(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

COLABORADORES / DANIEL DE CULLÁ

 ReVista OjOs.com    SEPTIEMBRE DE 2012

AMOR, VIDA Y MUERTE EN HUGG STEERS

 

Steers es un corazón de la casa del Sida. El es un pintor “misacantano”, ordenado en el Orgullo y que celebró su gaycismo a finales de los 80, como un pimpollo que nace al pie del mirto.

 

Su ceremonia hospitalaria, en su “Hospital Man”, es una respuesta que se representa y recuerda los hechos del Nuevo Orden Gay, especialmente en su pasión y muerte. Muchos artistas y no, amigos de él, iban cayendo en el sacrificio concelebrado, salvado y reconciliado en las fórmulas y pinceladas realizadas en ese misterio de transustanciación pictórica.

 

La ilustración de los aspectos gay muestra una sensibilidad especial aunque a Steers se le apliquen calificativos dispares relativos a su objeto y a la materia que conforma y celebra la gayzación circunstanciales. Hose y Man & I.V. son como dos cuadros rezados, cantados, mayores, del gallo, de gloria, de difuntos, de réquiem, de viático.

 

Steers celebra los hospitales y la muerte, su sexualidad y enfermedad. Muere a los 32 años. El virus es el sacerdote que le asiste en su muerte, y le ordena del presbiterado gay. El dijo en la revista Connoisseur: Mi mal me hace saber más de la mis a la media, abriéndome la interrogante de ¿En qué pararan estos males? ¿Cómo acabará esto? ¿De qué manera se resolverá esta negrura de vida y muerte?

 

La respuesta está en sus cuadros pintados casi al borde de la muerte. Cuadros de estilo teatral, figurativos de un amor y una pena que le gritan: “Ya te escarmentarás; ya verás lo que va a pasarte”. Pero él sabe que por recibir viático y dar pintadas nunca se pierde jornada. Y dibuja baños de hospital, camas, enfermos invadidos de ironía e inocente romanticismo de muerte a la espera.

 

Su vida fue un desafío a la muerte, un desafío al Sida. Sus cuadros contienen el Libro, las oraciones que se dedican a la enfermedad de la Vida, y que se mantienen en el tiempo durante la celebración cruel y dolorosa de la enfermedad y su vulnerabilidad. Son el drama como en el tipo de imprenta menor que el peticano y mayor que el parangona.

 

El dibuja y pinta las figuras con amor inusual, como sólo lo sabe hace un gay, saliéndose de lo corriente y ordinario, como sucede en la pintura heterosexual. Sus lienzos tienen un color seropositivo. Fue querido y anunciado en el New York Times, The New Yorker, Art in America, el Washington Post, Out magazine, y Connoisseur, y estuvo expuesto en la New York Gallery.

 

Decía, mientras pintaba sus cuadros: Yo sé vivir con mi enfermedad y con el Arte. Steers fue una persona de amor, muy aficionado al trato humano, el de verdad de la buena.

Daniel de Cullá

(España, 1945). De origen castellano aragonés. Tras años de pobreza y soledad, muy joven, se fue a estudiar a los Seminarios de Segovia y Madrid.

Más tarde, cuando abandonó

los estudios de Magisterio y Filosofía y Letras viajó a Inglaterra, Países Bajos y Francia donde estudió las lenguas madres de los

países que visitó. En ese periplo trabajó como portero

nocturno en hoteles, tostador de pan y ayudante de  cocinero.

Poeta, escritor, ensayista, pintor y fotógrafo, es miembro

fundador de las revistas literarias Gallotricolor y Flash

Republicano. Su producción y publicaciones se han multiplicado sin cansancio. Figura destacada de la literatura universal, está

considerado como el gran poeta de Castilla. Su poesía es transparente y en ella

brillan ricas imágenes de corte surrealista.

Su tema favorito es el Amor. Su obra Las Bragas del Maromal fue llevada al teatro. Miembro de la Asociación Colegial de Escritores de España.

En la actualidad participa en espectáculos que funden

pintura, poesía, música y teatro.

Dirige la revista de Arte y Cultura ROBESPIERRE.

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia