(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

COLABORADORES / ÁNGEL BECCASSINO & FERNANDO MALDONADO

Ángel, Beccassino, ReVista OjOs.com, El Espíritu Erótico XXI

NUEVA APARICIÓN DE LA VIRGEN DEL POLLO FRITO


FERNANDO MALDONADO, LA OPERACIÓN CERDOG, Y EL COMIC, FUMETTI, TEBEO, MANGA O BANDE DESSINEE CONSIDERADO COMO NOVENO ARTE.

 

 

POR ÁNGEL BECCASSINO

 

Pablo Picasso amaba los cómics a los que Francis Lacassin denominó el noveno arte, "fruto del sinergismo de la imagen icónica secuencial y del texto literario escrito, que reconcilian dos tradiciones culturales tantas veces antagónicas, la sensorial y la intelectual, la del eros y la del logos", en palabras de Román Gubern.

 

Joyce, Steinbeck, Norman Mailer y muchos grandes escritores también amaron los cómics a partir de ese legado norteamericano inaugurado por los maravillosos dibujos contando, en coincidencia con las primeras investigaciones de Sigmund Freud, los oníricos viajes del niño Little Nemo en el país de los sueños (Winsor McCay, 1905). Esa tradición continuó con Krazy Kat, el gato enamorado del ratón que le arroja ladrillos creado por George Herriman (1910), El Príncipe Valiente de Harold Foster, El gato Fritz de Robert Crumb, Contrato con Dios de Will Eisner, Maus de Art Spiegelman.

 

El comic norteamericano había nacido a fines del siglo XIX en los suplementos de entretenimiento de los diarios norteamericanos, como tiras cómicas ("comic"), y pasa a servir como gran medio educativo integrador para los millones de inmigrantes que llegan al país, al permitir, mediante la asociación de textos simples e imágenes, un rápido conocimiento práctico del idioma inglés. Luego, recogiendo la herencia de los seriales radiofónicos de misterio, cumple la tarea de contribuir a la construcción de autoestima durante la depresión posterior a 1929, mostrando a Estados Unidos como una cultura superior mediante comics como Mandrake, cuyo servidor Lothar renuncia al mundo de una tribu africana para servir al hombre blanco, Flash Gordon que lucha en el planeta Mongo contra el dictador de rasgos orientales Ming y otras historias en cuyo vértice podemos situar el momento (1938) en que Jerry Siegel y Joe Shuster crean Superman, con la tarea de defender a una humanidad sinónimo de Estados Unidos.

 

El paso que hace de puente hacia el comic-arte europeo, según distintos estudios del tema, se da en 1940 cuando Will Eisner publica The Spirit, un héroe que sin utilizar superpoderes sienta su ventaja excepcional en que nadie conocerá jamás su identidad, ya que The Spirit es Denny Colt, investigador privado al que todos dan por muerto. Utilizando su inteligencia, y dejando que las propias contradicciones de los malhechores sean los que acaben con ellos, The Spirit marca un nuevo camino para el comic, tanto en su contenido como en el lenguaje gráfico y el ritmo narrativo.

 

Sobre el comic en Europa reflexiona el coautor de El Discurso del comic, Román Gubern: "El tardío desquite estético europeo en este medio llegó en los años sesenta, cuando ya Andy Warhol, Roy Lichtenstein y las huestes del pop-art habían reclinado sus figuraciones en las galerías de Manhattan.(…) Las provocativas heroínas Valentina, Barbarella, Jodelle, Pravda, recurrieron al erotismo de choque para quebrar las vallas de gueto infantil que oprimían al medio, en un impulso estético concomitante con el de la nueva ola en el cine francés y la nueva sensibilidad propuesta por Antonioni, Alain Resnais, Godard. (…) Fue entonces cuando el mundo académico, de la mano de Umberto Eco, se dignó a echar una mirada al universo de las viñetas y el difunto Tebeo se metamorfoseó en narración figurativa y literatura dibujada."

 

En el otro extremo del planeta, a partir del siglo XI se popularizaron en Japón las imágenes humorísticas de animales seriadas en pergaminos, obra del sacerdote artista Toba (1053-1140). Pero fue durante el período Edo (1600-1867) cuando aparecen los ukiyo-e ("imágenes del mundo flotante"), sucesiones de viñetas hechas a partir de planchas de madera, de temática picaresca y erótica, uno de cuyos principales cultores fue el pintor Katsuhika Kokusai (1760-1849), quien publicó en 1814 el primero de sus Hokusai Manga, uniendo en este término los caracteres man: a pesar de uno mismo, involuntario, y ga: dibujo, imagen, lo que resultaba en algo así como las imágenes a pesar de sí mismas.

 

El manga japonés ha introducido grandes diferencias en el ritmo narrativo, fragmentando escenas e incluso pensamientos en varios cuadros, así como imprimiendo mayor intensidad a la narración mediante el uso de líneas cinéticas para subrayar el movimiento, la velocidad, la acción. En el manga prácticamente no existen textos de apoyo o globos de pensamiento, en tanto hay gran despliegue de onomatopeyas y efectos de sonido de todo tipo, el viento, la lluvia, llegando el maestro Tezuka a crear la onomatopeya "shiin" para expresar el silencio. Kazuo Koike, guionista de manga, explica la estética japonesa en entrevista de Frank Miller (Comics Interview): "Los comics japoneses tienden a que una viñeta interfiera con la viñeta siguiente, formando una secuencia. Cuando Superman vuela en el cielo, si es dibujado en una sola viñeta, resulta una imagen estática. En los cómics japoneses, un personaje volará a lo largo de tres viñetas mientras se enfocan su cabeza, su cuerpo y sus pies."

 

En Latinoamérica el comic se instala con fuerza en la primera mitad del siglo XX, en Brasil, México y Argentina, donde se genera la denominación del comic como historieta, y a partir del trabajo pionero en las editoriales de Buenos Aires de Hugo Pratt, Héctor G. Oesterheld, Alberto Breccia, se llega a influir al comic europeo al incursionar en Milán, Barcelona, París algunos de sus mayores escritores y dibujantes, Horacio Altuna, Carlos Trillo, Jorge Zentner, Carlos Sampayo…, sin olvidar el aporte tremendo al género del chileno Alejandro Jodorosvsky. En Colombia, entre otros proyectos sin continuidad de distintos autores se encuentran los posters murales.

 

(Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá, 1986), y el pequeño libro Besos Vasos Babas Bogokomics/ observaciones sobre la paciencia de la selva (La Compañía de María, 1986), con guiones del coautor de este trabajo Ángel Beccassino ilustrados por, entre otros, Felipe Dothée, Nicolás Lozano, Carlos Santa, Juan Manuel Lugo, Víctor Sánchez, Álvaro Moreno, Mario Quintero, Alejandra Miranda, Diego Herrera, Nicholls.

 

 

En los últimos años además de la multiplicación de autores de culto (Guido Crepax, Moebius, Jodorovsky, Giménez, Enki Bilal, Liberatore, Tamburini, etc.), Joe Sacco, corresponsal de guerra que cubrió Bosnia y Palestina, desarrolló el comic periodístico, comenzando a publicar en la revista Time narraciones en comic sobre la realidad en diversos escenarios bélicos: Zona Protegida, Gorazde, Palestina. En otra dirección, Scott MacCloud impulsando el comic en la red, que prescinde del papel, donde el autor no se ve constreñido por el espacio de una página y sus narraciones avanzan en diagonal o vertical a su capricho, plantea que tras abandonar el papel y el tamaño siempre fijo que imponen las páginas, tampoco hay razones para continuar utilizando viñetas.

 

Insertado en la dinámica experimental del género, el trabajo de Fernando Maldonado y Ángel Beccassino expuesto por el Museo de Arte Erótico Americano en la galería Arte Espacio, parte de un relato gráfico del cual se desprenden múltiples lecturas en varios niveles de abstracción, para conducir a diversas interpretaciones plásticas y literarias.

 

Se contextualiza aquí la pintura como concepto formal esencial, haciendo de cada "página" el equivalente estético de un cuadro autónomo en sus valores pictóricos (dibujo, color, textura, pincelada, etc.), y creando variaciones de tratamiento y composición a lo largo del relato.

 

La construcción permite ver los originales sin texto (27 pinturas al óleo sobre lienzo, formato 100 x 80 cm. cada una), formándose así un nivel de lectura abierta en la que interviene el espectador al imaginar los diálogos y narraciones. Igualmente la muestra incluye una escultura, versión tridimensional de la Virgen del Pollo Frito.

 

Un tercer nivel lo da el libro-comic-catálogo impreso en formato clásico de revista de historietas, en el que se alternan los dibujos preparatorios de cada página- cuadros (incluyendo en ellos los globos y didascalias típicas del relato gráfico), con la imagen final del cuadro terminado. Se incluyen en el catálogo un afiche de la Virgen y estampitas devocionales de la misma, generando un contexto de inserción en lo popular, como interrogante abierto. El libro-comic es una obra paralela que posee la autonomía de ser múltiple y quedar en manos del lector sin que este haya visto necesariamente los originales exhibidos.

 

En su transcripción del guión, como es característico en su obra, Maldonado plantea una versión de la realidad basándose en sus obsesiones, particularmente la exploración del sentido de la vida, acaso porque para él la pintura es una forma de conocimiento, el vehículo para explorar lo que algunos llaman "mundo interior".

 

Observadas con detenimiento sus imágenes son un momento de revelación. En ellas hay dos niveles simultáneos: el interés por la figuración - basado en la idea del arista como testigo de escenas proyectadas en su mente y reconstruidas por medio de la pintura - y otro, no menos esencial, presente en la lectura abstracta de las superficies, la textura de algunos sectores, el barrido, la veladura, elementos de señalamiento en sí mismos.

 

Maldonado sabe bien que toda pintura "realista" no es una copia del mundo sensible, si no más bien, una interpretación subjetiva y por lo tanto individual.

 

Los temas en él son pretextos para la forma, la materia y la ejecución del cuadro. Sin embargo, podemos leer en ellos y percibir claves que nos acercan al mestizaje cultural de América: brujos o entidades, plantas con atributos mágicos y medicinales, animales como guías de otras latitudes, mujeres sensuales u hombres ensimismados en ceremonias secretas para entablar tratos con la esquiva eternidad.

 

Todo ello tiene lugar aquí en nuestro generoso territorio, en nuestras ciudades donde cotidianamente, debajo de la apariencia de normalidad, los hechos contradicen una y otra vez la explicación racional del mundo. En cada trazo, en cada cuadro de esta propuesta, Maldonado nos da su testimonio personal de esta dimensión paralela.

(Diamante, Argentina, 1948). Realiza desde 1970 propuestas de arte mediante intervenciones en el espacio público, videoinstalaciones, videoesculturas, performances,

ensamblajes, collages, instalaciones fotográficas, happenings mediáticos. Escritor, músico, fotógrafo, periodista.

Ha realizado propuestas en galerías y centros de arte de Nueva York, Tokio, Buenos Aires, Río de Janeiro, Berlín, Bogotá, México, Barcelona, Quito, Medellín, Cali y otras ciudades.

Como fotógrafo tiene publicados seis libros, entre ellos Los Bordes de la Realidad (1983), Laberintos y Oráculos (1986, edición del Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá), Todo Beso es un Iceberg (premio Lápiz de Acero, Colombia, 2000), El Hígado del Circo un Espejo (II Bienal de Amor & Éxtasis, 77 Orgasmos/Reflexiones sobre el morir (Frank Laser, 2005). Como periodista ha sido corresponsal de medios gráficos iberoamericanos en Asia y Europa, cubriendo en Beirut, durante la década de los 80s, la guerra del Líbano, y en Colombia diversas alternativas de la violencia que vive el país.

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia