de Desarrollo Urbano IDU, una vez fuimos a jugar un partido, no me acuerdo ya donde ni contra quien, pero en todo caso dizque yo era un puntero derecho, y de pronto me llegó un pase del armador, corrí como si hubiera visto un paramilitar hacia el área de las dieciocho yardas, y de pronto salí a volar por una zancadilla con patada incluida, y caí como una plasta mierda. Y le dije hijo de puta no sea malparido. Y los compañeros para evitar ser acribillados decidieron terminar el partido. Ese deporte es muy duro. Para sádicos, masoquistas y machos. Y de ahí empezó mi gusto por el ajedrez que también me aburrió, pues hay que pensar mucho.

 

Y muy bueno el artículo del bailarín, educador y coreógrafo Álvaro Restrepo sobre la danza del fútbol. Y muy bueno el de un periodista del Espectador que percibió el crimen que se comete contra la gran selva amazónica por parte de la agricultura de estilo paramilitar que arrasa con todo lo que encuentra a su paso.

 

El muchacho huérfano y joven futbolista colombiano Juan Fernando Quintero tiene una horrorosa historia. Juan Enrique Quintero Cano, su padre, está desaparecido desde el 4 de marzo de 1995. Estaba en una celda de una cárcel militar en el Urabá antioqueño por mandar a la mierda a un comandante del batallón Voltígeros que lo maltrató. Había llegado a servir a la patria a prestar el servicio militar como remiso a sus 23 años. Lo encerraron y lo enviaron de vuelta a Medellín en un camión. Nunca llegó. http://www.elespectador.com/deportes/futbolinternacional/nadie-cree-mas-quintero-el-mismo-articulo-499672

 

Y en el maravilloso programa de Caracol Los Informantes dirigido por María Elvira Arango, entrevistaron a don Alias “Zeus”, un mayor (R) del ejército, condecorado oficial de inteligencia y contraguerrilla, quien a finales de los 90 y 2000, mató con sus propias manos a jóvenes haciéndolos pasar como guerrilleros. No les servían vivos sino muertos para obtener más medallas y permisos. Lo aplaudían, le alimentaban el ego. “Las órdenes venían desde arriba”. http://losinformantes.noticiascaracol.com/reviva-la-emisi%C3%B3n-31-de-los-informantes-1088-capitulo?historia=1091

 

Y tuve una pesadilla terrible que casi me manda para el desaparecimiento: que Al Baghdadi, el centauro Uribe, doña Silvia Gette y doña gata me perseguían con sus OjOs terroríficos. Y que no podría visitar a Antioquia, Caldas, Risaralda, Quindío, Boyacá, Casanare, Tolima, Meta, Guaviare, Caquetá y Amazonas.

 

Por fortuna desperté a la horrible realidad.

 

Tengo la duda de sobrevivir sin pensión y sin ser bandido en un país con mucho crecimiento económico y mucha destrucción de la madre naturaleza que espera el colapso final por la contaminación de los ríos y la deforestación de las selvas.

 

Y los del partido más retardatario del continente maman del Ministerio de Hacienda, Agricultura y las embajadas de Italia y Francia.

 

Michel Foucault (1926-1984) en Historia de la sexualidad afirmó que el psicoanálisis freudiano es uno de los dispositivos de control de la sexualidad que más violencia han ejercido sobre los individuos. Y en literatura, el texto es el elixir de las voces donde el autor- investigador apropiacionista liba los néctares de sus ídolos para retorcerlos.

 

Me gusta que las personas sueñen dormidas y despiertas, que se pregunten si existen o son una partícula sub atómica con alta sensibilidad que extrae los secretos íntimos que las excitan y emocionan, que trabajen cuando se les dé la gana, que apunten sus compromisos y vuelen en compañía de sus amores y desamores, y de todos aquellos que se han cruzado en su camino para bien de la humanidad.

 

Las personas creativas tienen gusto excelente, disfrutan de la belleza y se rodean de ella. Steve Jobs decía que la creatividad es conectar las experiencias vividas para sintetizar nuevas.

 

“Erandy Elizabeth Gutiérrez asesinó con 65 puñaladas a su amiga Abel Báez porque, confesó, quería vengarse porque había publicado en las redes fotos suyas desnuda”.

 

Espero que ninguno de los amigos del MaReA y la ReVista OjOs.com se moleste por publicar sus hermosos cuerpos en todo su esplendor.

 

El gran escritor colombiano Juan Gabriel Vásquez en el Espectador del 7 de julio, cuenta que el narrador de una novela dice: “El nuestro es un país donde se premia la mediocridad y se asesina la excelencia. Se premia la mentira, la calumnia, la trampa. . . La opinión pública es una masa insomne y caprichosa. El ciudadano es casi por principio, perezoso, supersticioso y poco informado”.

 

Y anoche, en mi última pesadilla, soñé que me había fracturado el pene y que no podría volver a tirar ni a masturbarme. Y fui donde el médico, y me dijo que él único remedio era volverlo a fracturar. Desde niño me masturbaba y coleccionaba cuerpos esbeltos de muchachas desnudas que pegaba en álbumes de estampilla y me decían que siempre estarían ante mis OjOs y que no me arrepentiría jamás.

 

Y una de ellas me escribió: “Ningún ministro de cultura, ninguna bruja terrible, ningún periodista o entrevistador ligero, ningún popólítico y otras caspas por el estilo reconocerá tu trabajo, ni tu museo, ni tu revista. Y tendrás que emigrar a México, a seguir los pasos de Gabriel García Márquez, Álvaro Mutis y Fernando Vallejo. O largartear en Roma, Venecia, Florencia, Barcelona o París, tras los espíritus de tus antepasados. Y no importa que no tengas pensión ni ingresos de desempleado pues tienes unos OjOs preciosos de color aceituna y una charla muy agradable. Tu compañía es un regalo de la madre que nos da y nos quita. Estaremos contigo para siempre, hasta el colapso final donde ya no hay pesadillas ni ensueños. Te abrazaremos con todas nuestras fuerzas así no hayas logrado ser un actor porno. Has encendido nuestras libidos latentes y nunca podrás encontrar otras como nosotras. Tu “repugnante museo” donde los cuerpos exaltan los procesos eróticos y los sexos exudan manjares, ya se introdujo en la historia del arte con el frenesí lujurioso que mana y manará por siempre sin cesar. La peor perversión es la castidad, dices que es tu epitafio. Con gusto. Y te cuento que un gran espacio albergará tu colección. Puedes morirte tranquilo. Adiós encanto. Y como el arte erótico no atrae público ignorante, sabrás que es sólo para unas pocas personas iluminadas que captan su importancia para el desarrollo humano y para emascular las taras educativas de este retrasado paraíso infernal manipulado por una extrema derecha cuyo poder real es innegable y mortal.

 

Y ya para terminar palabras de Carlos Duplat, teatrero, escritor, pacifista: “Me dieron y me dieron y me dieron, me inflamaron los testículos a punta de golpes. No me gusta la política porque tiene uno que meterse con lo peorcito de este país".

 

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia