(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

CONFESIONES

 ReVista OjOs.com     ABRIL DE 2014

 

Fernando Guinard por Darío Ortiz

Fernando Guinard

Fernando Guinard por Fernando Maldonado

LIBROS, HISTORIA, PATRIA Y CINE ERÓTICO Y EXPLÍCITO

 

 

Han llegado dos libros. El primero No tengo, no he tenido ni tendré amante” Patriarca de Hipatía, del escritor colombiano Felipe Londoño Benveniste, nacido en Filadelfia, Caldas, que cuenta la asquerosa historia de los popólíticos conservadores y sus asesinatos.

 

Pueblos “donde no sucede nada diferente a la muerte”.

 

“Bandoleros tenebrosos y despiadados constituían el brazo armado de los miembros del directorio (Conservador) para disponer de la vida de cualquier persona sospechosa de desviación partidista o sospechosa de cualquier injuria a los gamonales locales. Así entonces era la vida de cada municipio. En aquel tiempo el  imperio del silencio era una garantía de supervivencia. Nadie veía. Nadie comentaba. Nadie opinaba: eran las conductas seguras para proteger la vida. . . Se ocultaba el nombre de los asesinos en un acto de negación aunque todos y cada uno podrían señalar con el dedo al forajido y a sus reales motivaciones. Cada uno registraba en su silencio y su memoria el nombre y los apellidos de la mano asesina. . . A don Tomás se le tenía como un reputado hombre leal al partido conservador y apreciado como una buena persona, correcta y honorable. . .

 

. . . Ejércitos de mercenarios por demás desmedidos en su codicia. Codicia compartida, con una clase política permisiva que considera los bienes del estado como botín complementario. . .

 

. . . La limpieza social, provocadora de desplazamientos, requisito previo para apoderarse de las tierras de la región, por parte de los gamonales municipales. . . La concentración de la propiedad de la tierra tiene raíces en la matanza y es en la matanza que ella cimienta su preservación al más salvaje estilo, como si el asesinato afianzara los títulos de propiedad; método contundente cuyos resultados son las corrientes de desplazamiento a las cabeceras municipales y luego a las ciudades. . .

 

. . . Por aquel mismo tiempo, en la carretera entre Armenia e Ibagué, un bus fue detenido por liberales que preguntaron quienes iban allí, “somos del conservatorio de Ibagué”, y sin fórmula alguna de juicio los asesinaron a todos, incluido el chofer del bus y su ayudante.

 

Los ignorantes y sanguinarios bandoleros comandados por Tirofijo, no podían distinguir entre un conservatorio de música y un grupo de conservadores. La historia ejemplifica hasta qué punto la irracionalidad llevó a sustentar, por todo el territorio nacional, el asesinato y las masacres . . .

 

. . . Los pacificadores enfrentaron una nueva arremetida, después de sus exitosas experiencias iniciales. El jefe del partido conservador asestó dos puñaladas a un campesino que lo increpó por haber abusado un día antes, en un potrero, de su hija mayor. La policía siempre cuidaba con mucho celo la integridad de los miembros del directorio conservador ante las posibles embestidas de sus enemigos. . .

 

. . . La víspera de una nueva citación en el juzgado promiscuo de Filadelfia, para que se ratificara en su denuncia, el campesino Hermenegildo Giraldo, padre de la abusada, apareció muerto en una zanja con cinco tiros de pistola en su tórax y dos más en la cabeza”. . .  Magnolia, la muchacha violada por el presidente del directorio conservador que apuñaló a su padre y luego lo mandó a matar terminó así:

 

“La tribulación de Magnolia no pudo ser nada diferente a la de quien perdió a su padre por la acción iniciada para defender su honor. Muy temprano, al despuntar el miércoles siguiente, la campesina Magnolia Giraldo, portaba un escrito a máquina. Libelo con caracteres irregulares y tipos sucios unos y apenas visibles otros, que delataba cierta asesoría externa. Con cara congestionada por el pánico y la dura expresión de miedo, radicó ante la secretaria del juzgado una retractación completa de sus declaraciones preliminares formuladas ante la justicia y retiró el denuncio instaurado. Confesó no recordar ni el rostro ni el nombre de quien la violó e ignoraba quien pudo asesinar a su padre y por qué motivos. A media tarde, en la misma zanja donde fue encontrado su padre, se desangró, sin auxilio alguno, después de recibir trece puñaladas. Justo el día de su cumpleaños, de sus primeros y últimos diez y siete años. Magnolia quizás, tampoco supo quien se las propinó. . .”

 

Por eso es que estos hijueputas popólíticos de todas las calañas me producen vómito y no me los soporto cuando abren la jeta en noticieros de televisión y radio y aparecen en las portadas de revistas y anuncios de prensa, entrevistados y publicitados por una clase periodística arrodillada y cómplice.

 

El otro libro, SEXO de CINE Visitaciones y goces de un peregrino de Alberto Garrandes (La Habana, Cuba, 1960) enviado desde Cuba, por intermedio de Fernanda Gutiérrez, por Enrique Garrido, de la galería Luz & Oficios de la Habana, describe, analiza y realiza analogías “de un selecto grupo de películas en las que el sexo es eje. Los temas centrales son el cuerpo sexualizado, las articulaciones del deseo y el proceso de suscitación de sentido por el territorio del placer. Al final realiza un diálogo entre fisgones que completa y moldea fenómenos tan equívocos como la mirada pornográfica, la emancipación de lo obsceno y la levedad del erotismo. Sus temas: La bestialidad instintiva del amor, el mito de de los varones deformes animalizados, lo obsceno, lo extraño, lo extravagante, las abundantes fornicaciones, el poder de las orgías, la seducción y acatamiento, los amores de las chicas con chicos de explícita androginia, etc.

 

Los genios de la literatura, la pintura, el cine, el erotismo, la pornografía, dirigidos por los más grandes directores e interpretados por grandes actores y actrices de espíritu erótico sugerido y desmadrado se analizan con OjOs muy atentos en las películas El interior de un convento (1977), de Walerian Borowczyk; Salon Kitty (1976) y Calígula (1979), de Tinto Brass; Teorema (1968), El Decamerón (1971) y Il fiore delle Mille e una notte (1974), de Pier Paolo Pasolini; Vicios privados, virtudes públicas (1975), de Miklos Jancsó; Un chant d´amour (1950),  cortometraje de Gean Genet; Bitches (1992), de Richard Kern; Ecstasy in Berlin (1926), de María Betty; Henry and June (1990), de Philip Kaufman; Choses secrèts (2002) y Les anges exterminateurs (2006), de Jean Claude Briseeau; The Brown Bunny (2003), de Vincent Gallo; In the Cut (2003), de Jane Campion; Les temp qui reste (2005), de François Ozon; Antichrist (2009), de Lars von Trier; Irréversible (2002), de Gaspar Noé; Intimacy (2001), de Patrice Chéreau; Eyes Wide Shut (1999), de Stanley Kubrick; Ma mère (2004), de Christophe Honoré, lectura contemporánea de la novela homónima, inconclusa y póstuma de Georges Bataille; Lies (1999), de Jang Sun-wu, basado en la novela de Jang Jung-il; 9 songs (2004), de Michael Winterbottom, la película con más sexo explícito de la historia del cine; Ken Park (2002), de Larry Clark y Ed Lachman; Y tu mamá también (2001), de Alfonso Cuarón; Adirty Shame (2004), de John Waters; Anatomía del infierno (2004), de Catherine Breillat; Shame (2011), de Steve McQuenn; Molina´s Ferozz (s.f), de Jorge Molina; El viajero inmóvil (2008), de Tomás Piard; Storytelling (2001), de Tod Solondz; Shortbus (2006), de John Cameron Mitchell; Blue Velvet (1986), Lost Higway (1997) y Mulholland Drive (2001), de David Lynnch; Il portiere di notte (1974), de Liliana Cavani; Grandeur nature (1974), de Luis García Berlanga; El amante de Lady Chatterley (1981) de Just Jaeckin; El último tango en París (1972); Shanduraï o L´assedio y Besieged (1998) de Bernardo Bertolucci; Lucía y el sexo (2001), de Julio Medem; The lover (1992), de Jean Jacques Annaud; The Kreutzer Sonata (2008), de Bernard Rose; Edward II ( 1991), de Derek Jarman; Une vieille maîtresse (2007), de Catherine Breillat; Total Eclipse (1995), de Agnieska Holland; The Pillow Book (1996), de Peter Greenaway; Black Snake Moan (2007), de Craig Brewer; Crash (1996), de David Cronemberg; Wild at Heart (1990), de David Lynch; A single Man (2009), de Tom Ford; 3 (2010), de Tom Tykwer; Une liaison pornographique (1999), de Frédéric Fonteyne; Bound (1996), de los hermanos Wachowski; Lie with Me ( 2005), de Clément Virgo; Lust Caution (2007), de Ang Lee; Map of the sounds of Tokyo (2009), de Isabel Coixet; Una flor congelada (2008), de Ha Yu; 5 veces 2 (2004), de François Ozon; La femme d´à côté (1981), de Francois Truffaut; Baby doll (1956), de Elia Kazan; Reflections in a Golden Eye (1967), de John Huston; Belle de Jour (1967), de Luis Buñuel; Persona (1996), de Ingmar Bergman; Rosemary´s Baby (1968), de Roman Polanski; L´Amour (1969), Prénom Carmen (1983) y Je vous salue, Marie (1985), de Jean-Luc Godard; Los pornógrafos (1966), de Shohei Imamura; La dame aux camélias (1981), de Mauro Bolognini; Querelle (1982), de R.W. Fasbinder; Possession (1981). De Andrzej Zulawski; Lies and videotape (1989), de Steven Soderbergh; No se lo digas a nadie (1998), de Francisco Lombardi; La pianiste (2001), de Michael Haneke; Tabú (1999), de Nagisa Oshima; Far from Heaven (2002), de Todd Haynes; Bram Stoker´s Dracula (1992), de Francis Ford Coppola; El retrato de Dorian Gray, de Oliver Parker; In the Mood for Love (2000), de Wong Kar-wai; Verde verde, de Enrique Pineda Barnet; Marquis (1989), de Henri Xhonneux.

 

Y no se puede dejar pasar por alto el pésimo rendimiento de los estudiantes colombianos en las pruebas de PISA donde Colombia obtuvo el último puesto en las preguntas relacionadas con Resolución de Problemas de la vida diaria y Matemáticas. Y la Ministra de educación del centauro Uribe ni mú, y la actual,  también ni mú.

 

Y la del medio ambiente y su horripilante presencia no percibió la problemática de Casanare invadida por casposos terratenientes, incultos ganaderos, petroleros sin ética conservacionista, asesinos terribles y popólíticos rebandidos.

 

Y la abstención en las elecciones más los votos anulados y en blanco llegó al 70%. Y sigue la dictadura de los ignorantes elegida por bestias. Y el 74% de los bogotanos no votaron, lo que demuestra que hay una crisis profunda de legitimidad y los elegidos son las mismas caspas con sus disfraces. Y los cordobeses, cuna del paramilitarismo eligieron nueve senadores. ¡Horror! Modelo clientelista donde reparten dinero para comprar hasta el silencio. Y una ejecutiva colombiana residente en Texas llamó a los señores periodistas de una emisora capitalina donde trabaja el doctor Popo, y dijo que no había podido negociar con el ejército y con las instituciones castrenses que manejan grandes presupuestos porque había que dar comisión, y los periodistas tan incisivos no dijeron ni mú.

 

Pero hay periodistas como Daniel Coronell que defienden a verdaderos héroes como Hollman Morris que “se ha jugado la vida en búsqueda de la verdad y ha padecido persecuciones y amenazas”.

 

Y León Valencia escribe en Semana: “Los herederos de la parapolítica y los líderes vendidos a nuevas ilegalidades lograron una asombrosa representación: 70 congresistas.

 

Y Alfredo Molano en El Espectador, refiriéndose a la horrible y terrible situación que se vive en Buenaventura manifiesta que la ciudad fue tomada por paramilitares representados en bandas de asesinos especializadas en descuartizar cuerpos, en chantaje, masacres y desaparición forzada, herencia de don Vicente, quien según don Ever, el comandante del bloque Calima, asesinó a más de mil personas ente 2000 y 2001 para sembrar el terror. Y la fuerza pública sin OjOs para ver ni oídos para escuchar los gritos en las casas de pique.

 

Como en las comunas de Medellín y otras ciudades de la costa donde los asesinos protectores paramilitares permitían la compra de tiendas, panaderías, bares, cafés, a lameculos que pagaban su chantaje para operar.

 

“A plena luz del día se lleva a la víctima a garrotazo libre hasta el sitio. . . y en la oscuridad se desmiembra viva. En los barrios populares se oyen los gritos de auxilio y desesperación, el ruido de las motosierras, los golpes de hacha. Las autoridades duermen . . . “Los paramilitares una vez indultados por Uribe, se han reorganizado y siguen haciendo su agosto, no sólo con el tráfico de cocaína sino con la minería de retroexcavadora, con el movimiento del puerto y sus proyectos de ampliación, sino con el comercio en general. . . Todos pagan impuestos. . .”.

http://www.elespectador.com/noticias/nacional/leones-y-bufalos-articulo-481022

 

Y la gente no vota para no perder el tiempo y las maquinarias se aceitan con las mismas gonorreas de siempre.

 

Y Héctor Abad Facio Lince escribe en El Espectador: “Las elecciones en Colombia no han sido nunca un ejemplo de pulcritud. . . Fraude es también llamar a un partido que no es de Centro sino de derecha. Llamar de centro a Pablo Victoria, a José Obdulio, a Ernesto Macías Tovar o a Uribe es como para morirse de risa. Es como decirles centro a las guerrillas de las Farc.

http://www.elespectador.com/opinion/los-votos-del-manicomio-columna-481063

 

2.3% de los propietarios tienen el 58% de la tierra. 46% de la población rural vive en la pobreza, y el 22% en la indigencia.

 

Y la bestia, el centauro, con 352 lameculos. ¡Horror!

 

Y lee uno entrevistas a los petulantes Petro y Vargas Lleras. Y se contradicen en todo. Lógico, son popólíticos.

 

Y hay que leer Por las sendas del Ubérrimo de Iván Cepeda y Alirio Uribe. El lector quedará espantado, paramilitarismo, desalojo violento de tierras y usurpación del poder para beneficios personales.

 

Sexo de cine

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia