(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

COLABORADORES / ANDRÉS DELGADO

 ReVista OjOs.com   SEPTIEMBRE DE 2017

¿Si puedo vivirlo, para qué quiero que me lo cuenten?




Alguna vez, una amiga me dijo que en el fondo todas las mujeres son unas putas, pero el miedo y la vergüenza las reprimen. Y la periodista Josefina Licitra, en una violenta diatriba contra los hombres que van donde las putas, confesó que lo que más la irritaba de un putañero es que le estaba dando a ella el lugar de santa: "y yo, –dice Josefina–, que cada tanto sueño con ser puta pero soy periodista, no me lo merezco".

 

Si usted es de las mujeres que, como la gran periodista, de vez en cuando se antoja de ejercer como puta sofisticada y glamurosa, entonces usted pertenece a esa entretenida raza de mujeres a la que está dedicado este libro. Usted es de las que pensaría: ¿Si puedo vivirlo para que quiero que me lo cuenten?

 

Si por otro lado el tema le importa, la toca, le causa curiosidad, estas crónicas serán una pista para descorrer la intriga. A lo mejor no quiera irse de puta fina, pero tal vez le gustaría visitar un striptease o tener un chat sexual con su pareja. Entonces, luego de exponerse a la experiencia usted dirá: ¿Si puedo vivirlo para que quiero que me lo cuenten?

 

Pero si de pronto, y pasando al otro carril del género, usted es un caballero, uno que frecuenta a las putas, bebe, conversa, baila y se revuelca con ellas, se preguntará lo mismo con una variación: ¿Si lo vivo, para qué quiero que me lo cuenten? Entonces se le contestará que esta colección de textos le mostrará ese territorio que ya conoce, pero visto desde otro balcón, desde uno literario y periodístico, donde podrá darle otro  empaque a su tendencia putañera. Incluso llegará a tener un piso teórico con el que argumente su fetiche.

 

Pero si usted es un caballero que nunca se va de putas y sin embargo también le pica la curiosidad, entonces usted pertenece a la segunda raza antes mencionada, una que siente curiosidad pero no se atreve a saltar por encima del jardín del recato. Entonces este libro también es para usted. Porque este collage de historias también está dirigido a mojigatos curiosos, antojados constreñidos, que miran de reojo, sin saber que mirar de reojo es mirar dos veces. Y entonces, luego de leerlo, se antoje de pagarle una pieza de motel a su esposa, o se volará un viernes por la noche a tomarse un aguardiente con una copera, visitará un bar, se relajará, e intentará vivir con conciencia ese momento, respirará con hondura, conversará con la chica, tal vez bailará un merengue y volverá a la casa con el solo pecado de compartir un aguardiente con una desconocida. Y tal vez se sienta un poco más despabilado, más sensible ante la vida, más vivo. Tal vez llegue amando más a su mujer. O detestándola. Y entonces se preguntará: ¿Si puedo vivirlo para que quiero que me lo cuenten?

 

Pero si a usted le da pudor hablar de putas, de sexo o del cuerpo… Si usted es de las mujeres que nunca se mira desnuda al espejo, si es de los hombres que se fastidia con el porno, si le avergüenza la erótica, ni siente curiosidad por la posición que tiene la ciencia frente al sexo, ni la historia del culo, ni las mentiras del porno…, si no le incita, ni le provoca, ni le intriga, ni le gusta, ni le ayuda, ni le refuerza…, este libro no es para usted. Déjelo. Usted merece otras lecturas. Porque acá trataremos temas tabú: las putas, el sexo y el cuerpo.

 

No es una apología a la prostitución, ni al porno, ni al libertinaje. Más faltaba. No es un señalamiento a las chicas que se dedican al oficio, ni a los putañeros insaciables, ni a los curiosos mojigatos. Es más bien una reflexión, una deliberación, un ejercicio de repaso. Una introspección reflejada físicamente, una reflexión vivida. Sabiendo que pensamiento, lenguaje y experiencia son sinónimos, una unidad. Esto siempre y cuando la experiencia se viva con intensidad, con los cinco sentidos bien despiertos. -Digamos que son cinco para no alargar. A veces se dice que son más. Por ejemplo: ¿Cómo se entera usted que tiene ganas de ir al baño? Habrá un sentido para sentir esa reacción-. Como sea, este libro también habla del cuerpo, de los sentidos, de esas antenas que nos ayudan a recibir las experiencias y que nunca adulteran sus mensajes, porque como lo dijo John Keats “la carne es honesta y los órganos no mienten”. Pero no entremos a filosofar, porque entonces no arrancamos a leer lo que interesa.

 

Más allá de cualquier fetiche y adoración, más allá de cualquier historia particular, la pregunta de esta presentación queda servida en la mesa: ¿Si puedo vivirlo para que quiero que me lo cuenten? Y la podríamos aplicar a las reseñas de los conciertos del año, a las críticas de cine en cartelera, a las secciones de restaurantes sofisticados, comidas callejeras, exóticas o tradicionales. Crónicas sobre ritos y ceremonias estrambóticas. ¿Si puedo vivirlo para que quiero que me lo cuenten? Visitas a mercados populares, a lugares peligrosos, lejanos, inhóspitos, esas crónicas de viajes que, siendo extraordinarias, dejan una sensación de impotencia y frustración porque no podemos realizarlas nosotros mismos. Este libro es una provocación para los que no quieren leer el mundo en libros, ni verlo por televisión, menos en fotos por Facebook o Twitter. Este es un libro para quienes evitan escuchar las historias y prefieren vivirlas.

Medellín, 1978.

 

Prestó servicio militar obligatorio a finales de los noventa y esa experiencia en las filas le suministró el material para publicar la novela Sabotaje, 2012. Terminó Ingeniería de Producción en la Universidad Eafit y es miembro del comité editorial de Universo Centro, periódico del underground paisa. De manera que ha sido militar, ingeniero y periodista. Escribe un blog para el eltiempo.com y sus crónicas han aparecido en varias revistas colombianas, argentinas, mexicanas y españolas.

 

Actualmente dirige talleres de narrativa y periodismo literario.

 

En Twitter no lo busque por su nombre, encuéntrelo como @moleskine32.

Noches de estriptís - Andrés Delgado

 

VOLVER A COLABORADORES                           VOLVER A SUMARIO

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia